Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Estados Unidos presenta segunda queja laboral contra fábrica en México

No ha pasado ni un mes de la primera queja en materia laboral bajo los estratos del nuevo T-MEC.
mié 09 junio 2021 06:43 PM
Queja laboral
La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos hizo la solicitud que involucra a la fábrica de autopartes Tridonex en la ciudad fronteriza norteña de Matamoros.

Estados Unidos pidió a México que revise si a los trabajadores de una fábrica de autopartes se les negaron derechos laborales.

La segunda queja de Estados Unidos llega en menos de un mes presentada la primera, igual en materia laboral y bajo las nuevas condiciones estipuladas en el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos hizo la solicitud que involucra a la fábrica de autopartes Tridonex en la ciudad fronteriza norteña de Matamoros, después de que la federación sindical AFL-CIO solicitó a la agencia que revisara el caso por las acusaciones de que la fábrica negó a los trabajadores los derechos de negociación colectiva y de libre asociación.

Publicidad

Este martes, Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, en su visita por México anunció un paquete de 130 millones de dólares (mdd) como apoyo de Washington para defender los derechos laborales.

El objetivo es que durante los próximos cuatro años México implemente la reforma laboral, que garantiza la justicia laboral y la libertad sindical.

La reforma laboral de México es parte esencial del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que ya ha registrado sus primeras quejas laborales en plantas de General Motors en Silao, Guanajuato.

Desde la entrada en vigor del TLCAN en 1994, que contaba con pocas herramientas para hacer cumplir las normas laborales, los salarios en México se estancaron y ahora se ubican como los más bajos entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El TMEC fue diseñado para cambiar eso al dar más poder a los trabajadores para exigir mejores salarios, lo que también está destinado a evitar que los bajos costos laborales reduzcan más puestos de trabajo en Estados Unidos.

Con información de Reuters.

Publicidad
Publicidad
Publicidad