Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El peso está fuerte, según AMLO, ¿qué tan cierto es?

El presidente de México destaca que el tipo de cambio peso-dólar está fuerte por la confianza en el país, pero varios analistas consultados por Expansión tienen otra visión.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - ¿Un peso fuerte o un dólar débil?, ¿hay confianza en el actual gobierno por parte de los inversionistas y eso se refleja en el tipo de cambio peso-dólar? Las respuestas a estas preguntas son complejas porque hay diversos factores que inciden en ellas. Sin embargo, los políticos en general buscan capitalizar estos momentos "positivos" para tener un mayor respaldo de los ciudadanos.

En las últimas semanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha insistido en que el peso mexicano es una divisa "fuerte" porque hay confianza en la economía nacional y en su administración. Expansión revisó los datos y buscó a especialistas para saber hasta qué punto lo dicho por el presidente es cercano a la realidad y esto fue lo que encontró:

¿Un peso fuerte o un dólar débil?

“No es un peso fuerte, es un dólar débil contra todas las monedas, incluyendo el peso mexicano”, aseguró Sergio Luna, director de Estudios Económicos del Grupo Financiero Citibanamex.

Desde el día 1 de su gobierno hasta ahora, el presidente de México aprovecha cada oportunidad para destacar el desempeño positivo del peso como señal de que la economía va bien y hay confianza en el país.

Publicidad
AMLO dice que su gobierno ya está funcionando al 100%, a 6 meses de cargo

“Tenemos un peso fuerte todo el tiempo que llevamos, hagan la cuenta, vean cómo estaba el peso con relación al dólar cuando llegamos y cómo está ahora y creo que este también es un buen indicador”, sostuvo López Obrador el jueves 16 de mayo .

Y es verdad, al "hacer la cuenta", el peso mexicano acumula una apreciación de 6.80% frente al billete verde en lo que va del sexenio y ese resultado le ha llevado a la cúspide del ranking de Bloomberg de monedas emergentes frente al dólar en ese periodo.

En lo que va del sexenio, el dólar spot a la venta ha tenido un nivel máximo de 20.5190 pesos y un cierre mínimo de 18.7570.

Sin embargo, durante la transición de Gobierno, el billete verde superó los 20.63 pesos en el mercado al mayoreo por la cancelación del aeropuerto de Texcoco y por las dudas sobre cómo tomaría AMLO sus decisiones.

¿Por qué el peso se ha apreciado?

Los avances del peso en estos casi seis meses del nuevo gobierno se explican más por factores externos que inciden en todas las monedas emergentes, que en lo que sucede al interior de país, de acuerdo con analistas.

“Ha habido muchos cambios en el entorno externo que están generando un entorno favorable para que la moneda esté en los niveles en los que se encuentra actualmente (...) Muchos de los movimientos que vemos son prácticamente en gran medida atribuibles a factores externos”, dijo Jessica Roldán, economista en jefe de Casa de Bolsa Finamex.

Las señales de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) no elevará su tasa de interés al menos este año es el principal factor que favorece a las monedas emergentes, un detalle que AMLO ha olvidado mencionar en mensajes como el de la semana pasada.

“Hay una combinación de factores tanto internos como externos los dos factores fundamentales que han mantenido el tipo de cambio apreciado respecto al inicio de sexenio es en primer lugar la política monetaria en Estados Unidos”, mencionó Leonardo Armas, subdirector de Estrategia y Gestión de Portafolios de Grupo Invex.

Si en Estados Unidos las tasas seguían subiendo, los inversionistas verían más atractivo colocar su dinero en ese país para tener mejores rendimientos, lo que implicaría sacarlos de naciones como México. “Eso generaría una depreciación de esas monedas, cosa que no pasó”, añadió el especialista de Invex.

Los cambios en los discursos y decisiones de los bancos centrales como el de Estados Unidos y el Banco Central Europeo se debieron a las advertencias de organismos como el FMI de debilidad económica global.

“Ha habido un flujo de capitales hacia las economías emergentes y eso es lo que en general ha hecho que haya habido un buen comportamiento en los tipos de cambio en todas estas economías”, dijo Jessica Roldán, de Finamex.

El otro factor de corte más interno pero relacionado con ese flujo de capitales es la alta tasa de interés de Banco de México (Banxico) que apenas la semana pasada la mantuvo en 8.25%, la más alta en el país en 10 años y de las más elevadas en el mundo.

“Es un nivel inusualmente alto para México. Cuando tienes tasas de esa magnitud pues obviamente están evitando que tengas mucha volatilidad cambiaria”, dijo Luna, de Citibanamex.

Lee: Alta inflación y bajo crecimiento crean un dilema al Banco de México

El factor interno

“México está destacando porque además de ser un país que tiene fundamentales macroeconómicos fuertes tiene finanzas públicas que se ven sanas en términos de las metas que se esperan y hacia atrás ha tenido un buen historial (...) existen todas las condiciones en papel que hacen que México se vea bien”, destacó Jessica Roldán.

Las decisiones del gobierno de López Obrador si bien sí tienen un efecto en el peso mexicano, tanto para bien como para mal, han sido un elemento que pasa rápido y se difumina ante el impacto de lo exterior, coinciden los analistas.

“En este entorno de mucha liquidez global y de muchísimo apetito por el riesgo, los elementos internos que deberían también estar jugando a favor o en contra del peso mexicano tienden a mitigarse y prácticamente el gran determinante o los grandes determinantes de la cotización son fenómenos externos”, sostuvo la economista en jefe de Casa de Bolsa Finamex.

Un ejemplo reciente de estos movimientos que se difuminan tienen que ver con Pemex: cuando se anunció que la refinería de Dos Bocas la construirá la petrolera, el peso perdió , luego se recuperó y la semana siguiente cuando se anunció menor carga fiscal para Pemex, el peso ganó, pero fueron efectos de un día o unos momentos.

“Más que pensar que es la política pública la que fortalece al tipo de cambio es que el tipo de cambio está fuerte a pesar de este tipo de decisiones de política”, dijo el director de Estudios Económicos del Grupo Financiero Citibanamex.

Estos vientos domésticos y algunos de fuera, como las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, pueden hacer oscilar al peso mexicano pero sin que tengan mayor peso que la política monetaria y cierta debilidad del dólar.

“Sí son factores que están puestos y el mercado está observando pero no son de una reacción violenta (...) en el accionar del peso contra el dólar”, dijo por su parte el subdirector de Estrategia y Gestión de Portafolios de Grupo Invex.

Que el peso tenga esos “ires y venires” se explica porque es una moneda muy líquida, es decir, que es un mercado grande, cotiza las 24 horas, muy utilizada en el mercado mundial cambiario.

Hacia adelante, la política monetaria será un factor a seguir para pues por el momento ha sido un elemento clave en el buen desempeño del peso, que por ahora es el indicador elegido por López Obrador para sostener que: “En lo financiero el país está muy bien”.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad