Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Trump quiere apretar el "botón de pánico" en la Fed

El asesor económico de presidente Larry Kudlow aboga por que el banco central más poderoso del mundo reduzca las tasas en medio punto porcentual a pesar de la fortaleza de la economía.
mar 02 abril 2019 05:01 AM
Jerome Powell
Trump ha criticado las medidas tomadas por la Fed, liderada por Jerome Powell, de incrementar las tasas de interés.

NUEVO YORK (CNN)- El mercado de valores estadounidense está coqueteando con máximos históricos. El desempleo está cerca de su nivel más bajo en medio siglo. Y los salarios finalmente están subiendo.

En ese contexto, el gobierno de Donald Trump está impulsando una idea inusual que ha desconcertado a los economistas: la Reserva Federal (Fed) necesita reducir las tasas de interés. De inmediato.

Larry Kudlow, el principal asesor económico de la Casa Blanca, dijo a CNBC el viernes pasado que quiere que la Fed reduzca las tasas de interés en medio punto porcentual inmediatamente.

Lee: La Fed detendrá alzas en su tasa de interés durante 2019

“Estoy haciendo eco de la opinión del presidente”, dijo Kudlow.

La Reserva Federal normalmente reserva una medida tan dramática para un momento de crisis y, aunque el crecimiento se ha desacelerado, este no parece ser uno de esos momentos.

Publicidad

“¿Dónde está la emergencia?”, preguntó Mark Zandi, economista en jefe de Moody's Analytics. “No hay argumento económico para recortar las tasas”.

La Fed recortó las tasas en más de un cuarto de punto en múltiples ocasiones en la última década, antes y durante la Gran Recesión. Por ejemplo, redujo las tasas en medio punto porcentual en septiembre de 2007, a medida que el colapso de las hipotecas subprime infectaba a los mercados financieros globales. Ese verano, reventaron dos fondos de cobertura de Bear Stearns, un mal presagio de la crisis que se avecinaba.

A pesar de que la economía actual está en mucho mejor forma, una medida tan dramática por parte de la Fed podría socavar la confianza.

“Es el equivalente a presionar un botón de pánico: para cualquier banco central, en cualquier ciclo”, dijo Nicholas Colas, cofundador de DataTrek Research.

Los inversionistas, los dueños de negocios y los hogares podrían responder del mismo modo, lo que podría crear la misma recesión que Kudlow parece temer súbitamente.

“Si la Fed está en modo de pánico, ¿no deberíamos estarlo?”, dijo Zandi. “Cerraré las compuertas, contrataré menos, gastaré menos. Cumpliré la profecía”.

Lee: La economía de EU creció 2.9% en 2018, pero apunta a desacelerarse en 2019

'Cualquier cosa menos el modo de crisis'

Algunos de los antiguos colegas de Kudlow en CNBC alzaron las cejas ante sus comentarios.

Reducir las tasas en medio punto porcentual “asume que estamos en modo de crisis”, dijo este lunes el conductor de CNBC Jim Cramer. “Y estamos en cualquier cosa menos en modo de crisis”.

En octubre, Kudlow dijo a CNBC que “no había un final a la vista” para el “activo auge económico”. En julio pasado, Kudlow sugirió que probablemente no habrá una recesión hasta quizás 2024.

Kudlow tuvo que contorsionar sus palabras el viernes para adaptar su llamado a un recorte de emergencia de tasas a su visión superalcista de la economía.

“Quiero decir, la economía se ve fundamentalmente bastante sana, simplemente no queremos esa amenaza”, dijo Kudlow. “No hay inflación, por lo que creo que las acciones de la Fed probablemente fueron exageradas”.

Los comentarios de Kudlow se producen días después de que Stephen Moore, el economista que el presidente Trump dijo que nominará a la Reserva Federal, hizo un llamado similar al banco central estadounidense para que reduzca las tasas de interés de inmediato. Exfuncionarios de la Fed y economistas dijeron a CNN Business que tal medida sería imprudente.

Sí, la economía se ha desacelerado

Muchos en Wall Street concuerdan en que la Fed se movió de manera demasiado agresiva el año pasado para aumentar los costos de los préstamos. El mercado inmobiliario se desaceleró, las ventas de autos se tambalearon y el mercado de valores casi se hundió en un mercado bajista.

Lee: ¿Presagio de una recesión en Estados Unidos? Esta vez puede ser diferente

Pero la Fed ya ha dado un giro impresionante.

Los funcionarios del banco central pasaron de proyectar tres o incluso cuatro aumentos de tasas en 2019 a señalar que no habrá ninguna hasta 2020 como mínimo.

El repentino giro de 180 grados de la Fed ayudó a que el mercado de valores volviera a subir a cerca de sus máximos históricos. El S&P 500 acaba de completar su mejor trimestre desde 2009.

Aun así, hay buenas razones para ser cautelosos acerca de la economía. Pero no es suficiente para justificar una respuesta de pánico.

El GDPNow de la Fed de Atlanta proyecta ahora un crecimiento de 1.7% en Estados Unidos. Eso marcaría una desaceleración adicional con respecto al crecimiento del PIB en el tercer trimestre, de 3.4%, y de 2.2% en el cuarto trimestre.

Y los rendimientos de los bonos globales se han desplomado. La tasa del bono del Tesoro a 10 años ahora se ubica en 2.48%, una caída abrupta desde los 3.23% registrados a principios de noviembre.

Lee: rump culpa a la Fed por un menor crecimiento económico de EU

Los mercados de futuros incluso han comenzado a reflejar en el precio la posibilidad de eventuales recortes de tasas, aunque no de forma inmediata.

“La economía no es tan fuerte, ni tampoco está al borde de la recesión”, dijo David Kelly, director de estrategia global de JPMorgan Funds. “Simplemente se está desacelerando”.

Kelly señaló que las tensiones comerciales, causadas en gran parte por la guerra comercial de Trump con China, están desacelerando la economía mundial.

Zandi también atribuyó el daño el crecimiento a la guerra comercial y a las amenazas de aranceles automotrices.

“Es, en gran medida, el resultado de una política económica equivocada”, dijo Zandi. “El gobierno de Trump está buscando un chivo expiatorio, y hallaron a la Fed”.

'Balas de salva'

Tampoco está claro si reducir las tasas de interés desde estos niveles bajos —la tasa objetivo de la Fed es de entre 2.25% y 2.5%— sería tan efectivo.

Ya es muy barato pedir prestado. Y las empresas estadounidenses han acumulado cantidades récord de deuda en relación con el PIB.

“Si la Fed recorta las tasas, estaría disparando balas de salva”, dijo Kelly. “Lo mejor que puede hacer la Fed es trabajar en sus juegos de golf, y no subir ni bajar las tasas”.

Lee: tephen Moore = asesor de Trump y ¿nuevo miembro de la Fed?

El panorama general: la Fed debe evitar ser vista como una entidad que actúa según los caprichos de la Casa Blanca. El papel de la Reserva Federal, como una institución apolítica e independiente, es un pilar de la economía estadounidense.

“Se sentiría y sonaría como si la Fed simplemente estuviera respondiendo a la presión del gobierno, lo que socavaría la confianza en la Fed”, dijo Zandi.

Si los mercados de bonos súbitamente temieran que a la Fed le importa más la política que la inflación, las tasas de los bonos del Tesoro a largo plazo subirían sin importar lo que haga el banco central. Eso, a su vez, elevaría los costos de los préstamos en todo ámbito, desde hipotecas hasta préstamos comerciales.

En otras palabras, un recorte de emergencia de las tasas podría ser contraproducente. Y mucho.

Publicidad
Publicidad