Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La Fed realiza tras bambalinas un experimento que perturba a los mercados

Las tasas históricamente bajas y un enorme balance general le dan al banco central de EU poderes limitados para luchar contra una recesión, que los inversores temen esté a la vuelta de la esquina.

NUEVA YORK (CNN)- Las alzas de tasas de la Reserva Federal están robando todos los titulares. Pero tras bambalinas, la Fed está llevando a cabo un experimento de 4.5 billones de dólares. Y está perturbando a los mercados financieros globales.

Para reactivar la economía y el mercado, en 2008, la Fed dio el paso sin precedentes de consumir grandes cantidades de bonos del gobierno y valores hipotecarios.

El programa, conocido como flexibilización cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés), tenía como objetivo reducir los costos de los préstamos a largo plazo. Los bancos centrales extranjeros también se unieron.

Aunque los economistas debaten el impacto en la economía real, el QE actuó como un motor turbo para el mercado de valores.

Recomendamos: Trump encuentra una nueva amenaza: la Reserva Federal

En octubre de 2017, la Reserva Federal decidió que la economía finalmente estaba lo suficientemente saludable como para comenzar a reducir su balance de 4.5 billones de dólares.

Publicidad

El llamado ajuste cuantitativo (QT, por sus siglas en inglés) se aceleró a 50,000 millones de dólares al mes en el cuarto trimestre de 2018, precisamente cuando la volatilidad del mercado se disparó.

Muchos observadores del mercado creen que la contracción del balance —que ha bajado 500,000 millones de dólares desde su pico— ha contribuido, como mínimo, a la turbulencia en los mercados financieros.

“Una vez que la Fed comenzó el ajuste cuantitativo, el mercado de valores global cayo justo en el momento previsto”, dijo el martes el legendario inversor Jeff Gundlach durante un webcast.

Para despedir el año, la Fed eleva las tasas de interés en Estados Unidos

“Hay una correlación misteriosa”, dijo Gundlach, fundador de la firma de inversiones DoubleLine Capital.

Incluso Trump tuiteó sobre el QT

Los bancos centrales globales, incluida la Fed, compraron colectivamente 9.1 billones de dólares en activos entre 2010 y 2017, de acuerdo con Bank of America Merrill Lynch. Ese fenómeno alentó a los inversionistas a invertir dinero en fondos de crédito, reduciendo los costos de los préstamos y exprimiendo los precios de las acciones.

Pero esa poderosa tendencia se revirtió en 2018, cuando los balances generales de los bancos centrales globales se redujeron por primera vez desde la crisis, indicó Bank of America. No sorprende que haya sido el peor año del mercado de valores de Estados Unidos en una década.

Y no es casualidad que el mercado de bonos basura se haya cerrado. Diciembre marcó el primer mes sin que se emitiera un bono de alto rendimiento estadounidense desde noviembre de 2008, según Dealogic.

Lee: Trump arremete de nuevo contra el hombre que eligió para dirigir la Fed

“Creemos firmemente que la liquidez y el crédito son el ’pegamento’ del mercado alcista”, escribió a los clientes Michael Hartnett, director de estrategia de inversiones del Bank of America, en un informe a fines de diciembre.

Incluso el presidente estadounidense, Donald Trump, ha expresado su opinión sobre el ajuste cuantitativo. “No permitan que el mercado se vuelva más ilíquido de lo que ya es”, escribió Trump a la Reserva Federal el 18 de diciembre.

“Deténganse en los 50,000. Sientan el mercado, no simplemente se guíen por números sin sentido”.

Fed encabeza la lista de temores

El reciente caos en el mercado no se debió principalmente a la reducción del balance general de la Reserva Federal.

La ola de ventas en Wall Street se desató por los temores de una recesión, las preocupaciones sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China y las preocupaciones de que la Fed subiera las tasas más rápidamente de lo que la economía pueda manejar. La mejora en esos tres frentes ha desencadenado desde entonces una gran recuperación en el mercado de valores.

“Si reuniéramos a todos los sospechosos obvios para explicar esa venta masiva, diría que el sospechoso número uno sería la Reserva Federal”, dijo Ed Yardeni, presidente de la firma de asesoría de inversiones Yardeni Research.

Lee: El presidente de la Fed advierte daño económico por parálisis del gobierno de EU

En retrospectiva, Yardeni dijo que la Reserva Federal contribuyó a la angustia de los inversionistas al tratar de elevar simultáneamente las tasas y al mismo tiempo reducir significativamente el balance general.

“Hacer ambas cosas fue contraproducente para ellos, y los obligó a hacer una pausa en el aumento de las tasas”, dijo.

Por supuesto, algunos piensan que el enfoque en el balance general está fuera de lugar, especialmente debido a que la economía real ha lucido sólida en los últimos meses.

Recomendamos: Powell dirá "no" a Trump si le pide su renuncia a la Fed

“Nos mimaron con la ausencia de volatilidad y con el mercado subiendo. Ahora estamos buscando respuestas”, dijo Andrés García-Amaya, estratega de mercado global de Zoe Financial, una firma independiente de gestión de patrimonio.

Powell hizo una 'capitulación completa'

Aun así, Wall Street claramente se ha vuelto mucho más sensible a las noticias sobre la flexibilización cuantitativa.

Consideremos cómo se alteraron los mercados el 19 de diciembre durante la conferencia de prensa del presidente de la Fed, Jerome Powell. En particular, los inversionistas se obsesionaron con el comentario de Powell de que el descenso del balance general continuaría en “piloto automático”. El Dow cerró con una caída de 352 puntos ese día, eliminando un rally temprano de hasta 382 puntos.

Se convirtió en un tema tan importante que Powell más tarde se retractó de sus comentarios. El 4 de enero, Powell prometió paciencia y flexibilidad. Incluso abrió la posibilidad de modificar la estrategia del balance, si fuera necesario.

“No creemos que nuestra emisión sea una parte importante de la historia de la turbulencia del mercado que comenzó en el cuarto trimestre del año pasado”, dijo Powell. “Pero, lo diré de nuevo, si llegamos a una conclusión diferente, no dudaríamos en hacer un cambio”.

Las palabras tranquilizadoras de Powell, junto con un reporte de empleo estelar, ayudaron a impulsar el Dow a un alza de 747 puntos ese día.

“Jay Powell hizo una capitulación total”, dijo Gundlach. “Los mercados han estado haciendo fiesta desde entonces”.

El Dow subido más de 2,100 puntos, o casi 10%, desde la víspera de Navidad.

Círculo vicioso

Peter Boockvar, director de inversiones de Bleakley Advisory Group, dijo que todo es parte de un círculo vicioso entre los mercados y la Reserva Federal después de una década de dinero ultrafácil.

“La Fed aprieta, los mercados se quejan como niños, las condiciones financieras se alteran, la Fed retrocede”, escribió Boockvar en una nota el miércoles.

“El mercado entonces se dispara, las condiciones financieras mejoran y la Fed está de vuelta en el juego”.

Aun así, es una política sensata que la Fed intente reducir sus tenencias. Las tasas históricamente bajas y un enorme balance general le dan al banco central poderes limitados para luchar contra la próxima recesión, que los inversores temen cada vez con más frecuencia que esté a la vuelta de la esquina.

La sensibilidad del mercado al balance general de la Fed es un nuevo recordatorio de que todo esto es un gran experimento. Nadie sabe realmente cómo resultará.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad