Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Ser un líder de negocios es solitario: lecciones de una quiebra

Mi quiebra sirve de ejemplo pues, al ver en retrospectiva me doy cuenta que, aunque el mercado fue muy agresivo, no pude mantenerme porque no tenía el liderazgo
mar 04 agosto 2020 01:30 PM
Screen Shot 2020-08-04 at 12.39.24.png
Esta crisis es también una oportunidad para generar comunidades de líderes empresariales en donde nos apoyemos.

Por: Daniel Marcos, CEO Growth Institute.

Imagina que diriges un pequeño banco hipotecario en Estados Unidos. Estás en tu oficina un 15 de septiembre de 2008 cuando un miembro de tu equipo entra desconcertado: ¡Lehman Brothers cayó, se declararon en quiebra!

Al principio no entiendes lo que dice, te paralizas. Nunca antes en tu vida laboral habías experimentado tanto temor, pues estás frente a una de las crisis económicas más profundas jamás registradas y en la industria más perjudicada para afrontarla.

Ese era yo frente al desafío más grande de mi carrera. La crisis tuvo un impacto tan fuerte que fue inevitable la quiebra de mi empresa y, todavía más inevitable, terminar con una deuda millonaria.

Publicidad

Caí en depresión, me encerré por días en una habitación y, para cuando me decidí a salir, no quería tocar el tema con nadie. Mi familia tuvo que intervenir. Lo siguiente fueron momentos de reflexión, aceptación, lágrimas y mucho aprendizaje. Era mi primer gran fracaso luego de haber dirigido, escalado y vendido una exitosa empresa de más de 1,200 personas, y en la cual demostré que podía ser un gran CEO; por lo que el golpe fue devastador.

Gracias al apoyo de mi familia logré retomar mi camino como emprendedor, lo que me llevó a entender lo solitario que es ser un líder de negocios. Es solitario encontrarte en la cima del negocio porque sientes que todo el trabajo y el éxito del negocio son tu responsabilidad: vendes, administras, planificas, ejecutas, debes responder a tu equipo, a tus inversores, proveedores, socios y, al mismo tiempo, a tu familia.

Siempre debes tener la respuesta correcta, mostrarte fuerte y positivo aún cuando las cosas no marchan bien, debes motivar a tu equipo y tener pensamientos claros. Llegamos a sentirnos abrumados y no hay alguien a quien puedas recurrir que entienda lo que implica, pues aunque estés rodeado de gente bien intencionada que quieran apoyar, su experiencia y visión no les permite entenderlo.

Luego de mi quiebra y gracias a una recomendación de otro CEO me uní a una comunidad de líderes empresariales en el programa Birthing of Giants del MIT y, sin duda alguna, ha sido la mejor educación empresarial que he recibido. Me encontré rodeado de experimentados y muy exitosos empresarios de todo el mundo.

Al principio fue intimidante por el éxito de estos líderes pero pronto me di cuenta que participar no se trataba sobre cuán grande es tu empresa, sino cuánto puedes compartir y apoyar a otros a través de tus luchas, dudas e inseguridades. Estaba rodeado por compañeros que entendían el viaje del CEO desde la experiencia.

Solo otro líder de negocios puede decirte: “¿Estás estancado con tu estrategia? Tal vez no estás considerando esto...”. “Yo también despertaba aterrado a mitad de la noche con temor a perder mi empresa". “¿No logras ejecutar tu plan y alinear a tu equipo? Deberías considerar esto...".

Pertenecer a esta comunidad me ayudó a atravesar momentos difíciles en lo personal y entender mejor mi rol como CEO.

Desde entonces me he unido y he formado comunidades de líderes empresariales con la intención de apoyar, escuchar, conocer su perspectiva, acciones y decisiones; algo que se ha vuelto crucial a la hora de afrontar la crisis actual, que sin duda será más complicada y prolongada que la crisis del 2008 (el Fondo Monetario Internacional estimó una caída del 3% en la economía sólo en 2020, lo que representa 30 veces la caída del 2008).

Publicidad

La crisis generada por el Covid-19 redefinirá el modelo económico en la próxima década. Ante la ausencia de los gobiernos para ayudar a las empresas (en México sólo 7.8% por ciento de las empresas recibió apoyo económico para afrontar la crisis actual, INEGI), el liderazgo y colaboración conjunta entre empresas y sus líderes será crucial.

Cambiaremos a un modelo de shared economy que permita asociarnos, compartir ganancias, costos, atraer clientes y, al mismo tiempo, compartir conocimientos, estrategias y experiencia. He visto que en el contexto actual los líderes están más abiertos a probar cosas nuevas y encontrar formas de hacer negocio en conjunto. El reto ahora será definir la fórmula para integrar proyectos, entregar valor y asegurar el comercio justo.

Esta crisis es también una oportunidad para generar comunidades de líderes empresariales en donde nos apoyemos. Las comunidades brindan guía y apoyo al momento de tomar decisiones difíciles, te ayudan a detectar nuevos mercados, oportunidades de negocios e identificar tendencias. Algo que desearía haber tenido durante la crisis del 2008.

Mi quiebra sirve de ejemplo pues, al ver en retrospectiva me doy cuenta que, aunque el mercado fue muy agresivo, no pude mantenerme porque no tenía el liderazgo indicado para sacar mi empresa adelante. Esta es una gran oportunidad para fortalecernos como líderes y encontrar, día a día, la mejor forma de superar esta crisis.

Conoce la comunidad de Club de Líderes que Revista Expansión, en asociación con Growth Institute, trae para ti. Una comunidad de más de 500 líderes empresariales que aprenden e interactúan para fortalecer su negocio, completamente en línea. Conócela aquí

Publicidad

Tags

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad