Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los 2 caminos dolorosos para el Reino Unido con o sin brexit

La economía del Reino Unido ya es 2.5% más pequeña de lo que hubiera sido si los votantes hubieran elegido permanecer en la UE hace tres años.
jue 10 octubre 2019 05:29 AM
Brexit Reino Unidos opciones
Detener el brexit es la mejor opción para la economía británica, según el informe del IFS.

Las posibilidades de que Reino Unido abandone la Unión Europea con un acuerdo el 31 de octubre se están desvaneciendo rápidamente.

Es probable que el país se enfrente a unas elecciones generales que podrían conducir a un brexit 'sin acuerdo' o a un nuevo gobierno de coalición dirigido por el izquierdista Jeremy Corbyn que les daría a los votantes la oportunidad de permanecer en la Unión Europea.

Las empresas detestan el caos que acompañaría al primero de estos dos escenarios. Preferirían que Gran Bretaña permanezca en la Unión Europea, pero tienen profundas dudas sobre la agenda fiscal y de nacionalización de Corbyn.

Publicidad

Un nuevo informe publicado el martes por el Institute for Fiscal Studies (IFS), un instituto independiente de investigación económica, en asociación con Citigroup, examina las consecuencias económicas de ambos posibles resultados.

El primer escenario, en el que Gran Bretaña sale caóticamente de la Unión Europea (UE) sin un acuerdo que proteja el comercio, borraría dos años de crecimiento económico, según el IFS. El primer ministro, Boris Johnson, insiste en que quiere seguir este camino si no es posible asegurar un acuerdo antes de la fecha límite del 31 de octubre.

Las tensiones entre Johnson y los funcionarios de la UE están aumentando, lo que condujo a un intercambio de opiniones esta semana que sugiere que un acuerdo está fuera del alcance.

“Lo que está en juego no es ganar un juego estúpido de culpas. Está en juego el futuro de Europa y Reino Unido, así como la seguridad e intereses de nuestra población. No quieres un acuerdo, no quieres una extensión, no quieres revocar, quo vadis?”, dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en un tuit dirigido a Johnson.

“Las conversaciones en Bruselas están a punto de desmoronarse”, dijo también una fuente del gobierno del Reino Unido.

El escenario más probable ahora es que el brexit sea retrasado una vez más, un resultado que el parlamento británico ha tratado de garantizar al aprobar una ley que exige que Johnson busque una extensión si no puede llegar a un acuerdo con los funcionarios de la UE.

Lee: Peleas, amenazas y el brexit dañan al comercio mundial, advierte la OMC

Los partidos de oposición intentarán forzar una elección en noviembre. Si Johnson gana, una salida sin acuerdo estará otra vez en las posibilidades. La alternativa más probable es un gobierno de coalición dirigido por el Partido Laborista de Corbyn. El informe del IFS analiza un escenario en el que el gobierno celebre un segundo referéndum y sea revocado el brexit.

Sin acuerdo no hay crecimiento

La economía del Reino Unido no crecería en absoluto en 2020 y 2021 en el caso de un brexit sin acuerdo, según el informe de IFS.

La Unión Europea es el mayor socio comercial del Reino Unido y representó el 44% del total de las exportaciones de bienes y servicios del Reino Unido en 2017, según el IFS.

La investigación del gobierno británico publicada el martes dijo que las empresas enfrentarían 7,500 millones de libras (9,200 millones de dólares) en costos administrativos adicionales relacionados con el comercio cada año en caso de una salida sin acuerdo.

Se prevé que la deuda aumente sustancialmente en ese escenario, subiendo a casi el 90% de la producción económica anual por primera vez desde mediados de la década de 1960, a medida que el gobierno se endeuda más para aumentar el gasto e impulsar el crecimiento económico.

Pero un consumo doméstico más débil y un declive en el crecimiento de la inversión contrarrestarían el incremento del gasto público, de acuerdo con el IFS. Los recortes de las tasas de interés a cero y la flexibilización cuantitativa por valor de 50,000 millones de libras (61,000 millones de dólares) no proporcionarían un alivio suficiente, a medida que el declive del comercio también se vuelva un lastre para el crecimiento.

Publicidad

La economía se expandiría solo 1.1% en 2022 y el gobierno se vería obligado a volver a la austeridad para mantener la deuda bajo control. A largo plazo, la trayectoria económica de Reino Unido después del brexit dependería de la política gubernamental relacionada con los aranceles, la regulación y la inmigración.

Detener el brexit, el mejor escenario

El IFS no es parco para decir qué escenario sería el mejor para la economía de Reino Unido: “Revocar el brexit conduciría al mejor resultado económico”, dice su informe.

El instituto sugiere que el brexit podría ser cancelado si una coalición de partidos liderados por los laboristas triunfa en una elección general. Podrían celebrar un segundo referéndum sobre el brexit, y el público podría emitir un voto en contra de abandonar la Unión Europea.

Cancelar el brexit impulsaría el consumo privado, que representa dos tercios de la economía británica. Eso, a su vez, haría que el crecimiento económico se acelerara.

Crucialmente, este escenario supone que partidos más pequeños como los Demócratas Liberales y el Partido Nacional Escocés conformarían un gobierno con los laboristas, y limitarían la capacidad del partido para implementar algunas de sus políticas más radicales.

Lee: La industria automotriz europea está en riesgo por el Brexit

Si son implementadas por completo, las propuestas económicas del partido laborista —incluidas las nacionalizaciones generalizadas y la entrega del 10% del capital social de las grandes empresas a los empleados—, “probablemente causarían un daño significativo a las perspectivas de crecimiento del Reino Unido”, dice el IFS.

Esto se debe a que los impuestos más altos y los cambios en las leyes laborales que favorece Corbyn harían que Reino Unido fuera menos atractivo para los inversionistas extranjeros, y podría desencadenar salidas de capital doméstico.

El daño hecho

La economía del Reino Unido ya es 2.5% más pequeña de lo que hubiera sido si los votantes hubieran elegido permanecer en la Unión Europea hace tres años, según el economista en jefe de Citi en Reino Unido, Christian Schulz.

Incluso si se cancelara el brexit, el estancamiento de la inversión empresarial en Reino Unido en los últimos tres años sería difícil de revertir, dijo Schulz en una conferencia de prensa el martes.

“Esto permanecerá en la economía británica durante mucho tiempo”, dijo.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad