Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

AMLO quiere por adelantado el remanente del Banco de México, ¿es posible?

El presidente dice que Banxico tiene saldo a favor por sus operaciones y que debe entregarse a la Federación para pagar la deuda del país. Pero no se conoce si existirá ni las magnitudes del monto.
jue 16 abril 2020 05:39 AM
Bank Of Mexico In Mexico City
Los remanentes de Banco de México son recursos que provienen del saldo positivo que resulta de la operación que hace el banco central.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador necesita recursos para poder sortear los efectos negativos de la pandemia del Covid-19 en la economía nacional y en la percepción de los inversionistas y para ello ha decidido acudir al Banco de México (Banxico).

El presidente dijo que se reunirá con la Junta de Gobierno del banco central para solicitar por adelantado los remanentes de la institución para poder pagar la deuda del país, pues a decir del político tabasqueño, Banxico tiene recursos gracias a la depreciación del peso mexicano frente al dólar estadounidense.

Publicidad

Los remanentes de Banxico son recursos que provienen del saldo positivo que resulta de las operaciones que hace el banco central. En función de estos movimientos, se hace un corte al cierre del año y se entrega a la Tesorería de la Federación.

“Un factor importante, que ayuda a que dicho remanente se convierta en una ganancia, es la revaluación del monto de reservas internacionales que produce la depreciación del peso. El remanente se calcula una vez cerrado el balance anual de operación del banco central, por lo que la cantidad del remanente no se conoce sino hasta después del cierre del año”, explicó Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics.

Para el economista, no tiene sentido que el presidente de la República solicite por adelantado este dinero porque no se conoce si va a existir o no remanente para el 2020 ni las magnitudes del monto.

Voceros de Banxico dijeron que la reunión con el jefe de Estado se realizará este jueves, aunque aún faltaba determinar la hora del encuentro.

Incluso, López Obrador admitió que en caso de haber remanentes este año (faltan ocho meses para que termine), los recursos se deben entregar en abril, pero de 2021: "Banxico tiene que compensar a la Hacienda pública con un monto, eso lo entregan de acuerdo a la norma, hasta abril del año próximo, pero es como una cobertura. Esto por la depreciación del peso. O sea, que ahí tenemos un excedente que nos va a ayudar mucho en estas circunstancias, aún cuando se va a disponer hasta abril del año próximo", dijo en su habitual conferencia matutina del miércoles.

Hasta este 15 de abril, el peso mexicano se ha depreciado cerca de 27% frente al dólar en el mercado interbancario, y de acuerdo con José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), es complicado que Banxico entregue los recursos debido a que en los siguientes meses esos remanentes pueden disminuir o perderse.

Además, el instituto autónomo tendría que hacer su análisis financiero y legal para determinar si esto es factible, y en caso de que así sea, en qué cantidad.

Banco BASE informó en un reporte que prevalecen los riesgos al alza para la paridad peso-dólar. "El que el peso fuera la divisa más depreciada (este miércoles) indica que existe una mayor percepción de riesgo sobre México, debido a que no se han implementado medidas de política fiscal expansiva para moderar el impacto económico del coronavirus ", detalla el reporte.

Por ley, el 70% del remanente tiene que ir al pago de deuda y 30% al fondo de estabilización de los ingresos presupuestales, añade Coutiño. “No sirve para financiar gasto, sino para compensar la caída de los ingresos”.

En 2015, la Secretaría de Hacienda recibió 31,449 millones de pesos en remanentes por el ejercicio 2014, y se destinaron al desarrollo de infraestructura.

En 2016, por remanentes obtenidos en el ejercicio 2015, Hacienda recibió 236,094 mdp, y en 2017, por el ejercicio de un año antes recibió 321,653 mdp, un monto histórico. Como en 2017 no hubo remanentes, en 2018 el gobierno no tuvo ingresos por ese concepto.

Al cierre de febrero, el saldo de la deuda bruta del sector público federal ascendía a 11.64 billones de pesos, según datos de la secretaría de Hacienda.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad