Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Hacienda enfrenta estos retos para mantener el superávit primario

México tiene un reto en términos de ingreso y gasto, pues debe generar y mantener un superávit primario para dar confianza de un manejo responsable de las finanzas públicas.
jue 25 julio 2019 06:29 AM
Arturo Herrera
La dependencia a cargo de Arturo Herrera tiene como objetivo mantener un superávit primario.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dice tener claro cuál debe ser el rumbo que debe tomar la política fiscal en el sexenio , pero del dicho al hecho hay una gran distancia por recorrer y más cuando los entornos externo e interno son desafiantes.

Hacienda, de la mano de Arturo Herrera, tiene como meta principal mantener un superávit primario (la diferencia positiva entre los gastos del Estado y la recaudación de impuestos) de 1% respecto al PIB y los datos muestran que sí ha aumentado la recaudación en términos reales.

Como participación del PIB, los impuestos en el primer trimestre de 2019 representan el 7%. Cabe recordar que el superávit primario es considerado un factor clave para mantener finanzas públicas sanas.

Publicidad

Para Carlos Hurtado, director de Estudios Económicos del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), es importante que el gobierno federal mantenga sanas las finanzas públicas a través del superávit primario y la calidad del gasto público.

Para estimular el PIB es necesario mejorar la orientación del gasto, además de aumentar la rentabilidad del gasto de inversión y evaluando los proyectos de gasto corriente y de inversión”, indicó.

Por su parte, José Luis de la Cruz Gallegos, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, dijo que para mantener el superávit primario es importante implementar acciones para formalizar la economía, así como regular el comercio ilegal.

“Se debe formalizar a la economía, ya que la informalidad representa el 22% como proporción del PIB, además es importante combatir la evasión fiscal y regular los productos que entran a México sin pagar impuestos. También se debe promover la inversión pública, ya que implica aumentar los empleos y por ende la economía”, señaló.

Publicidad

¿Qué dicen los datos?

La política fiscal es una herramienta que considera múltiples instrumentos que configura el presupuesto del Estado y sus componentes de ingresos y gasto público para mantener la estabilidad económica, amortiguando las variaciones de los ciclos económicos. En los últimos 24 años, el gasto público ha tenido un resultado creciente, pero los ingresos no han podido superarlo; lo que ha ocasionado que el gobierno tenga déficit primarios y consecuentemente deuda pública.

Según datos de la OCDE, México es el que tiene el que peor desempeño en la recaudación impositiva.

Los ingresos de México han tenido un desempeño no tan alentador, colocándose en un rango entre (17% y 24%) como proporción del PIB. En el primer trimestre de 2019 los ingresos alcanzaron 7% como porcentaje del PIB, siendo éste el más alto. El gobierno de Vicente Fox solo logró captar el 2.5%. Por otro lado, los ingresos provenientes de Pemex toman un comportamiento de una “j" invertida, pues en el primer trimestre de 2001 fue de 0.6% como participación del PIB en 2013 éstos fueron 1.8% y en 2019 se redujeron en 1.0%.

Publicidad

¿Sostenibilidad fiscal?

La sostenibilidad fiscal se puede entender como la capacidad que tiene la política fiscal para que un gobierno tenga los ingresos necesarios presentes y futuros para hacer frente a los gastos, manteniendo la estabilidad macroeconómica.

Es sustancial que los ingresos sean mayores que los gastos para un superávit primario y no ejercer deuda pública, situación contraria a lo sucedido en los últimos años. Para el primer trimestre de 2001 a 2019 los ingresos como proporción del PIB han aumentado en promedio 1.1%, siendo insuficientes para que el gobierno tenga un buen desempeño económico, lo que ha generado el endeudamiento.

Con Fox la deuda pública fue de 19.5% como participación del PIB y los ingresos fueron tan sólo del 2.5%. Para el primer año de Enrique Peña Nieto la deuda creció 12.8 puntos porcentuales, los ingresos y gastos se incrementaron en 5.5% y 5.3% como proporción del PIB.

En el periodo de EPN el excesivo gasto corriente y los bajos ingresos del gobierno acabaron aumentado la deuda publica en más de 10 puntos porcentuales, al grado de terminar su sexenio en 44.8% respecto al PIB, y ésta se ha podido disminuir a 42.3% en el primer trimestre de 2019 con AMLO.

¿Por qué es importante el superávit primario?

El gobierno de AMLO tiene un gran reto en términos de ingreso y gasto, pues ha prometido en concurridas ocasiones el generar un superávit primario de 1% como proporción del PIB. Para que esto pase debe aumentar los ingresos por encima de los gastos. Pero si no logra hacerlo estaría en problemas, ya que todo el esfuerzo por la austeridad sería en vano y podría verse obligado a elevar la deuda.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad