Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

header_1500x250.png
galeria_desktop_1200x50 (1).jpg

El uso responsable del agua en la cadena productiva

Para reducir su huella hídrica, Grupo Bimbo promueve el uso eficiente, tratamiento y reutilización del agua en todas sus operaciones.
lun 23 diciembre 2019 06:19 PM
98956262
Bimbo ha invertido en tecnología que favorece el bajo consumo, facilita la captación de aguas pluviales y permite el adecuado tratamiento de las aguas residuales.

Grupo Bimbo está fortaleciendo su modelo de sustentabilidad con estrategias como la construcción de parques eólicos y solares para el aprovechamiento de las energías renovables y la conformación de una flotilla de reparto eléctrica, así como políticas de manejo de residuos secos y la disminución de la huella hídrica en sus procesos.

Precisamente, para lograr buenos resultados, las líneas de acción que sigue abarcan: la disminución de consumo de agua, la implementación de nuevas tecnologías y los procedimientos de tratamiento y reutilización de aguas residuales.

Publicidad

“Desde hace muchos años, hemos venido resolviendo las descargas de agua, el uso de las plantas de tratamiento y el reciclaje en los centros de ventas. Esto nos permite reducir, de forma importante, la carga que tienen estas aguas residuales y cómo las reincorporamos a los sistemas naturales municipales”, explica Javier González Franco, director general adjunto de Grupo Bimbo.

Por ejemplo, se han ocupado de sustituir sus sistemas de refrigeración, compresores y lavadoras de equipos por unos más eficientes para hacer un uso más responsable de este recurso. Además, el grupo cuenta con siete fuentes de captación y almacenamiento de agua pluvial en diversas plantas y centros de ventas en el país.

Para el tratamiento de las aguas residuales, han invertido en 37 plantas que dan resultado para el riego de áreas verdes, los servicios sanitarios y el lavado de los vehículos, todo ello con un método amigable con el ambiente para reaprovechar el recurso hídrico.

Así, con la aplicación de estas buenas prácticas, Grupo Bimbo logró disminuir 2% el consumo total de agua por cada tonelada durante 2018, además de reutilizar 74% del líquido sometido a procesos de tratamiento y emplear 91% del agua de lluvia recolectada.

“El agua que procesamos es de mejor calidad que los requerimientos que establece la norma oficial. De igual manera, además de usarla para servicios alternativos como la jardinería, con ella hacemos infiltraciones para devolverla a nuestros terrenos”, agrega el directivo.

Publicidad

Sin embargo, estas estrategias también cubren otros territorios, además de México. En Centro y Sudamérica operan 67 plantas de tratamiento para generar las mejores condiciones para que el agua retorne a la naturaleza, al igual que los sistemas de tratamiento situados en las instalaciones del grupo en Estados Unidos y España.

Todo ello con la meta de reducir la huella hídrica de la compañía a nivel mundial y alienarse con el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que busca garantizar la disponibilidad de agua libre de impurezas, su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

La huella hídrica es un indicador de la apropiación humana de agua dulce, que ayuda a comprender mejor la escasez y la contaminación del agua en muchos lugares, siendo una herramienta cada vez más utilizada en distintas latitudes para la mejorar la gestión integrada de recursos hídricos.
Instituto Mexicano de Tecnología del Agua

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad