Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Diálogos Expansión: Bienestar / header desktop
Publicidad

Nuestras Historias

Medir la diabetes para controlarla a tiempo

Las enfermedades crónicas se detectan cuando ya es tarde y el tratamiento es más costoso. La Fundación Carlos Slim tiene una propuesta para desarmar la bomba de tiempo.
Female Diabetic Checking Blood Sugar Levels
En todo el mundo la intolerancia a la glucosa aumentó en un 0.17% por cada grado Celsius de aumento.
Presentado por

Lo que crece la economía mexicana se va en pagar los costos de las enfermedades crónicas. Cada año, la economía crece un poco más de 2%. Y tan solo la carga económica de la diabetes equivale a 2.25% del Producto Interno Bruto. Es como si la economía mexicana no creciera: la riqueza que generamos se va en atender esas enfermedades.

Ve aquí todos los materiales del Especial #DiálogosExpansión

Y la carga económica de las enfermedades crónicas crece cada año porque una gran parte de las personas que las padecen no se da cuenta hasta que es demasiado tarde. Si la diabetes o la hipertensión, dos de las principales causas de muerte en México, se detectaran a tiempo, podrían tener una mejor calidad de vida por más tiempo y su tratamiento sería mucho más barato y efectivo. Pero se detectan cuando ya es necesario pagar hospitales, medicinas más caras y tratamientos costosos.

Tan solo por la diabetes, se estima que la carga económica es de 362 mil millones de pesos al año, equivalentes a 2.25% del PIB nacional. Esa carga está compuesta de dos grandes elementos: los costos directos, es decir, lo que se gasta en medicinas, pruebas de laboratorio, transporte del paciente a las consultas y atención de las complicaciones. Y los costos indirectos: la baja en la productividad de los pacientes (por ausentismo, incapacidades, invalidez) y la pérdida económica por la muerte prematura del trabajador.

Publicidad

Lee: Este es el costo de tratar (y prevenir) la diabetes

La mayor parte de los costos directos, el 87%, se va a la atención de complicaciones, que se podrían evitar si las personas con diabetes recibieran un tratamiento adecuado y oportuno. Como señala un documento de la Fundación Mexicana para la Salud, “la falta de detección oportuna y los bajos niveles de control de la diabetes han resultado en numerosas complicaciones de salud y una calidad de vida en general más baja para la población que la padece”.

Un paciente con diabetes que se atiende a tiempo y tiene un control adecuado de la enfermedad evita sufrir más daños. Pero en México, casi la mitad de los pacientes con diabetes tiene hipertensión y/o disminución de la vista. Y al no cuidarse, aumenta las probabilidades de sufrir un ataque cardiaco o de tener fallas en los riñones, que requerirán diálisis, dolorosas física y emocionalmente, y costosas para el paciente, la familia y el sistema de salud. Lo mismo pasa con otras enfermedades crónicas, que son detectadas cuando ya es demasiado tarde.

Como solución a este problema, se ha propuesto detectar a tiempo estas enfermedades. Lo que se mide se controla, y por eso la Fundación Carlos Slim para la Salud diseñó la estrategia Medición Integrada para la Detección Oportuna (MIDO). Porque sabemos que México enfrenta una epidemia de enfermedades no contagiosas, en especial diabetes, hipertensión, obesidad y dislipidemias. Pero los individuos que las padecen no necesariamente lo saben.

Lee: Una forma para que México combata la diabetes y obesidad

Al día de hoy, se ha realizado MIDO a 855 mil 720 personas. Se encontró que de las personas que tenían diagnóstico previo de diabetes, más de la mitad, 58% no la tenían bien controlada. Y descubrió que, sin saberlo, 13.7% de la población padece prediabetes (un nivel de azúcar en la sangre muy cercano a la diabetes y que está a tiempo de ser revertido) y 6% tiene diabetes y no lo sabía. Esto confirma varias estimaciones que señalan que cerca de la mitad de la población que padece diabetes en México no lo sabe hasta que es demasiado tarde. Algo similar sucede con la hipertensión arterial. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2016, la cuarta parte de la población mexicana la padece, pero 40% de ellos no lo sabe.

MIDO hace la valoración entre personas que de otra manera no se harían los estudios. En lugar de esperar que vayan a las clínicas o a los laboratorios a solicitar exámenes que tal vez ni conocen, se mide a las personas en sitios de gran circulación, como las estaciones del transporte público y se les entregan los resultados en el momento.

La medición se da en dos formas, con una unidad móvil, dentro de los centros de salud y con una mochila que puede llevarse a las comunidades o a los hogares. La unidad móvil mide a las personas que acompañan a los pacientes a la atención médica y las mochilas sirven para los lugares donde se reúnen las familias o la comunidad.

Lee: Mexicanos van por más ropa para detectar cáncer y diabetes

La intención de una iniciativa como MIDO es prevenir que una persona desarrolle una enfermedad, mejorar su calidad de vida, y con ello revertir el aumento de los costos para atender las complicaciones de las enfermedades crónicas no transmisibles. Esta tendría que ser una prioridad de la sociedad, dado que las tres principales causas de muerte son las enfermedades del corazón, la diabetes mellitus y los tumores malignos, que concentran 47% de los fallecimientos, según un informe del Instituto Mexicano de la Competitividad.

El costo por las enfermedades médicas recae cada vez más en las familias. Del total del gasto en salud, 41% corresponde al que desembolsan las familias, de los porcentajes más altos entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Con la detección oportuna de las enfermedades, se puede actuar para modificar gran parte de los hábitos que las complican. La información tendrá que servir para ayudar a la sociedad a entender que se requiere un cambio en la forma de alimentación y en el estilo de vida, para incluir más alimentos sanos y hacer más ejercicio.

Lee: Que la diabetes no te impida conquistar el Everest

MIDO permitirá que la población esté más enterada de sus padecimientos. Ahora habrá que empezar a cambiar hábitos. De acuerdo con la Ensanut 2016, menos de la mitad de la población de México consume verduras diariamente y alrededor de 80% toma bebidas endulzadas al menos tres días a la semana.

Los resultados de MIDO también señalan que es necesario actuar entre los pacientes que ya han sido diagnosticados, pero que no tienen los resultados que podrían tener si siguieran el tratamiento adecuado.

La medición servirá para definir con más claridad los tratamientos y para aumentar la efectividad de estos. Falta mejorar la atención médica y el conocimiento de los médicos y enfermeros sobre el tratamiento más adecuado, para sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión y enfermedades cardíacas. Pero para enfrentar un problema, primero hay que medirlo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad