Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La pandemia hunde las ganancias de los grandes bancos en México

Los bancos tuvieron una contracción en la originación de crédito y un aumento en la morosidad pese a los planes de diferimientos, y los analistas advierten que los riesgos continúan.
mié 10 marzo 2021 05:49 AM
economía
Los bancos en México generaron reservas preventivas voluntarias por 35.8 billones de pesos para hacer frente a los impagos.

Si algo podemos decir de la pandemia del coronavirus es que sus efectos negativos afectaron a todos los sectores de la economía nacional y el sistema bancario no fue la excepción, pues lo grandes bancos tuvieron desplomes en sus utilidades durante 2020.

Los 49 bancos que operan en el país tuvieron una caída del 5.9% en términos reales en la cartera de crédito, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). El menor otorgamiento de crédito se debió principalmente a la cautela de los clientes ante la crisis.

Publicidad

Los bancos también fueron más cautelosos con la originación de crédito y algunos hasta recortaron las líneas de financiamiento de sus clientes.

"Se considera que el nivel de incertidumbre con respecto a la situación económica seguirá influyendo en la desincentivación de solicitar crédito de parte de las empresas y la población en general y su crecimiento dependerá del dinamismo económico que genere el consumo", señaló la agencia calificadora de riesgo crediticio HR Ratings en un reporte.

Los seis bancos más grandes del país por número de activos registraron caídas de hasta el 100% en sus ganancias en el último trimestre del 2020, como HSBC, afectados también por el cierre de la economía tanto en el segundo como en el cuarto trimestre de ese año.

Las utilidades de los bancos también se vieron afectados por la creación de reservas preventivas, que consisten en crear un 'colchón' en caso de que sus clientes no paguen sus deudas.

Banorte, incluso creó un último lote de reservas en el cuarto trimestre de 2020 para afrontar posibles impagos ante el semáforo rojo que inició en diciembre y se extendió hasta las primeras semanas del 2021.

En general, los bancos generaron reservas preventivas voluntarias por 35.8 billones de pesos para hacer frente a los impagos, de acuerdo con un reporte de HR Ratings.

La morosidad también mostró un incremento en el 2020 y de acuerdo con los directivos de los bancos y analistas del sector financiero, el sector enfrentará peores niveles de morosidad en el segundo y tercer trimestres de 2021.

Al cierre del 2020, los bancos reportaron un nivel de cartera vencida de 4.5%, un porcentaje mayor al 2.3% del cierre de 2019. Los niveles de morosidad aún se consideran bajos, de acuerdo con HR Ratings, debido a que son niveles similares a los que había en 2016.

"Parte de este comportamiento se explica por la vigencia de los programas de diferimiento de pagos de crédito autorizados por la CNBV y en menor medida por la desincorporación de la cartera de Banco Famsa, la cual representaba el 3.8% de la cartera vencida total", señaló la calificadora.

#QuéPasóCon un año de pandemia?

Al inicio de la pandemia, los bancos lanzaron de la mano de las autoridades de Hacienda un paquete de ayudas en el que permitían a clientes que estuvieran al corriente con sus pagos, diferir sus créditos desde tres y hasta por seis meses.

El 30 de junio de 2020, Hacienda anunció que le quitaba la licencia a Banco Ahorro Famsa por lo que dejó de operar como banca múltiple.

Con el avance de la pandemia, los semáforos en naranja y las limitadas actividades económicas, la autoridad dio nuevas facilidades a los clientes de la banca que consistían en quitas y más plazo; unos días más tarde y tras el pronunciamiento de la Asociación de Bancos de México (ABM), la autoridad detalló que ese nuevo programa era opcional y que cada banco debería decidir cómo apoyar a sus clientes.

El saliente presidente de la ABM, Luis Niño de Rivera, dijo que al inicio de la pandemia había temores de que los clientes incumplieran con los pagos, pero al cierre del 2020 cerca del 90% de los clientes ya se habían puesto al corriente.

Publicidad
Publicidad
Publicidad