Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La inflación dejará pobreza y menos inversión, advierte Jonathan Heath

El alza de precios afecta más a quienes tienen menos recursos, mientras las familias de altos ingresos cuentan con instrumentos para protegerse, dice en entrevista el subgobernador de Banxico.
mié 10 agosto 2022 05:59 AM
jonathan-heath-inflacion
El subgobernador del Banco de México, Jonathan Heath, explicó que la inflación dificulta las decisiones de inversión y pega de manera negativa al desarrollo económico del país.

La ola inflacionaria que se vive en el mundo dejará efectos para la economía mexicana en el corto y mediano plazos, advirtió Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México (Banxico) en entrevista con Expansión.

Más personas en pobreza por la pérdida del poder adquisitivo de las familias mexicanas, un comportamiento ineficiente de la economía y menos inversión por la distorsión que genera las alzas de los precios, son los efectos que el doctor en economía por la Universidad de Pennsylvania, y con 40 años de experiencia en el análisis y estudio de la economía de México tiene bien detectados.

“Lo que hace la inflación es que le resta poder adquisitivo, introduce ineficiencia en la economía; dificulta las decisiones de inversión y, por tanto, pega de manera negativa al desarrollo económico del país”, comentó en entrevista para la edición de agosto de la revista Expansión: “México Caro”, que ya se encuentra disponible desde el primer día de este mes.

Publicidad

¿Qué efectos va a dejar esta ola inflacionaria en la economía de México en los corto y mediano plazos?
—Lo primero y lo más grave es que disminuye el poder adquisitivo de los hogares, por lo tanto, a toda la familia no le alcanza y están comprando menos; eso tiene una repercusión en el nivel de bienestar de la población, no puede permitir un crecimiento más sano en el nivel de consumo de los hogares.

Lo segundo es que al tener una alta inflación distorsiona la asignación suficiente de recursos dentro de la economía, por lo tanto, la economía no está comportándose de la mejor forma, si no que está por debajo de su nivel de eficiencia optima.

Con la inflación, algunos precios suben a una velocidad diferente que otros, hay una distorsión en los precios relativos, y eso hace más difícil la planeación de las empresas para llevar a cabo sus inversiones, por lo tanto, tiene una repercusión negativa sobre la inversión.

¿La inflación es un generador de pobreza?
—Definitivamente, porque le resta al poder adquisitivo, especialmente en aquellos hogares que no se pueden defender contra la inflación.

Una familia de amplios recursos cuenta con muchas diferentes formas con las que se puede proteger, hay instrumentos financieros en los que se puede invertir, como los Udibonos, que siempre van a dar una tasa de interés por arriba de la inflación, etcétera, y construyendo un buen portafolio financiero, le puedo yo ganar a la inflación.

El problema son más de la mitad de todos los países, donde los hogares no tienen acceso al sistema financiero, están excluidos, ¿y ellos cómo se protegen?, ellos no tienen ninguna manera de hacerlo, entonces los de más bajos recursos van perdiendo poder adquisitivo, especialmente quienes están en el umbral de la línea del ingreso que marca la diferencia entre pobreza y no, al perder poder adquisitivo caen por debajo de ese umbral y se reclasifican como pobres.

Usted informó que México tendría una inflación mayor a 10% sin el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (Pacic), ¿esto es mayormente por los subsidios a las gasolinas?, ¿qué otras medidas está viendo que están ayudando a contener la inflación?
—Es prácticamente por lo de la gasolina. Hicimos un ejercicio contrafactual en el que se determinó que si no hubieran subsidios la inflación en vez de estar en 8%, estaría en 11.2%; sin embargo, eso únicamente toma en cuenta el efecto directo, faltaría incorporar los efectos de segundo orden, obviamente si es cara la gasolina tienes repercusiones en los precios, estaría más allá de 11.2%.

En el margen las otras medidas del Pacic, podrían tener algún impacto, pero creo que son bastante marginales.

 

¿Qué tan sostenibles son este tipo de medidas, principalmente los estímulos fiscales a las gasolinas?
—Esto es una pregunta para la Secretaría de Hacienda. Lo que la dependencia dice es que tiene ahorita ganancias por el incremento en el precio del petróleo, todas esas ganancias, por el sobreprecio a lo que se había calculado originalmente, se está utilizando para subsidiar el precio de la gasolina y que, según sus cálculos, más o menos uno alcanza para el otro.

Ahora, yo no he hecho un cálculo personal, simplemente es la información que yo tengo.

Banxico comenzó a subir la tasa de referencia desde el año pasado, ¿cómo han ayudado las alzas a contener la inflación?
—Tendríamos que tener algún ejercicio contrafactual que no lo tenemos y es muy difícil construirlo.

Yo diría que, intuitivamente, si no hubiéramos empezado a aumentar la tasa hubiéramos estado mandando el mensaje de que al Banco de México no le importa el fenómeno de la inflación, y eso hubiera tenido como repercusión mayores expectativas de inflación, por lo que las tasas de interés a mediano y largo plazos podrían estar por arriba de lo que vemos ahorita.

Después de alzas de 25, 50 y ahora 75 puntos base, estamos en medio de la zona neutral, lo que necesitamos hacer es seguir aumentando la tasa, para no tener una postura neutral, si no restrictiva consistente con el panorama inflacionario que estamos observando, sí veo la necesidad de seguir aumentando la tasa.

¿Cómo podemos combatir la inflación?
—El primer factor es nuestra política monetaria, esta debe ser consistente con el panorama inflacionario, tener una postura restrictiva para contener las expectativas y tratar de contener la inflación, no resolverla; la política monetaria por sí sola no nos alcanza, pero es lo que hay.

Lo segundo que ayuda es el Pacic con los subsidios a la gasolina, en vez de tener una inflación de 11%, la tenemos en 8%, eso no resuelve el problema inflacionario, pero ayuda a contener.

El tercer y más importante, pero fuera de nuestro lado, es la política monetaria de Estados Unidos. Gran parte de la inflación que importamos viene de allá, donde está por arriba de 9%, y la Fed mantiene una postura expansiva, necesitamos que siga aumentando su tasa para una postura restrictiva, esto es una condición necesaria, pero no suficiente, para que podamos ver una tendencia de inflación a la baja en nuestro país. Y no solo de la Fed, es un esfuerzo a nivel global, de todos los bancos centrales, necesitamos una postura restrictiva mundial.

La última, es algo que he bautizado como paciencia y suerte. Necesitamos suerte porque para que se cumplan las proyecciones de inflación, lo que necesitamos es ya no tener choques no anticipados, ahí es donde viene ese elemento de suerte, ojalá no los tengamos, pero nunca podemos anticipar el futuro; si va haber otra invasión a otro país, o quien sabe qué vaya a pasar.

Al último la parte de paciencia, porque puedo asegurar que tarde o temprano se va a resolver el tema de rebote inflacionario, su causa inicial, que fue la disrupción en las cadenas de suministro a nivel mundial, a razón de la pandemia, tarde o temprano se van a solucionar, a recomponer, el problema es que no sabemos si esto va a tardar mucho, o poco, pero lo que sí sabemos es que eventualmente va a resolverse.

La entrevista con el subgobernador Jonathan Heath se realizó el 14 de julio de 2022 y forma parte del reportaje especial que se publica en la más reciente edición de la revista Expansión: México Caro.

 
Publicidad
Publicidad