Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

China endurece su pelea contra la desaceleración económica

La desaceleración económica de China está empeorando en medio de la guerra comercial con Estados Unidos.
jue 21 noviembre 2019 05:27 AM
China
China batalla para suavizar la desaceleración de su economía.

El banco central de China está aflojando aún más sus bolsillos mientras el país lidia con una economía en decadencia y una prolongada guerra comercial con Estados Unidos.

El miércoles, el Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés) redujo sus tasas de interés de referencia en cinco puntos base . La tasa preferencial de préstamos a un año (LPR, por sus siglas en inglés) cayó a 4.15% desde 4.20% en octubre.

La LPR a cinco años se redujo por primera vez desde que fue introducida unos meses antes, pasando del 4.85% al 4.8%. Los recortes son relativamente pequeños, y los analistas dicen que podrían producirse nuevas reducciones a medida que China intenta impulsar la economía mientras controla la inflación.

Publicidad

La LPR, que los bancos cobran a los clientes corporativos por nuevos préstamos, es un nuevo punto de referencia crediticio que China introdujo en agosto y espera que gradualmente reemplace la tasa de interés fija existente.

“Ahora es muy evidente que Beijing ha intensificado sus esfuerzos por estabilizar el crecimiento a medida que los altos líderes están cada vez más preocupados”, dijo Ting Lu, economista en jefe de China para Nomura, en un reciente informe de investigación.

El recorte de tasas no pareció alegrar a los inversores de la región, que están cada vez más preocupados por si Estados Unidos y China podrán alcanzar un acuerdo comercial integral de fase uno.

El Shanghái Composite de China cayó 0.6% y el índice Hang Seng de Hong Kong bajó 0.7%. El Nikkei de Japón y el KOSPI de Corea del Sur disminuyeron 0.6% y 1.1%, respectivamente.

'Presión a la baja'

Lee: Las negociaciones comerciales entre EU y China se congelan

El recorte del miércoles se produjo pocos días después de que el banco central hiciera una reducción sorpresiva en otra tasa clave de préstamos.

La tasa de recompra inversa de siete días, una tasa a corto plazo a la cual el banco central presta dinero a prestamistas comerciales, fue recortada el lunes en cinco puntos base a 2.5%. Fue el primer recorte a esa tasa en más de cuatro años, según Refinitiv.

A principios de este mes, el PBOC también redujo la tasa de sus préstamos a mediano plazo (MLF, por sus siglas en inglés) de un año en cinco puntos base a 3.25%. Los préstamos son utilizados por los bancos para el financiamiento a largo plazo.

La desaceleración económica de China está empeorando en medio de una contundente guerra comercial con Estados Unidos y el enfriamiento de la demanda interna. El producto interno bruto (PIB) del país creció 6% en el tercer trimestre, su nivel más bajo en casi tres décadas.

La semana pasada, China publicó una serie de indicadores económicos importantes que continuaron decepcionando a los mercados. Las ventas minoristas crecieron 7.2% en octubre en comparación con el año anterior, por debajo del aumento del 7.9% esperado por los analistas encuestados por Refinitiv. Mientras tanto, la producción industrial creció 4.7%, cifra que también fue más débil de lo previsto.

 

“La presión a la baja ha seguido aumentando en la economía”, dijo el banco central en su último informe de política monetaria durante el fin de semana. “El debilitamiento de la demanda externa está pesando sobre las exportaciones de China”, agregó.

Yi Gang, el gobernador de PBOC, dijo el martes en una reunión que el banco central necesita “fortalecer sus ajustes contracíclicos” e “intensificar el apoyo crediticio” para la economía.

¿Más recortes en las cartas?

La serie de recortes de tasas es una “señal de confianza” de que el banco central chino todavía está dispuesto a aumentar el apoyo crediticio para las empresas a pesar de la burbuja inmobiliaria y el aumento de los niveles de deuda, dijo Stephen Innes, director de estrategia de mercado para Asia de AxiTrader.

“Parece claro que China no está esperando que se firme un acuerdo comercial interino y está acelerando las revoluciones del motor de estímulo más pronto que tarde a medida que su economía se desacelera”, dijo Jeffrey Halley, analista de mercado senior para Asia Pacífico de Oanda.

Lee: La economía de China recibe ayuda de Alibaba

Sin embargo, el banco central está ante un acto de equilibrista, con un alza de la inflación de productos de consumo. Las tasas de interés más bajas tienden a aumentar las presiones inflacionarias, ya que hacen que los préstamos sean más baratos y hacen que las personas gasten más.

El índice de precios al consumidor de China subió 3.8% en octubre respecto al año anterior, su ritmo más veloz en casi ocho años, frente a un aumento del 3% en septiembre. El aumento fue impulsado en gran medida por los precios de la carne de cerdo, que se dispararon más del 100% en comparación con el mismo mes del año pasado debido a un brote de peste porcina africana. El cerdo es un alimento básico de la dieta china, particularmente durante los festivales nacionales del país.

“A medida que la desaceleración empeora, el banco central enfrenta más objetivos y limitaciones (...) muchas de las cuales son conflictivas”, dijo Wang Han, economista en jefe de Industrial Securities, una firma de corretaje china, en una nota reciente.

Pero a medida que las perspectivas económicas se deterioran, el banco central podría tener que actuar de manera más agresiva.

“Dado que el soporte de la reciente flexibilización monetaria probablemente sea decepcionante y que aumentarán las dificultades para el crecimiento económico, creemos que el PBOC comenzará a reducir las tasas de manera más agresiva en los próximos meses”, dijo Martin Lynge Rasmussen, economista de China para Capital Economics.

 
Publicidad
Publicidad