Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Productores mexicanos de tomate dan pelea contra el gobierno de EU

Empresarios mexicanos, asesorados por el Gobierno, tienen hasta el 7 de mayo para cerrar un acuerdo que elimine la intención de EU de gravar las importaciones.
Acuerdo de suspensión tomate mexicano EU
Jitomate. Las exportaciones de jitomate mexicano a EU ascienden a 3,000 millones de dólares.

CIUADD DE MÉXICO- Los productores mexicanos de tomate solo van "acompañados" por el Gobierno mexicano en las negociaciones que sostienen con el Departamento de Comercio de Estados Unidos, quien amenaza con castigar al fruto nacional que ingrese a su territorio.

“Se trata más bien de un asunto que involucra a los productores de tomate y al Departamento de Comercio de los Estados Unidos”, justificó este martes la secretaria de Economía (SE), Graciela Márquez Colín, en conferencia de prensa.

El apoyo que brinda la secretaría tiene que ver con facilitar la interlocución entre los productores y el Departamento de Comercio estadounidense, detalló Graciela Márquez, quien dijo que el pasado 27 de marzo habló por teléfono con Wilbur Ross, secretario de Comercio, y solicitó se atendiera a los productores mexicanos.

Lee: Los jitomateros mexicanos "no entienden" la investigación antidumping de EU

EU amenaza con imponer a partir del 7 de mayo cuotas compensatorias del 17.5% en promedio a las importaciones de tomate.

“Una cuota compensatoria no conviene a nadie. En Estados Unidos la terminaría pagando el consumidor”, dijo Mario Robles, representante de productores y exportadores de jitomate.

Publicidad

“El impacto de una cuota compensatoria podría dejar fuera de la exportación y pequeños y medianos productores”, agregó. Estimó afectaciones a 400,000 empleos directos y más de un millón por el efecto multiplicador.

“El consumidor americano prefiere comprar los tomates mexicanos de mejor sabor y de mejor seguridad para su salud, gracias a las excelentes condiciones que tenemos aquí, en México, para la exportación”, sostuvo.

“Los productores norteamericanos de jitomate buscan una mayor protección”, señaló el representante de productores tomateros.

Lee: Los jitomateros mexicanos dicen que terminar el acuerdo con EU será “desastroso”

“Las propuestas que presentamos fueron contundentes y buenas, y estamos a la espera de que ellos (los estadounidenses) nos den una contrapropuesta seria. Además de la gente en Estados Unidos y afectarían los volúmenes porque bajaría”, señaló por su parte Rosario Antonio Beltrán, presidente de Sistema Tomate Nacional.

El tomate es el tercer producto agropecuario que más exporta México, solo detrás de la cerveza y el aguacate, con un valor de 3,000 millones de dólares.

México produce alrededor de tres millones y medio de toneladas de tomate y exportamos alrededor de 1.6 millones de toneladas, de los cuales entre 1.3 y 1.4 van a los Estados Unidos", explicó Miguel García Winder, subsecretario de Agricultura de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER).

Hay espacio de negociación

La secretaria Márquez destacó que los productores estadounidenses, de Florida particularmente, están dispuestos a analizar la propuesta que presentó México para continuar con el acuerdo de suspensión.

"Hay espacios importantes de negociación antes de que entre en vigor, el 7 de mayo, la suspensión del acuerdo", sostuvo la funcionaria.

Sobre la propuesta mexicana, comentó Robles, se aceptó eliminar el precio de verano -el acuerdo tiene un precio para verano y uno para invierno-, el cual es más bajo que el precio de invierno, es decir, un incremento de precio para los productores de verano de México.

Lee: No sólo de maíz vive México, también las frutas y el jitomate valen 'oro'

"Analizamos la información estadística y, finalmente, llegamos al consenso de que los productores de verano aceptarían que hubiera un solo precio", sostuvo.

Los productores mexicanos ofrecieron un esquema de vigilancia "mucho más estricta en las ventas que se hacen dentro de ese país para que se cumpla con el acuerdo", agregó.

También se aceptaron ajustes relacionados con defectos de calidad, se ofreció un aumento en el precio de referencia de 31 a 33 centavos centavos.

‘Tenemos que construir nuevos mercados

Ha faltado pounch en la búsqueda de mercados alternativos, reconoció Mario Robles. “El tomate tiene una característica muy especial: es un producto perecedero. Entonces tiene que ser transportado bajo condiciones de refrigeración y humedad relativa que son muy exigentes”, subrayó.

Esta es la postura de los jitomateros mexicanos a la investigación antidumping de EU

Hay dos formas de transportar el tomate: por barco y avión.

La ventaja de la transportación marítima es el precio el producto se mantiene en el mercado-, pero perdería calidad. Mientras que por avión, se conserva la calidad, “pero el costo que representa nos sacaría del mercado”.

“Un mercado no se conquista de la noche a la mañana, tenemos que empezar a construirlo ya (…) es algo que tenemos en agenda ya”, sentenció el representante de los tomateros mexicanos.

Robles externó su confianza en que, gracias a la tecnología, se podrá contar con un tomate que aguante hasta cuatro semanas sin perder calidad para soportar un viaje en barco y, eventualmente, llegar a esos mercados.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad