Publicidad
Publicidad

El CEO de Goldman Sachs ve probabilidades negativas para la economía de EU

El CEO del banco, Lloyd Blankfein, dice que el mayor gasto y los recortes fiscales del gobierno de Trump podrían sobrecalentar la economía de EU.
Lloyd Blankfein
Lloyd Blankfein El CEO cree que el ánimo optimista actual está infundido de recuerdos de los días que precedieron a la crisis financiera mundial. (Foto: Brendan McDermid/REUTERS)

Lloyd Blankfein está preocupado de que una racha de gasto del gobierno de Donald Trump pueda sobrecalentar la economía estadounidense.

“Las probabilidades de un mal resultado han aumentado”, dijo el presidente ejecutivo de Goldman Sachs a Christine Romans de CNN en una entrevista emitida el miércoles.

Blankfein destacó que la economía ya estaba avanzando a buen ritmo antes de que el gobierno federal la inyectara con 1.5 billones de dólares en recortes de impuestos y 300,000 millones de dólares en gastos adicionales, elevando el déficit presupuestario. Y ahora, el presidente Trump ha propuesto un paquete de infraestructura de 200,000 millones de dólares.

Ese tipo de gasto normalmente se reserva para recesiones —o al menos para recuperaciones frágiles—, no para auges económicos.

Publicidad

Aunque no es su “caso base”, Blankfein dijo que el riesgo es que todo ese estímulo pueda ser “un exceso de algo bueno” para la economía y para los mercados financieros.

Lee: Trump es muy optimista para reducir el déficit fiscal de EU

"No olviden, todos estos déficits tienen que pagarse”, dijo al margen de la 10,000 Small Business Summit de Goldman.

Wall Street celebró en grande después de que Trump y el Congreso controlado por los republicanos realizaran importantes recortes de impuestos en diciembre. En un momento dado el mes pasado, el Dow subió 45% desde el nivel en que estaba cuando Trump ganó las elecciones. El índice saltó 1,000 puntos en el periodo de solo siete días de operaciones en enero.

Publicidad

nullEl optimismo también está en aumento entre las compañías más pequeñas. Una encuesta reciente de la National Federation of Independent Businesses descubrió que los propietarios de pequeñas empresas dicen que este es el mejor momento en décadas para expandirse.

Para Blankfein, que se convirtió en el CEO de Goldman hace casi 12 años, el ánimo optimista actual está infundido de recuerdos de los días embriagadores que precedieron a la crisis financiera mundial.

“¿Qué podría salir mal? No me he sentido tan bien desde 2006”, bromeó.

Los inversores han comenzado a preocuparse por una posible resaca. Los temores de que la inflación obligue a la Reserva Federal a poner fin a la fiesta al elevar agresivamente las tasas de interés provocó que el Dow cayera 1,300 puntos, o 5.2%, la semana pasada. Fue la mayor caída semanal del índice en dos años.

Publicidad

Recomendamos: Trump amenaza a socios comerciales con "impuesto recíproco"

“Si la economía comienza a sobrecalentarse, y la Fed siente que está rezagada” ante la inflación, tendrá que actuar, dijo Blankfein.

Las preocupaciones sobre la inflación galopante obligaron a la Reserva Federal a moverse súbitamente en 1994, al elevar las tasas dramáticamente más de lo previsto por Wall Street.

“Recuerdo 1994”, dijo Blankfein. “Eso también es posible. Sería muy desagradable para la economía”.

Publicidad

Las ventas pesadas ya han elevado el rendimiento del Tesoro a 10 años del 2.4% al inicio de 2018 a alrededor del 2.85% en la actualidad. Eso es crucial porque los bonos del Tesoro ayudan a establecer el precio de prácticamente todos los demás activos. Un mayor rendimiento de la deuda pública de Estados Unidos, que se considera una inversión ultra segura, podría dañar la demanda de activos más riesgosos, como las acciones.

Si bien los rendimientos del Tesoro siguen siendo históricamente bajos, están subiendo. Eso se debe a una variedad de razones, incluida una economía más fuerte, más inflación y preocupaciones sobre el aumento del déficit que podría llegar a 1 billón de dólares en el año fiscal 2019.

La racha de gastos en Washington obligará al Tesoro a endeudarse más emitiendo más bonos. Esos bonos deberán venderse al mismo tiempo que la Reserva Federal está reduciendo sus esfuerzos de estímulo pasados, que fueron conocidos como flexibilización cuantitativa, al deshacerse de grandes cantidades de bonos del Tesoro.

Lee: 4 datos que sabemos del plan de infraestructura de Trump

Publicidad

“Tienen un competidor: el banco central”, dijo Blankfein. “Van a vender en el mismo tipo de mercado a los mismos inversionistas”.

Para ser claros, Blankfein no está prediciendo un desastre. Señaló que las tasas de interés siguen siendo relativamente bajas y dijo que su “caso base” es que la economía se mantendrá por buen camino.

Aún así, instó a los inversionistas individuales a andar con cuidado.

“No apostaría todo”, dijo Blankfein. “Con el aumento de las tasas de la Reserva Federal, con el retiro de la flexibilización cuantitativa, con el aumento del déficit presupuestario, no diría que este es el momento en el que maximizaría mi riesgo”.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad