Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El efecto "amigo date cuenta" alcanza al equipo económico de AMLO

Poco a poco, los integrantes del equipo de AMLO han matizado la intervención que tendría el gobierno entrante en los precios de los combustibles.

El efecto "amigo date cuenta" llega poco a poco al equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador en el tema de los combustibles, ya que será el mercado quien fije los precios de las gasolinas en el país, de acuerdo con especialistas. Los futuros tomadores de decisiones se están "readaptando" a la realidad y reconociendo lo que implican sus propuestas políticas, afirmaron.

Alfonso Romo, futuro titular de la Oficina de la Presidencia de López Obrador, dijo el miércoles que en lo referente a los precios del mercado no habrá cambios ni nada nuevo y que será este quien dicte cuánto costará llenar el tanque de gasolina.

“No vamos a hacer nada nuevo, no vamos a cambiar nada para no crear incertidumbre, estamos creando confianza, entonces no vamos a hacer nada que afecte la confianza, nada”, dijo Romo el martes en un foro citado por la agencia Notimex.

Lee: Los tres riesgos si se controla el precio de la gasolina

Para los especialistas, las declaraciones de Romo son una señal de que el futuro gobierno se está percatando del impacto de congelar los precios de las gasolinas, como propusieron en campaña, tanto a nivel fiscal como social.

“Ahorita se dan cuenta cuando ya tienen al tigre enfrente que los recursos fiscales no alcanzan. Si ellos paran el precio y lo congelan se detiene también el creciente ingreso que se tiene por el IEPS y el IVA”, dijo a Expansión el académico del Tecnológico de Monterrey, Raymundo Tenorio.

Publicidad

“Vamos a seguir con la política actual, no vamos a subsidiar, no vamos a controlar, no vamos a hacer nada que no sea de mercado, todo es de mercado”, dijo Alfonso Romo citado por El Financiero. Cabe recordar que durante su campaña, AMLO prometió que no habría más gasolinazos en su sexenio,

Actualmente, el precio de la gasolina y el diésel se fija a través de tres componentes: el precio internacional de la materia prima (petróleo), los costos de transformación y la logística para que llegue al consumidor final. Hacienda suaviza los efectos con alzas y bajas en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS).

Romo dijo que ese uso del IEPS y su efecto suavizante se mantendrá y que se cuidará en bajar el gasto corriente “para no comernos ese colchón que se tiene del IEPS”, según recoge El Financiero.

“Lo más congruente y lo de más sentido común y económicamente es no mover nada de lo que ya está ahorita”, consideró por su parte el especialista en energía, Ramsés Pech.

En las declaraciones de Romo, los expertos ven señales de que ahora el equipo está revisando con mayor profundidad la información y el contexto sobre los precios de los combustibles.

“Se dan cuenta que hay debilidad fiscal si lo hacen (si cambian la política actual)", explicó Tenorio. “Es reconocer que tiene que dejar que el mercado siga funcionado de manera libre".

Pech indicó que el futuro se está "readaptando" y que seguirá con eso conforme avance el tiempo. “Existe en la nueva administración una readaptación del mercado en función de las condiciones globales que están pasando hoy en día”

“No están mal, están bien porque se están readaptando (...) van a tener que hacer muchas readaptaciones de corto plazo cuando tomen la administración", puntualizó.

Recientemente, Gerardo Esquivel, futuro subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda dijo que si no se logran suficientes ahorros en el presupuesto, el gobierno de AMLO ajustará los alcances de sus programas sociales como el de aprendices para apoyar a jóvenes.

En México se importa el 70% de las gasolinas que se consumen, la Magna es menos cara y la que más se usa, y el gobierno amortigua los incrementos que experimenta reduciendo la cuota de IEPS, desde el año pasado, explicó hacer unos días Luis Miguel Labardini, socio de Marcos y Asociados, Infraestructura y Energía.

“Otorgar este estímulo representa una menor llegada de ingresos para el gobierno, entonces se está viendo que se concentra el apoyo fiscal en la gasolina Magna, utilizada por la mayoría de la población, mientras que da un menor apoyo fiscal para la Premium, un bien para la población con mayores recursos”, refirió Labardini.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad