Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

Wall Street impone moderación en la industria petrolera

La decepción de los accionistas ha provocado una desaceleración del ritmo de producción entre las compañías de esquisto independientes en EU, lo que podría elevar los precios.
Wall Street compañías petroleras
Aumento de producción. La producción de esquisto estadounidense se ha disparado a cerca de ocho millones de barriles por día

NUEVA YORK (CNN)- Los gritos de “perfora, chico, perfora” en la zona petrolera estadounidense parecen haber sido silenciados por los accionistas frustrados en Wall Street.

Los días de producción máxima por parte de los perforadores de petróleo independientes parecen haber terminado, al menos por ahora. A diferencia de ExxonMobil y otras supercompañías que llegaron tarde a la fiesta del esquisto, estos productores independientes más pequeños están reduciendo la velocidad. Se han visto obligados a adoptar un concepto un tanto extraño: la moderación.

“Hay una renovada disciplina”, dijo recientemente Vicki Hollub, CEO de Occidental Petroleum, en la Columbia Global Energy Summit en Nueva York.

Lee: La codicia extrema ronda a Wall Street

En lugar de perforar a cualquier costo, las compañías de exploración y producción están comprometiéndose a vivir dentro de sus posibilidades. Eso significa establecer un presupuesto de perforación, y mantenerlo, incluso si los precios suben. El objetivo es tener suficiente dinero para devolver efectivo a los accionistas y reforzar sus balances generales.

“Los independientes se están desacelerando”, dijo en la conferencia Scott Sheffield, presidente ejecutivo del líder de esquisto Pioneer Natural Resources.

Publicidad

Eso se da a pesar del reciente aumento en los precios del petróleo por encima de los 60 dólares por barril. En el pasado, Pioneer habría añadido cinco plataformas de perforación para capitalizar los precios más altos, dijo Sheffield.

“Ahora estamos agregando cero plataformas”, dijo.

Mucha deuda, pocos retornos

Pioneer y otros perforadores petroleros están enfocados en devolver efectivo a los accionistas en forma de dividendos y recompras. El cambio es un reflejo de la decepción de Wall Street con los mediocres rendimientos de la industria.

“Hemos proporcionado la mayor parte del crecimiento” durante el auge del esquisto, dijo Sheffield acerca de las empresas independientes.

La producción de esquisto estadounidense se ha disparado a cerca de ocho millones de barriles por día, representando tres cuartas partes de la producción total de Estados Unidos.

Lee: México, con menos crudo para su futuro

Pero el crecimiento explosivo tuvo un costo. Toda esa perforación, y los avances tecnológicos que lo hicieron posible, fueron costosos de financiar.

“Tuvimos que recaudar mucho capital”, dijo Sheffield. “Tuvimos que generar mucha deuda. No ha habido un gran retorno sobre el capital”.

¿Mayores precios por delante?

Wall Street estará satisfecho con la nueva era de prudencia en la industria petrolera. Pero los conductores estadounidenses podrían no estarlo. La estrategia podría mantener una presión al alza sobre los precios del petróleo.

Si los perforadores de petróleo recién disciplinados bombean menos que antes, es posible que el suministro no sea tan robusto como podría serlo.

“Eso probablemente podría mantener los precios del petróleo más altos durante más tiempo”, dijo Sheffield.

Esa es una gran noticia para Arabia Saudita, que necesita altos precios del petróleo para equilibrar su presupuesto. El reino, que busca elevar los precios, ha reducido la producción en los últimos meses. Esa estrategia ha dado sus frutos, ya que los precios del petróleo en Estados Unidos han subido 50% desde la víspera de Navidad a máximos de cinco meses.

Lee: El petróleo barato afecta la economía de EU

“Creo que esto ayuda a la OPEP. Están muy felices de que esto esté sucediendo”, dijo Sheffield, refiriéndose al cartel petrolero liderado por Arabia Saudita.

No solo los independientes más pequeños están bajo presión para vivir de manera más responsable.

“Nuestros inversores están muy concentrados en la disciplina financiera”, dijo Katie Jackson, vicepresidenta ejecutiva de desarrollo comercial y de nuevos negocios de Royal Dutch Shell, en la conferencia de Columbia. “Hemos establecido objetivos extremadamente claros en el mercado sobre cuánto gastaremos (...) y cuánto devolveremos a los accionistas”.

Romper el ciclo de auge y caída

La sensación de moderación en la zona petrolera podría tener sentido más allá de las recompensas para los accionistas.

El exceso de producción estadounidense resultó contraproducente en 2014 cuando el mercado se sobresaturó. El crudo finalmente colapsó a 26 dólares por barril. La creciente producción estadounidense contribuyó de manera similar al mercado bajista del petróleo en el otoño pasado.

Lee: En 2020, EU exportará más energía de la que importa

“Los inversores están tratando de incentivar a los productores para que actúen de manera distinta”, dijo Michael Tran, director gerente de estrategia energética global de RBC Capital Markets. “Los productores estadounidenses deberían copiar la estrategia de la OPEP”.

Al dirigirse a analistas en febrero, el CEO de Marathon Oil, Lee Tillman, presumió su compañía de perforación petrolera como un ejemplo perfecto de prudencia financiera. Señaló la capacidad de Marathon para reforzar su balance general con 900 millones de dólares, al tiempo que pagó 170 millones de dólares (mdd) en dividendos y 700 mdd en recompras de acciones.

“No creemos que sea un misterio lo que buscan los inversores”, dijo Tillman.

La próxima ola del auge

El enfoque más cauteloso parece ser más que pura palabrería.

La cantidad de plataformas de perforación petrolera disminuyó considerablemente cuando los precios del petróleo se desplomaron a fines del año pasado, como se esperaba. De manera reveladora, el conteo de plataformas ha seguido reduciéndose en 2019 incluso a medida que aumentan los precios del petróleo.

Lee: 6 factores que explican el colapso del petróleo en 2018

“Creo que aprendieron la lección de Wall Street”, dijo Rene Santos, gerente de análisis de suministros para América del Norte en S&P Global Platts. “Si no aportas rendimientos, el precio de tus acciones será penalizado”.

Por supuesto, nada de esto significa que el auge del petróleo de esquisto estadounidense haya terminado bajo ninguna medida. Pero la tasa de crecimiento estelar podría desacelerarse un poco.

Luego de que la producción de petróleo de esquisto estadounidense Aumentó 30% en 2018, Santos espera que se desacelere a aproximadamente de 19% en 2019. Eso sigue siendo un crecimiento robusto, solo que a un ritmo más lento.

Sheffield se mantiene ultraoptimista sobre el auge del esquisto, a pesar de la moderación que muestran los perforadores independientes.
Impulsada por las nuevas técnicas de perforación, la inteligencia artificial y una mayor eficiencia, Sheffield predijo que la producción de petróleo estadounidense aumentará a 17 millones de barriles por día (bpd) durante los próximos cinco años.

Eso representaría un aumento del 55% con respecto a la producción récord del año pasado de 10.96 millones de bpd.

Lee: Las sanciones de Trump a Maduro dejan a EU sin petróleo venezolano para refinar

En otras palabras, la próxima ola del auge de esquisto podría estar en camino.

“Aún tiene un largo camino por recorrer”, dijo Sheffield.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad