Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

5 herramientas indispensables para vender en línea

Chatbots, CRM y medios de pagos son algunos de los elementos necesarios para tener una estrategia de comercialización eficiente, según especialistas.
Auge.
En 2017, las ventas del comercio electrónico crecieron 20.1% respecto al año previo, según cifras de la Asociación de Internet Mx.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión).- El comercio electrónico en México sigue en auge. En 2017, las ventas superaron los 396,000 millones de pesos, 20.1% más que el año previo, según cifras de la Asociación de Internet Mx. Y ese crecimiento de doble dígito ha continuado durante este año. Por esto, los especialistas consideran que vender en línea dejó de ser una opción para los negocios, ahora es una necesidad.

Pero para lograrlo no sólo se necesita tener un catálogo online y un procesador de pagos, la estrategia de comercio electrónico debe ser integral, rápida y en tiempo real, dice Daniel Hoe, director de Mercadotecnia del desarrollador de software bajo demanda Salesforce para América Latina.

Y también, coinciden los expertos, es importante que las empresas adopten herramientas tecnológicas, como sistemas de gestión de relaciones con el cliente, software de pagos en línea y asistentes virtuales, para potenciar sus ventas y ser más productivos.

“No solo se vuelven más eficientes las áreas operativas, sino que eleva la satisfacción del cliente”, expone Gustavo Parés, socio y CEO de Nearshore Delivery Solutions, compañía que desarrolla asistentes virtuales. A continuación, los elementos que los especialistas consideran indispensables en las estrategias de ventas en línea:

Lee: Gus Chat, la start-up que quiere que hables con robots

Plataforma de e-commerce. Una vez que decides incursionar en el mundo del comercio electrónico, la siguiente pregunta es ¿dónde y cómo empiezo a vender mis productos? La respuesta depende del presupuesto y las necesidades de cada negocio.

Publicidad

En tu página comercial de Facebook puedes crear gratis una tienda en línea, desde ahí es posible que administres los productos y cobres por ellos. Los marketplaces -como Kichink- son otra opción que ofrecen las mismas facilidades. Ambas soluciones son ideales para introducirte en el mundo del comercio electrónico y representan un buen termómetro para saber si debes invertir o no en crear una plataforma propia.

Si tu marca tiene un posicionamiento positivo en el mercado y las ventas online se disparan, quizá es momento de darle el sí a una plataforma propia. Puedes crearla tú mismo. En GoDaddy hay dominios desde 265 pesos mensuales con plantillas de diseño de e-commerce, mientras que en sitios como themeforest.net o Shopify.com el costo alcanza hasta los 24 dólares.

Otra vía es contratar los servicios de una agencia de diseño de e-commerce, que te entregue una solución personalizada y lista para usarse. Los precios dependerán de la complejidad y diseño del sitio. De acuerdo con los especialistas, es posible encontrar opciones desde menos de 4,000 pesos.

Te interesa: Chatbots y marketplaces serán los proveedores de las empresas en el futuro

Solución de pagos en línea. Cuando ya tienes claro dónde y cómo vender, la siguiente pregunta es ¿cómo les cobro a mis clientes? Plataformas como Kichink integran la solución de pagos en línea. Este marketplace, por ejemplo, cobra una comisión a partir de 9.5% por cada transacción.

Para tiendas propias hay varias opciones de pagos en línea, que también aceptan tarjetas bancarias o depósitos en efectivo en tiendas como Oxxo. Entre ellas está Paypal, que cobra una tasa base de 3.95% más una comisión fija de cuatro pesos, o bien la fintech PayU, que cobra 3.50% más cuatro pesos de comisión por transacción exitosa.

CRM. Vender en línea no sólo se trata de ofertar un producto y cobrarlo, la gestión de la relación con los clientes es un elemento fundamental en una estrategia de e-commerce, destaca Hoe.

Para lograrlo puedes implementar un software CRM. Este ayuda a que los equipos de ventas trabajen de forma más inteligente y productiva, ya que integra tareas como ventas, marketing o facturación. Además, almacena las conversaciones que los vendedores tienen con sus clientes -correo, llamadas, reuniones y notas- para que cualquier otro agente o área de la empresa pueda darle seguimiento.

Recomendamos: Sr. Pago, la start-up que le dice sí a los bancarizados

Esto imprime rapidez al proceso de venta y mejora la comunicación. “Hemos visto incrementos de 30% en las ventas con estas soluciones”, comenta el directivo de Salesforce, que atiende a más de 100,000 pequeñas y medianas empresas (pymes) en el mundo.

Hay diversos proveedores de esta solución, como Microsoft, Salesforce, Oracle y SAP, que tienen precios mensuales desde 25 dólares por usuario.

Asistente virtual o chatbot. Esta solución no solo genera ahorros al automatizar algunas tareas de la atención del cliente, sino que ayudan a mejorar las oportunidades de ventas al responder las preguntas de los usuarios más rápido, señalan los expertos.

Pero antes de usarla, el proveedor mexicano de chatbots Gus Chat recomienda definir los objetivos, por ejemplo, mejorar la satisfacción del cliente o la experiencia de usuario.

Lee también: Opinión: ¿Cómo crear un estrategia exitosa de marketing digital?

El costo de estas soluciones es por interacción con el usuario y depende de la complejidad de la tarea, que puede ir desde responder preguntas sobre horarios, hasta hacer recomendaciones de compra, comenta Parés. El directivo asegura que los chatbots reducen hasta 10 veces el costo de canales como call centers, donde cada interacción con el cliente cuesta de 20 a 100 pesos.

Redes sociales. El marketing en línea es parte fundamental de la estrategia de venta y debe estar integrado al resto de las soluciones tecnológicas, sugiere Hoe. Tiene la ventaja de que sus precios son más accesibles respecto a canales tradicionales, se puede medir el resultado y es posible llegar a públicos más segmentados, destacan los expertos.

Antes de iniciar una campaña debes definir cuál será la meta, puede ser elevar el número de visitas a la página web o mejorar las oportunidades de venta.

Otro elemento básico a considerar en este aspecto es el presupuesto. En Facebook o Instagram puedes iniciar una campaña con 200 pesos diarios.

Para diseñar y ejecutar esta estrategia, puedes acudir a una agencia de marketing. Los montos dependerán de los objetivos y el periodo de duración de la campaña. Hay algunos paquetes desde 10,000 pesos, que incluyen indicadores de medición y manual de crisis.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad