Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los útiles y alimentos opacan la baja en el precio del gas doméstico

El regreso a clases y los productos del campo presionan el bolsillo de los mexicanos minimizando el beneficio de la intervención estatal en el precio del gas LP.
lun 06 septiembre 2021 05:49 AM
La inflación sigue presionando el bolsillo
El gas LP y los productos agropecuarios impulsaron el crecimiento de la inflación en septiembre, el mes patrio.

Pese a que el precio del gas doméstico se ha contenido gracias a la intervención del Gobierno, hay poco alivio para el bolsillo de los mexicanos, ya que el regreso a clases y los alimentos como el aguacate y el jitomate ejercen presión en la inflación

María del Pilar Hernández, ama de casa y trabajadora, comenta a Expansión que ahora destina para la compra de la despensa cerca de 700 pesos: "Antes la compraba con entre 300 y 350 pesos máximo” una vez a la quincena o cada mes “según como se consuman las cosas”.

Publicidad

Canasta básica

En la primera quincena de agosto, el aumento de precios de bienes y servicios se ubicó en 5.58% a tasa anual a pesar de la disminución en los energéticos. El gas LP tuvo una reducción quincenal de 15.06%, de acuerdo con información del Inegi.

La opción para tratar de ahorrar, comentó Hernández, es aprovechar las ofertas en los súper mercados o, de plano, “comprar un producto más barato”.

“El aguacate, el jitomate y en hortalizas los chiles serrano, habanero y manzano; se podría decir que el poblano van para arriba”, comenta por su parte Alejandro Vieira, comerciante del Mercado Santa Fe.

Agrega que lo que solía comprar con entre 8,000 y 12,000 pesos cada tercer día, ahora lo hace con 15,000. “El aguacate de un promedio de 250 la caja, ahora llega a valer hasta 500 o 550 pesos”, precisó. “A veces, porque somos clientes, nos hacen una pequeña rebaja”.

“El hecho de que haya inflación siempre es negativo porque se erosiona el poder adquisitivo de los hogares, la gente tiene menor capacidad para comprar muchos bienes”, dijo Alejandro Saldaña, economista en jefe de Grupo Financiero Ve por Más (BX+).

Durante los primeros 15 días de agosto, las frutas y verduras registraron el mayor incremento en comparación con la última de julio. El chile serrano (26.75%), el aguacate (8.98%) y el jitomate (2.49%) tuvieron los mayores incrementos quincenales, detalló el Inegi.

El alza de precios pone entre la espada y la pared a los comerciantes, pues “cuando subimos los precios (los clientes) no se llevan el producto y tenemos una merma. Entonces, prefiero ganarle poco pero que siga circulando el producto”, dice Vieira, comerciante.

Por ejemplo, el kilo de jitomate le cuesta 20 pesos y “para que el cliente siga con nosotros lo damos a 22 pesos el kilo”, aumento que no cubre gastos como el transporte de la Central de Abasto al poniente de la Ciudad de México, donde tiene su negocio.

De acuerdo con el último informe trimestral de Banco de México (Banxico) –abril-junio 2021-, la inflación estaría bajando hacia la meta de 3% hasta el primer trimestre de 2023, no hacia el segundo trimestre del próximo año.

“Nosotros estamos cercanos, excepto que en el cuarto trimestre de este año traemos 5.9%, pero también estamos contemplando que va a ir disminuyendo. Esto habla que las presiones van a ser transitorias, pero vamos a ver si se da así, como lo estamos pronosticando”, expuso Gabriela Soni, chief investment officer de UBS.

Publicidad

Regreso a clases

Este año, además del aumento de precios en varios artículos de la canasta básica, se le tiene que sumar el regreso a clases con gastos en útiles escolares, uniformes, inscripciones y artículos de higiene para prevenir el contagio de COVID.

Yazmín Reyes González, quien vive en Toluca, Estado de México, comenta que para la compra de útiles destinó cerca de 4,000 pesos, pero que la cifra se duplicaría con la inscripción de su hijo que está en quinto grado.

Marisol Toledo, mamá de una pequeña que cursa el segundo de primaria en la Ciudad de México, estimó un gasto de 7,000 pesos en inscripción y útiles; sin contar uniformes ni una cuota que se paga cada año. Antes de la pandemia sí se pagó la cuota por gastos anuales –alrededor de 1,300 pesos, recordó.

“La inflación es un impuesto más fuerte regresivo que elimina el ingreso disponible en las familias. Entonces, las presiones inflacionarias son malas noticias, sobre todo para las familias con menores ingresos del país”, explicó Jesús Garza, profesor del EGADE Business School.

Los padres que tienen a sus hijos en escuelas particulares, como el caso de la señora Toledo, tienen que pagar un seguro de gastos médicos, pero este año no cubre el coronavirus.

“Hace un año los cuadernos que le piden a ella (su hija) estaban en 26 pesos. Este año me costó 35 pesos cada cuaderno; antes una caja de colores costaba 90 pesos y ahora cuestan 120”, agregó.

En el caso de los útiles escolares no hay muchas opciones para que las familias puedan ahorrar, pues en las escuelas piden cuadernos con ciertas características, coincidieron Marisol y Yazmín.

Política monetaria

Banco de México tiene como herramienta central para moderar la inflación a la tasa de interés, de referencia, sin embargo, esta limita la inflación cuando se debe a la demanda. En este caso, las presiones inflacionarias se deben a la oferta de algunos insumos o materias primas.

“Cuando se trata de choques de inflación que vienen por choques de oferta, en ese sentido la política monetaria no tiene un impacto para resolver este tipo de choques, ahí la efectividad de la política monetaria se ve muy reducida”, explicó Gabriela Soni, de UBS.

Publicidad
Publicidad
Publicidad