Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El estancamiento de la economía pasa factura a la recaudación de IVA e ISR

Los ingresos del gobierno federal por IVA e ISR cayeron entre enero y octubre debido a una economía que se contrajo en los dos primeros trimestres del año, de acuerdo con datos de Hacienda.
vie 29 noviembre 2019 04:32 PM
(Obligatorio)
La Secretaría de Hacienda encabezada por Arturo Herrera (centro) dijo que la caída en recaudación de IVA e ISR se debe a una menor actividad económica.

El estancamiento de la economía ya pasó factura al gobierno federal en sus ingresos durante los primeros diez meses de 2019.

La debilidad de la actividad económica golpeó la recaudación del gobierno federal vía el cobro de IVA e ISR entre enero y octubre, de acuerdo con el informe de finanzas públicas de Hacienda divulgado este viernes.

"El IVA y el ISR disminuyeron (...) como resultado de la menor actividad económica", explicó la Secretaría de Hacienda en el informe.

Publicidad

Los ingresos a través del cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) cayeron 3.2% real en los primeros 10 meses del año, con lo que al erario entraron solo entraron 784,941.6 millones de pesos (mdp) respecto al mismo periodo de 2018.

Y el Impuesto Sobre la Renta también arrojó un resultado negativo: la recaudación por este impuesto fue inferior en 1.2% real en el periodo de referencia, de acuerdo con las cifras de Hacienda.

De acuerdo con analistas, cuando la actividad económica de un país es menor, se desacelera, se estanca o se contrae, la recaudación de impuestos como el IVA y el ISR cae debido que que existe un menor consumo y un menor empleo.

El dato positivo fue otra vez la recaudación vía el IEPS a gasolinas y diésel pues creció 61.6% real a 246,540 mdp en el periodo de referencia.

Esa alza del IEPS permitió compensar la caída del IVA y el ISR, con lo que los ingresos tributarios totales tuvieron un alza de 1.6% real entre enero y octubre de este año respecto al pasado.

Pero eso no fue suficiente, pues lo ingresos totales del sector público cayeron 0.3% real en ese lapso, pues los ingresos petroleros cayeron 8.3%

Publicidad

"Ello se explica por una menor plataforma de producción de petróleo (9.1% anual)
y un menor volumen de ventas internas", explicó Hacienda.

Tan sólo en octubre, los ingresos petroleros cayeron 40% real respecto al mismo mes de 2018, y los tributarios bajaron 5.5% real.

El Producto Interno Bruto (PIB) nacional registró descensos de 0.1% en los últimos tres meses de 2018 y en los dos siguientes trimestres del año en curso, con lo que acumuló tres trimestres consecutivos de contracciones, señalan datos del INEGI publicados esta semana. Para el periodo julio-septiembre de este año, el PIB se estancó en 0.0%.

Las cifras reportadas por el INEGI para algunos apuntan a que México estuvo en recesión técnica, aunque para funcionarios como el subgobernador de Banco de México (Banxico), Jonathan Heath, se trata de un estancamiento prolongado y para nada se está ni de cerca de una recesión.

Los ingresos totales del gobierno fueron menores en 33,000 mdp respecto a lo que esperaba obtener Hacienda, debido a ingreso petroleros inferiores, menores ingresos d ela CFE, menores ingresos tributarios.

"Si se excluye la aportación patrimonial del Gobierno Federal a Pemex, los ingresos petroleros registran una desviación respecto a lo aprobado de 192,209 millones de pesos, lo que implica una caída de 20% real respecto a enero-octubre de 2018.

El gobierno utiliza el Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) para compensar la caída en los ingresos.

Tanto el gobierno federal como Banxico esperan que en 2020 la economía mexicana comience una recuperación.

El tamaño del subejercicio

En los primeros 10 meses del año el subjercicio del gobierno federal en el gasto no se detuvo y fue de 155,300 mdp respecto a lo programado, es decir, a lo que le fue autorizado y que debía haber gastado para esas fechas, reportó Hacienda.

En su interior, el gasto programable fue menor a lo previsto en 65,700 mdp, debido a un menor gasto de la administración pública centralizada, explicó.

El gasto no programable fue inferior en 89,600 mdp a lo previsto, debido a un menor costo financiero de la deuda por 42,400 mdp, menores participaciones por 37,000 mdp y menor pago de Adefas y otros por 10,300 mdp.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad