Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El sutil arte de reportarse enfermo

Estas son varias recomendaciones de expertos sobre cómo notificar al jefe que uno está enfermo y qué pasos tomar según la gravedad del padecimiento y la prolongación de la ausencia.
sáb 23 febrero 2019 07:00 AM
Enfermo - enfermedad - reportarse enfermo
Si te sientes bien para responder correos electrónicos o mensajes de texto, puedes decir que planeas revisarlos periódicamente. Si no, no dudes en decir que no estarás disponible.

(CNN) – ¿Pasaste la noche en el baño tras comer algo que te cayó mal y todavía te sientes indispuesto o indispuesta? ¿Qué vas a decirle a tu jefe?

Mientras que algunas personas dudan en compartir las razones personales por las que necesitan un día libre de último momento, otras pueden comunicar demasiado para demostrar que no están haciéndose la pinta.

Lee: Cómo cuidar la salud mental de tus colaboradores

Pero no es necesario que reveles todos los detalles escabrosos cuando llames para avisar que estás enfermo. "No tiene que demostrarle tu enfermedad a nadie", apuntó Vicki Salemi, experta en carreras en Monster.com.

Y mejor dejemos una cosa en claro: si está enfermo, quédate en casa. No hay razón para correr el riesgo de contagiar a tus compañeros de trabajo o dilatar tu propia recuperación. Y no deberías sentir ninguna culpa por tomar un tiempo para recuperarte.

"Es un beneficio al que tienes derecho, no te disculpes por tomarlo", dijo Janel Anderson, experta en comunicación laboral.

Publicidad

Sé breve

Menos es más cuando se trata de compartir detalles sobre tu enfermedad o asunto personal con el jefe.

"Di lo menos posible sin ser críptico", sugirió Karen Friedman, experta en liderazgo y comunicación.

Lee: Lo que los jefes adictos al trabajo quieren que sepas

Ella recomendó decir algo así como: Hola gerente, lamento no poder ir al trabajo hoy, tengo fiebre y estoy en cama, o no me siento bien y me ausentaré hoy, pero espero incorporarme mañana.

Explicar los detalles no es necesario, y cuanto más detalles agregues, más sospechas puedes despertar. "Si estás explicando demasiado, puedes hacer que parezca que estás tratando de convencerlos y poner excusas".

Te presentamos 5 tips para mantener felices a tus trabajadores

Reconoce el mal momento

¿Qué pasa si el día que te enfermas es bastante sospechoso, pero estás realmente enfermo? ¿Qué tal si te ausentas justo después del Super Bowl, de un fin de semana festivo o de la fiesta de la oficina?

Lee: 6 pasos para renunciar a tu trabajo con la frente en alto

Reconoce que el momento es malo, lamenta la terrible coincidencia, pero mantente firme. Di algo como: Me encantaría decir que me divertí mucho la noche previa, pero ni siquiera soy fanático de la NFL, sugirió Patricia Rossi, autora de "Everyday Etiquette".

Sé realista con tus capacidades

Fija expectativas de tu disponibilidad cuando llames o notifiques por escrito que estás enfermo.

Si te sientes bien para responder correos electrónicos o mensajes de texto, puedes decir que planeas revisarlos periódicamente. Si no, no dudes en decir que no estarás disponible.

"Si tienes un dolor de cabeza realmente grave y tienes que hacer un trabajo que requiera pensar, analizar y razonar, probablemente no podrás dar lo mejor de ti. Delégalo a un colega o espera a que te sientas mejor", dijo Anderson.

OPINIÓN: ¿Por qué invertir en el bienestar y la salud de los empleados?

Si crees que esto podría ser el comienzo de un malestar más grande que te mantendrá fuera de la oficina por unos días, dile a tu jefe que llamarás al final del día para comunicarle si mañana estarás en condiciones de incorporarte.

Si anticipas ausentarte por unos días, intente avisarle a tu jefe con la mayor antelación posible.

A quién informar

El aviso de enfermedad breve y preciso debes enviarlo o comunicarlo a tu jefe y a cualquier otra persona que pueda verse afectada por tu ausencia.

Luego envía un correo electrónico de seguimiento a tus colegas con cualquier documento o información que puedan necesitar para continuar trabajando.

Cómo trabajar con un jefe adicto al trabajo

Cuando se trata de a quién debes informar acerca de tu ausencia, familiarízate con el protocolo de tu empresa. Tal vez debas notificar a Recursos Humanos. Si estás indispuesto por algunos días, algunos empleadores te pedirán una nota del médico.

Tranquiliza a tu jefe

Los jefes deben ser respetuosos con tu necesidad de tiempo libre, pero un proyecto importante o una reunión con un cliente pueden hacer que se sientan intranquilos y te presionen para que no faltes.

Dales un poco de tranquilidad, pero no te sientas obligado a dar más detalles.

"Ten un sólido plan de contingencia, diles que [tu compañero fulanito] hará un gran trabajo en tu lugar", dijo Anderson. "También puedes agregar que no estarías velando por los intereses de la compañía si te presentas a trabajar hoy".

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad