Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿No te cae bien uno de tus empleados? Descubre cómo superarlo

Si las actitudes de tu colaborador te está volviendo loco, es útil descubrir y asumir las causas de tu aversión, recomiendan expertos.
jue 29 agosto 2019 10:00 AM
Liderazgo.
El trabajo del líder es descubrir cómo motivar al equipo, independientemente de sus sentimientos personales, aunque esto no significa fingir que todo está bien.

(Jeanne Sahadi / CNN) — ¿Cómo ves a este tipo? ¿Quién se cree que es? Tan grosero. Tan creído. Tan hablador. ¡Me vuelve loco!

Si alguna vez piensas este tipo de cosas sobre alguien que te reporta, es probable que aborrezcas lidiar con él.

Es un dilema común para cualquiera que dirija un equipo, ya sea en las bases o en la alta dirección.

“Cualquier persona que lidere gente se topa con esto en algún momento de su carrera”, dice Eric Pliner, CEO de la firma de asesoramiento de liderazgo YSC Consulting.

Pero eso no lo hace más fácil.

Publicidad

Es tu trabajo como líder descubrir cómo motivar y manejar a todos en tu equipo, independientemente de tus sentimientos personales.

“Los gerentes experimentados saben que no puedes simplemente evadir el problema”, menciona Kristi Hedges, fundadora de una empresa de asesoría de liderazgo The Hedges Company.

Lee más: Los 4 errores de los que más se arrepiente un CEO

Tampoco puedes fingir que todo está bien y que nadie lo sabrá. La persona que no te gusta sentirá tu hostilidad, y el resto de tu equipo también.

“Si no asumes que te cae mal alguien, saldrá a flote de otras maneras”, refiere Lolly Daskal, fundadora de la consultora Lead FromWithin y autora de ‘The Leadership Gap: What Gets Between You and Your Greatness’.

Daskal cuenta que una vez asesoró a un CEO que rutinariamente le gritaba a la única persona que le caía mal en las reuniones de equipo. Sin embargo, cuando ella le decía al directivo lo que había dicho y la manera en que lo hacía, él lo negaba.

Sé honesto sobre tus detonantes

Reconocer que no te gusta uno de tus subordinados no significa expresar tus sentimientos a esa persona ni a ninguna otro integrante de tu equipo. Eso sería un error.

"Tienes que saber dónde despotricar. No hables con el director financiero sobre la directora de mercadotecnia, porque el director financiero pensará, si él me habla de ella, ¿qué estará diciendo sobre mí?”, aconseja Daskal.

Publicidad

Si necesitas un interlocutor, busca una persona de confianza fuera de la empresa. O, sugiere Pliner, habla con un compañero de confianza en la compañía que no trabaje en estrecha colaboración con tu equipo, pero que te haya visto interactuar con la persona que te está molestando y pueda ofrecerte alguna perspectiva.

Sin embargo, lo más importante es descubrir por qué ese miembro del equipo te saca tanto de quicio, especialmente si otros no están respondiendo tan negativamente como tú hacia él.

Tal vez esa persona hace cosas que nunca te permites hacer porque siempre sigues las reglas, y te molesta que él no lo haga y se salga con la suya. O tal vez te hace sentir inseguro sobre tu trabajo.

“Reaccionamos más fuertemente a lo que ocultamos o que nos desagrada de nosotros mismos”, dice Hedges. “Identifícalo y entiéndelo para que puedas liberar algo de energía de la situación”.

Sé objetivo

Para que la relación funcione, ten en cuenta que “no tienen que agradarte todos tus empleados y no a todos tienes que agradarles. Pero sí tienes que demostrar respeto genuino ”, menciona Pliner.

Ese respeto nace de la creencia fundamental de que alguien tiene algo valioso que aportar. Así que enfócate en lo que esa persona aporta.

Y habla con él para establecer expectativas muy claras de lo que ambos necesitan para trabajar bien juntos. Pregúntale qué necesita de ti para tener éxito. Luego dile lo que necesitas y esperas de él, explica Pliner.

Publicidad

Cuando se trata de hacer evaluaciones, verifica cómo las has hecho con las personas que te agradan y asegúrate de seguir el mismo enfoque con la persona que no te gusta, dice Hedges.

Y si es de ayuda, también puedes consultar confidencialmente con un líder en recursos humanos, que puede ofrecer una perspectiva útil y otras herramientas para ayudarte a mantener la relación en el camino correcto.

Date cuenta de que tienes que cambiar

Como líder, tienes la responsabilidad de garantizar una relación funcional con cada miembro de tu equipo.

“Un gerente no puede decir: 'Esta persona hace que mi vida sea un infierno'. Debes lidiar con ellos de manera profesional y dejar tus conflictos personales en la puerta”, aconseja LaToi Mayo, socia de la firma de abogados laborales Littler Mendelson. “ Eres responsable de establecer el tono profesional ”.

Daskal recuerda cuando trabajó con un cliente que estaba desquiciándose por un subordinado que hablaba sin cesar. Entonces ella le recomendó que cambiara su enfoque. Ahora él interrumpe al empleado y le dice: “Esa es una idea brillante. ¿Puedo hacer una pregunta?”

Al hacerle un cumplido al empleado, eso lo detiene en seco y abre la puerta a un diálogo, dice.

Hedges también recomienda sentir curiosidad por las personas que te desagradan. Pregúntales sobre sus vidas. Eso puede arrojar luz sobre las comportamientos o actitudes que te molestan.

También puedes encontrar “una pepita de oro de cosas en común” con ellos, menciona Hedges. “Y eso podría ablandar tu punto de vista”.

No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad