Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Qué significa que un fondo lidere una ronda de inversión?

Encabezar una transacción no es para cualquiera, implica poner a prueba la experiencia y prestigio de los inversionistas.
No cualquiera.
Ser el fondo líder de la ronda de inversión es un trabajo demandante, con un costo de oportunidad en otros negocios. Por eso son muy selectivos al tomar esa decisión, exponen expertos.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión).- Las mega rondas de inversión en el ecosistema emprendedor mexicano han traído una tendencia: que existan fondos que lideran las operaciones. Esto no sólo significa que aportan más capital a las start-ups o que establecen los términos de la transacción, sino que son responsables de investigar y analizar a las empresas en las que van a invertir.

“Antes no existía el término de inversionista líder. Todos los fondos que participaban en una ronda hacían su propio due diligence”, dice Héctor Sepúlveda, managing partner en México del fondo Mountain Nazca, que ha liderado 25 de las más de 30 inversiones en start-ups que ha realizado desde 2012. Para la compañía era una pesadilla, porque tenía a cinco inversionistas distintos investigando sobre él, lo que terminaba por afectar la operación empresarial.

Con el tiempo, la comunidad de inversionistas fue aceptando que un fondo hiciera la investigación y la transmitiera al resto, explica Sepúlveda. Es un esquema que se sigue a nivel global. De esta forma, los inversionistas y fondos participantes dejan de hacer su propio due diligence porque confían en el trabajo del líder. “Es un efecto de validación. El inversionista participante toma el análisis del líder y lo complementa con algunas dudas, de esa forma se puede subir a la operación más rápido”, comenta Diego Rodríguez, socio de MD Partners, firma de inteligencia financiera que ayuda a las start-ups a prepararse para levantar capital.

Lee: Dos fondos de venture capital levantan más recursos para invertir en start-ups

Ser el líder de una operación pone a prueba el prestigio del inversionista. Para encabezar una ronda, el fondo debe tener la reputación probada en inversiones para influenciar en el resto de los participantes, señala Sepúlveda. “Liderar es importante no sólo para establecer las condiciones y tomar las riendas de la negociación, sino para influenciar en los coinversionistas”, dice Fernando Lelo de Larrea, managing partner de ALLVP, un fondo que ha encabezado 20 inversiones de las 26 que ha hecho desde 2012.

Una tarea nada sencilla que -según Nathan Lustig, managing partner de la firma de inversiones Magma Partners- se da principalmente a partir de la serie B. “En etapas de capital semilla no hay tantas coinversiones, pasa en series posteriores”, agrega el especialista.

Publicidad

Las ventajas de ser líder

De los 24 anuncios de inversión publicados durante 2018 en el sitio de la Asociación Mexicana De Capital Privado (Amexcap), 18 detallaban cuál era el fondo que lideraba la operación. Ignia, Variv Capital, Dila Capital y Dalus Capital fueron algunos que se atrevieron a encabezar una transacción.

Recomendamos: La receta del fondo Adobe Capital para tener inversiones exitosas

Liderar una ronda tienen sus ventajas. Por ejemplo, el fondo puede involucrarse en mayor medida en la empresa teniendo más asientos en el consejo. “Nos ha pasado incluso que tratan de conseguir derechos económicos o corporativos todavía más fuertes, como ser los únicos que puedan meter más dinero en las siguientes rondas”, comenta Sepúlveda.

Pero esas ventajas también tienen un costo. El trabajo es muy demandante y se requiere de un equipo robusto. Además, hay un costo de oportunidad porque al concentrar los esfuerzos en el análisis de una compañía el fondo deja de observar a otras. “Por eso son muy selectivos cuando son líderes”, dice el socio de MD Partners.

Encontrar a un líder también representa un trabajo arduo para el emprendedor. “Muchos fondos no quieren exponerse a menos que sea una start-up con referencias en el mercado”, comenta Jordi Greenham, cofundador y CEO de la plataforma de renta de departamentos Homie.

No dejes de leer: El fondo Angel Ventures alista CKD por 1,000 mdp para invertir en start-ups

Con él coincide Ignacio Guglielmetti, cofundador de la start-up de hospedaje de animales Cuida mi Mascota, que tardó dos meses en conseguir a su inversionista líder para que liderara la ronda que la empresa levantó en 2017. “Los inversionistas prefieren ver a alguien que sabe más o que vio algo distinto en la empresa y eso les da confianza”, expone el emprendedor.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad