Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

México necesita incentivos fiscales... pero el gobierno no parece dispuesto

Frente al paro de actividades económicas para evitar la propagación del Covid-19, las empresas necesitan de un respiro fiscal. Pero este no llega.
lun 30 marzo 2020 05:39 AM
Incentivos
Al pararse las actividades las empresas comienzan a tener menos ingresos, por tanto mayor presión para el pago de sus impuestos, por lo que pueden caer en impagos, aumentar sus deudas. FOTO: iStock.

La economía mexicana se deteriora por el impacto del coronavirus y el desplome de los petroprecios, por lo que es urgente que el Estado ponga en marcha un paquete de estímulos fiscales que ayude a las empresas a evitar la bancarrota y mantener sus finanzas sanas, coincidieron especialistas.

Además, un plan con estas medidas darían una bocanada de aire fresco al país en materia de competitividad y atracción de capitales.

La fase 2 del coronavirus llegó a México, y pese a que cada vez las perspectivas y previsiones económicas para 2020 y 2021 son más pesimistas, las señales del gobierno mexicano de brindar estímulos fiscales a empresas y profesionales independientes se van apagando.

Publicidad

“Todavía no vemos acciones concretas, no hay un plan integral de apoyo como se ha visto en otros países, es fundamental que exista el respaldo del gobierno federal para que las pequeñas y medianas empresas no se queden sin liquidez. Prevemos que el impacto más severo vendrá para el segundo trimestre del año, por eso deben implementarse acciones en el corto plazo, aún estamos a buen tiempo”, explicó a Expansión, Ángel García-Lascurain Valero, presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas (IMEF).

Al detenerse la actividad productiva, las las empresas comienzan a tener menos ingresos, por tanto mayor presión para el pago de sus impuestos, por lo que pueden caer en impagos, y no pagar genera un mayor costo contingente, ya que su deuda puede incrementar entre 30 y 50%, explicó Luis Javier Arreguín, director de AS Consulting Group.

“Vemos que la mayoría de las empresas se financia con el IVA o con un pago provisional de este. El hecho de tener menos flujo de capital elevaría los costos fiscales para los contribuyente, además de que caer en impago genera deudas con el fisco por concepto de multas y actualizaciones”, agregó el directivo de AS Consulting Group.

De acuerdo a un boletín de la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) el Servicio de Administración Tributaria (SAT) implementó mecanismos para devolver en un plazo de 3 días los saldos a favor para las personas físicas, en promedio una devolución de impuestos por saldos a favor tarda entre 15 y 45 días. No obstante, para las personas morales no se ha hecho algún anuncio.

Sin respuesta

Ana López Mestre, directora general de la Cámara Americana de Comercio (AmCham, American Chamber), explicó que se debe encaminar un plan para proteger el empleo, y parte de este plan debe contemplar las condiciones fiscales de las empresas.

Además de incentivos fiscales, la directiva consideró que es necesario garantizar el tránsito de bienes de manera efectiva al interior y por las aduanas del país, además de simplificar trámites para bienes y homologar procesos sanitarios.

Publicidad

Cabe destacar, que gran parte de las operaciones y procesos en aduanas son responsabilidad del SAT a través de la Administración General de Aduanas (AGA).

López Mestre destacó que son necesarias acciones como acelerar la devolución de IVA a pequeñas y medianas empresas, posponer o condonar el ISR para empleados con menores ingresos, simplificar trámites para presentar la declaración anual, además de permitir la deducibilidad de prestaciones laborales.

LEE:

El SAT llama a cumplir con obligaciones fiscales

Sobre la viabilidad de postergar algún tiempo la presentación de la declaración anual para personas físicas y morales, el fiscalista Jaime Rojas explicó que resulta viable, pues a diferencia de otras administraciones, los meses de marzo y abril en que se presentan estas declaraciones, ya no son tan fuertes para la recaudación, en vista de los pagos provisionales que van haciendo los contribuyentes.

“En una situación como la que se presenta, la economía se contrae, tienes menos ventas, se generan menos empleos, debería existir un pequeño espacio, atención a las demandas de diferentes actores. Ya traíamos una desaceleración económica y no se estaban dando incentivos, ahora son más urgentes”, dijo Rojas, quien es socio director de Asesoría Fiscal Skatt..

Hasta el cierre de la semana pasada, el SAT no anunciaba estímulo fiscal alguno, al contrario, emitió un comunicado en el que invita a los contribuyentes a cumplir con sus obligaciones fiscales tras el objetivo de obtener recursos para hacer frente a la emergencia sanitaria por Covid-19 y para mantener ingresos para los programas sociales.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad