Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#CómoReactivarMéxico_header desktop Home Expansión
#CómoReactivarMéxico

México empezará su reactivación económica con el comercio exterior

Las exportaciones serán las principales beneficiadas en caso de mantenerse la reapertura económica, pero los riesgos de rebrotes hacen dudar que los beneficios lleguen pronto.
vie 17 julio 2020 05:49 AM
comercio méxico automotriz
Estados Unidos es el principal mercado para la industria automotriz en México.

El comercio exterior es el indicador de donde vendrán los primeros indicios de una real reactivación económica de México, sin embargo para que ello suceda es necesario que su vecino del norte mantenga la reapertura de su sector productivo, consideró Jesús López, subdirector de análisis económico de Banco Base.

A esta esperanza se le agrega la recién entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canada (T-MEC), el cual dará un mayor dinamismo al intercambio de mercancías en América del Norte . Además, México es una de las naciones con mayores Tratados de Libre Comercio en el mundo, con 13 para ser exactos que involucran a 50 países, de acuerdo a cifras oficiales.

Publicidad

“La economía mexicana puede mostrar una recuperación por parte de las exportaciones, dependiendo de lo que suceda con el avance del coronavirus y la manera en que se pueda frenar”, dijo el economista de Banco Base.

Pero no todo será fácil, ya que analistas y expertos coinciden en que el nuevo tratado comercial no será la panacea, sino un instrumento que puede ayudar a la recuperación de México.

“El 80% de las exportaciones mexicanas va hacia Estados Unidos. Creemos que EU se va a recuperar más rápido que México y eso va a detener la caída", dijo en entrevista Gabriela Siller, directora de análisis económico financiero de Banco Base.

“Sin esa ayuda del sector externo, el PIB de México caería 14% porque son factores internos, no nada más el Covid lo que está llevando a la economía hacia abajo”, agregó.

“El tratado no será suficiente si no hay mejores condiciones de certidumbre y del clima de inversiones en general, porque hay un momento muy complicado, en el cual todas las empresas están siendo muy cautas, respecto a dónde invierten”, aseguró recientemente el exembajador de México en EU, Gerónimo Gutiérrez, en el panel Norteamérica tras la contingencia y ratificación del T-MEC.

La producción mexicana de automóviles ha ido tomando ritmo y las fábricas de Mazda y BMW ya están operando con volúmenes superiores a los que tenían previo a la crisis sanitaria, mientras que otras, como las de Volkswagen y Audi, que arrancaron operaciones en la última semana de junio, aún están muy por debajo del ritmo anterior.

Sin embargo, la incertidumbre generada por la reapertura de actividades económicas por nuevos rebrotes pone en riesgo una recuperación en el corto plazo para ambas naciones.

“Se mantienen los riesgos elevados a la baja ante el repunte en el número de contagios de coronavirus a nivel global, particularmente en Estados Unidos”, destacó Banco Base un informe presentado este jueves.

En mayo las exportaciones tuvieron una contracción de 20.60% -acumulando cuatro meses consecutivos de retroceso-, y se espera que las exportaciones tengan una caída de 14% este año.

¿Y la reactivación interna?

Las actividades secundarias, sobre todo en la parte de construcción y manufacturas, tendrán una contracción de 13.6% durante el año en curso.

“Creemos que el hecho de que la pandemia no ha terminado y va a seguir el número de contagios elevado, hay dificultad para que varias industrias del sector manufacturero reabran”, sostuvo Jesús López.

Para el sector terciario, ven una recuperación más rápida por el lado de comercio y servicios. “Hay una mayor demanda de corto plazo por ese grupo de actividad económica”, precisó.

Otros riesgos que ven para México tienen que ver con una mayor deuda con respecto al PIB a pesar de que el gobierno no ha implementado una política fiscal expansiva, así como por un subejercicio del gasto.

Además de mayores salidas de capitales, alzas en el tipo de cambio y traspasos a la inflación, que aumente el desempleo estructural –en marzo la población económicamente activa era de 57.4 millones y en mayo cayó a 45.5 millones-; así como un mayor nivel de desconfianza de consumidores y empresarios y una “caída fuerte” en la inversión extranjera directa este año y que se extienda hasta 2021.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad