Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Mujeres en la Fórmula 1? Estos son los retos que enfrentan para abrirse paso

Tatiana Calderón, piloto de pruebas del Alfa Romeo Racing, cuenta los retos a lo largo de su carrera, desde conseguir la confianza de patrocinadores y equipos hasta tener que modificar su auto.
mié 16 septiembre 2020 05:01 AM
Tatiana Calderón
Tatiana Calderón manejó un F1 por primera vez en un Gran Premio de México, hace un par de años, y espera que el cambio de reglamento en 2022 abra nuevas oportunidades dentro del campeonato, en tanto que habrá un rediseño en los vehículos y movimientos en la parrilla de pilotos.

Las mujeres no solo se están abriendo paso dentro de la esfera corporativa de la industria automotriz, sino que también están ganando espacios dentro del automovilismo deportivo. Tatiana Calderón, piloto de pruebas del equipo de Fórmula 1 Alfa Romeo Racing, es una de las primeras mujeres que ha logrado llegar al máximo campeonato de carreras.

Publicidad

Descubrió su pasión cuando tenía nueve años y su hermana Paula la llevó a una pista de alquiler de karts y le compró un turno de cinco minutos. “Yo me enamoré de la velocidad y de la adrenalina”, cuenta en una videoentrevista, mientras se proyectaban fotos de sus primeros podios en las pistas de karts.

Hace cuatro años, Calderón fue fichada por el equipo Alfa Romeo Racing -Sauber Motorsport AG- para correr como piloto de pruebas en la F1. “Creyeron en mis capacidades: empecé en el simulador y poco a poco me han dado más oportunidades. Me han tratado como un piloto más”, dice.

Tatiana Calderón inicios
Los inicios de Tatiana Calderón en las pistas de karts.

Pero su camino hasta allí ha estado lleno de retos, desde el entrenamiento físico para desarrollar la masa muscular adicional necesaria para soportar la fuerza de las frenadas -las mujeres tienen en promedio 30% menos masa que los hombres-, hasta hacer ajustes a su monoplaza, conseguir patrocinadores que confiaran en su trabajo y obtener el voto de confianza de los equipos.

“No ha sido fácil, ha habido muchas horas de entrenamiento específico y ha habido muchas cosas que he tenido que adaptar porque hay muy pocas mujeres en este deporte, que está pensado todavía mucho para los hombres, desde el diseño de los autos hasta la mentalidad de los directivos de equipos y los ingenieros”, dice.

Esta idea de que el automovilismo es un “deporte de hombres” ha hecho que las mujeres tengan que adaptar los vehículos para poder mejorar su desempeño. “Al principio yo no tenía buenas frenadas y el ingeniero me decía que tenía que trabajar más en la fuerza de mis piernas”, cuenta. “Pero a pesar de que yo me mataba en el gimnasio, seguía sin tener resultados”.

Después de poner una cámara GoPro a la altura del pedal, los ingenieros observaron que el problema era que, al tener las piernas más cortas y el pie más pequeño que el de sus compañeros, estaba frenando con la punta de los dedos de los pies en lugar de hacerlo con la planta completa. Esto reducía la fuerza de su frenado. Algo similar pasaba con el volante, cuyo grosor le ocasionaba, después de varias vueltas, calambres en las manos.

“En F1, media décima de segundo puede hacer la diferencia en la posición en la que quedas. Cada pequeño detalle es muy importante. En el caso de la fuerza de frenado, por ejemplo, si vas a 300 km/h y te pasas cinco metros, vas directo al muro”, explica Calderón, quien ha puesto el tema sobre la mesa para que las medidas de las mujeres también se tomen en cuenta cuando se desarrollan los monoplaza. “Que esta no sea una barrera más que romper sino que empecemos en las mismas condiciones que un hombre”.

Publicidad

Recientemente, Calderón acaba de correr su primera carrera en la Súper Fórmula, que es similar a la F1 en Japón, donde hacer un buen papel suele ser clave para subir como piloto titular en F1. “Creo que respondí bien, pero son solo 20 asientos en F1. Y tenemos casos como el del tetracampeón del mundo, Sebastián Vettel, que se quedó sin asiento por unos meses antes de que Racing Point lo fichara. La cosa no está nada fácil, pero si lo fuera cualquiera lo haría”, dice.

Calderón manejó un monoplaza de F1 por primera vez en un Gran Premio de México, hace un par de años, y espera que el cambio de reglamento en 2022 genere nuevas oportunidades dentro del campeonato, en tanto que habrá un rediseño en los vehículos y movimientos en la parrilla de pilotos.

La piloto de origen colombiano –que por ahora no está yendo a los circuitos de F1 porque solo van los pilotos titulares debido a la pandemia–, correrá las 24 horas de Le Mans en un equipo femenil, sin embargo, ella no ve en las carreras de mujeres el futuro. “Creo que más que circuitos de mujeres necesitamos tener oportunidades en equipos buenos de F1 para poder demostrar nuestro potencial y para poder aprender más”, dice.

Ella ahora es parte de la Comisión de Mujeres en el Automovilismo de la FIA, que se ha asociado con la expiloto británica Susie Wolff, para facilitar la completa integración de las mujeres en los deportes del motor, mediante programas educativos destinados a chicas de entre ocho y 18 años, así como crear eventos que sirvan para fomentar la presencia de mujeres en los eventos deportivos.

“Queremos demostrar a las niñas que el automovilismo es una opción más para ellas. Obtener un asiento en un equipo bueno ahora es complicado para una mujer porque no creen que lo puedas hacer bien. A veces nos juzgan antes de ver nuestro desempeño en la pista. Llegas, y de entrada, esperan muy poco de ti”, dice Calderón, quien reconoce que poder tener a más mujeres pilotenado monoplazas en los circuitos de carreras va a ser un proceso largo. “Hay una idea muy arraigada de que las mujeres manejan mal. Vemos que los papás llevan a la pista de karts al hijo y a la hija la ponen a jugar con las muñecas. Hay que empezar a cambiar esto".

Ella está convencida de que la mejor forma de demostrar que las mujeres merecen oportunidades es con el cronometro en mano. "Es la mejor forma de callar a todos los que creen que las mujeres no pueden manejar rápido y bien. Finalmente, el tiempo es lo que manda en el automovilismo”.

Publicidad
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad