Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La oportunidad de negocio que se abre entre el gobierno y las empresas

El actual CEO de la firma de asuntos públicos Public/Corporate Solutions, Xiuh Tenorio, asegura que a ningún país le conviene que las relaciones entre ambos sectores estén rotas.
mar 02 agosto 2022 05:00 AM
Xiuh Tenorio
Después de 15 años en la política, Xiuh Tenorio decidió cambiar de rumbo para dedicarse al mundo empresarial y pasar más tiempo con su familia.

Xiuh Tenorio creció en un hogar donde la política fue el tema de todos los días. Pero las charlas nunca fueron aburridas, y lo que pareciera un tópico controversial para muchos, para sus papás -un periodista y una socióloga- era el ingrediente que daba sazón a la sobremesa.

“Me tocó escuchar sobre los fraudes electorales, la controvertida elección del 88, cuando Cuauhtémoc Cárdenas ganó la elección en la Ciudad de México, del ejército zapatista y también del asesinato de Luis Donaldo Colosio y de Francisco Ruiz Massieu. Haber crecido en este contexto me llevó a estudiar Ciencia Política en el ITAM y después una maestría en Políticas Públicas Comparadas en Flacso”, cuenta.

Sin embargo, su primer acercamiento con el sector público fue cuando era estudiante de bachillerato y logró colaborar con Roberto Campa, actual director de Asuntos Públicos de FEMSA, mientras que su primera responsabilidad formal llegó en 2000 al ganar Vicente Fox la presidencia de la República.

Publicidad

Tenorio recuerda que al partido azul no le alcanzaban los cuadros para llenar la administración pública, así que voltearon a ver a las universidades. Él tenía 22 años y recién había egresado de la carrera cuando se incorporó a la Coordinación de Asesores de la Secretaría de Gobernación, al frente de María Amparo Casar, quien fue su mentora por dos años y hoy funge como presidenta ejecutiva de la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Xiuh consideró que crear un nuevo partido político era la solución para tener más alternativas a lo que ya estaba sobre la mesa, por lo decidió sumarse a la creación de Nueva Alianza.

“Fue un acuerdo entre tres organizaciones: el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, el Movimiento Indígena Popular y Conciencia Política, en el que todos éramos egresados de universidades privadas. Gracias a eso yo formé parte de la dirigencia nacional y uno de los candidatos para ocupar espacios de elección popular”, menciona.

Para Tenorio, la política es una rueda de la fortuna, en la que lo importante es estar. Con esta idea en mente fue ocupando diversos cargos. A nivel local fue coordinador general de Educación cuando Mario Delgado era el secretario. Y en el ámbito federal fungió como director de Participación Ciudadana en la Secretaría de Gobernación, durante la administración de Enrique Peña Nieto. Luego, en 2015, el Partido Verde lo presentó como precandidato para contender por la jefatura delegacional en Benito Juárez y buscar una alianza con el PRD. Tenorio se retiró después de la elección.

 

El giro hacia la actividad empresarial

Desvanecerse en un evento público y recibir la noticia de que sería papá lo impulsó a dejar la política. "Cambiaron mis prioridades", expresa, pues la vida en el sector público es compleja, es demandante a pesar de que se cree que los funcionarios o legisladores no trabajan.

“La realidad es que quien se lo toma en serio sí pasa largas jornadas y está sujeto a un gran estrés, a grandes responsabilidades, en la que puedes tener consecuencias legales y penales si algo no sale bien. Llevar ese ritmo por muchos años conlleva un deterioro en la salud”, señala.

De repente, Tenorio se enfrentó a no tener un cargo, un salario o un partido. Lo único que tenía era la convicción de querer construir una vida profesional en un terreno distinto que le permitiera estar con su familia, así que decidió aprovechar su experiencia para dirigir una agencia de asuntos públicos, Estrategias Públicas Locales (EPLOC).

Magda Rodríguez, psicóloga y consultora en desarrollo organizacional, refiere que no hay una edad para reinventarse y cambiar de rumbo. Las circunstancias se van presentando y es válido y oportuno que una persona se mueva de lugar cuando esas circunstancias ya no empatan con el proceso de vida.

“La mayoría de las personas se queda por el miedo a lo desconocido, aunque eso es peor", explica la experta. Es el caso, por ejemplo, de las personas a las que no les gusta su empleo, pero se quedan. "Ya no hay el mismo interés ni compromiso y su infelicidad termina reflejándose en su productividad y en los resultados”, añade.

En esta nueva etapa, Tenorio tuvo que estudiar un MBA en el ITAM y un curso de Alta Dirección Empresarial en el Ipade para entender mejor el sector privado. “Por supuesto que mi corazón sigue latiendo por lo público, es un tema que me gusta. Yo desayuno, como y ceno política porque ahora mi función es conectar ambos mundos, crear puentes”.

Tras el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, la agencia de asuntos públicos floreció. Antes, comenta, la fortaleza del sector privado era conocer a Manlio Fabio Beltrones o a Emilio Gamboa. Hoy esa ‘ventaja competitiva’ se esfumó. La administración pública y las empresas se quedaron prácticamente sin contactos.

“Es un gobierno que tiene menos tendencia a ver favorablemente al sector privado y se vuelve más compleja la interacción, pero a nadie le conviene que estén rotos los puentes. Justo cuando triunfa AMLO nos empezaron a buscar con más frecuencia y surgieron algunos proyectos interesantes”.

La creación de P/C Solutions

Para 2019, Tenorio y su equipo se dieron cuenta de que varios de los proyectos que tenían estaban relacionados con estrategias de comunicación que movieran las agendas. EP/C es la segunda compañía que crearon para atender estas necesidades.

“Por ejemplo, la sequía. Hace un año nadie quería hablar de esto y hoy todos lo quieren resolver. A veces es necesario mover los temas en la agenda para que los actores políticos puedan tomar decisiones”, dice.

En 2020, crearon Consultoras en Género y Gobierno, pero el problema es que los clientes no sabían que las tres empresas pertenecían al mismo grupo, así que optaron por diseñar un paraguas que las cobijara y ofreciera los servicios de forma integrada: P/C Solutions.

Desde la fundación de la primera compañía, Tenorio ha asesorado a más de 30 empresas, entre ellas está Didi, la cual buscó asesoría para entrar al mercado mexicano. También Pfizer México, uno de los jugadores más importantes cuando el Covid-19 no estaba en el radar de nadie, y FEMSA, con la llegada de OXXO Gas.

P/C Solutions invirtió 2 millones de dólares para expandirse a América Latina. La idea es operar en Centroamérica, tomando Guatemala y Costa Rica como eje, Colombia, Argentina y al último Brasil.

La estrategia primero contempla abrir oficinas en Colombia y contratar talento local que se sume a la plantilla conformada por 40 colaboradores. Tenorio detalla que solo están esperando que tome posesión el presidente Gustavo Petro, el próximo 7 agosto. En Centroamérica, por otro lado, formaron una alianza con la agencia Boreal para operar en la región. Hasta ahora, ya tienen cuatro proyectos caminando.

Tenorio tiene grandes expectativas y espera hablar de un crecimiento a partir de 2023. “Ocho países latinos ya están gobernados por la izquierda, prácticamente toda la región va a estar liderada por ella, entonces creemos que lo que hemos aprendido en México puede ser de mucha utilidad”.

“A ningún país le conviene que las relaciones estén rotas entre el sector público y privado, porque tanto el gobierno necesita de la inversión privada como las empresas requieren un gobierno, cuyas decisiones generen las condiciones para el crecimiento económico. Ahí es donde nosotros podemos encontrar puntos de encuentro, siempre en el marco de la ley”, concluye.

 
No te pierdas de nada
Te enviamos un correo a la semana con el resumen de lo más importante.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde.

Publicidad