Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

La Secretaría de Economía delega a Pronafim la política de apoyo a emprendedores

El organismo no solo será responsable del financiamiento a microempresarios, también deberá desarrollar programas de apoyo a mipymes, emprendimiento y franquicias.
Presupuesto.
El Pronafim cuenta este año con un presupuesto de 156 millones de pesos para impulsar las actividades relacionadas con los microempresarios.

Las tareas de Ana Bárbara Mungaray aumentaron de golpe. La coordinadora general del Programa Nacional de Financiamiento a Microempresarios (Pronafim) no solo tendrá bajo su responsabilidad promover los servicios de microcréditos para ese sector, sino que también deberá desarrollar y ejecutar los programas de apoyo a micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes), emprendedores y franquicias, así como de la microindustria y la actividad artesanal.

Esas tareas son facultad de la Secretaría de Economía. Hasta diciembre de 2018, las labores relacionadas con mipymes, emprendedores y franquicias fueron ejecutadas a través del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem). Pero ahora, el Senado analiza el dictamen sobre la extinción de ese organismo. Mientras esto sucede, la dependencia federal delegó esas funciones a la Coordinación Nacional del Pronafim, como dio a conocer en el Diario Oficial de la Federación este 13 de mayo.

“Habrá que ver cómo van a hacer para que funcione esa súper entidad con menos personas y menos presupuesto”, dice Jorge Corral, director ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de México (Asem). “Y ver si tiene capacidad operativa, porque se le está agregando una carga muy importante con las funciones del Inadem y del fomento a la actividad artesanal”.

Lee: Los diputados de Morena le dicen adiós al Instituto Nacional del Emprendedor

Este año, el Pronafim tiene un presupuesto de 156 millones de pesos, cifra superior a los poco más de ocho millones que tuvo en 2018. Entre la serie de funciones que la Secretaría de Economía, a cargo de Graciela Márquez, delegó al Pronafim están:

- Proponer, desarrollar y ejecutar los programas, estrategias y acciones que se aprueben para el apoyo, atención, creación, consolidación y competitividad de mipymes, emprendedores y franquicias.

Publicidad

- Coordinar la operación de leyes, fondos, fideicomisos y otros instrumentos para la ejecución de la política nacional de apoyo a los emprendedores y mipymes. Así como apoyar la creación de fondos de garantía y otros esquemas e instrumentos financieros que faciliten su acceso al financiamiento.

- Suscribir convenios de colaboración con dependencias de los tres niveles de gobierno, la iniciativa privada, academia, entidades financieras y organizaciones nacionales e internacionales a favor de esas empresas.

Recomendamos: El Inadem desaparece pero continúan los apoyos a emprendedores

- Dirigir el ejercicio de los recursos públicos, ya sea por la vía de convocatorias públicas, de forma directa o por suscripción de convenios específicos. Y canalizar aquellos a proyectos estratégicos, regionales o sectoriales.

- Establecer la operación del Observatorio Nacional del Emprendedor (ONE) y desarrollar políticas para la formación y capacitación permanente de emprendedores, así como en materia de incubación, aceleración, internacionalización, innovación, financiamiento y demás temas relacionados con la gestión de las mipymes.

- Formular y proponer los anteproyectos de las reglas de operación de los programas relacionados con mipymes y definir los mecanismos de evaluación de los mismos.

Lee también: ¿Por qué murió el Inadem y qué sigue para los emprendedores?

- Ejercer las atribuciones de la Secretaría de Economía que marca la Ley Federal de Fomento de la Microindustria y la Actividad Artesanal.

“Lo que hicieron fue sintetizar al Inadem y traspasar sus funciones al Pronafim”, comenta Corral. El especialista en política pública a favor del emprendimiento señala la omisión de un consejo consultivo del instituto, la falta de claridad en los criterios de evaluación alineados al Plan Nacional de Desarrollo, así como la desaparición de la Semana Nacional del Emprendedor en el texto publicado en el Diario Oficial de la Federación.

A eso le suma la falta de acciones para mejorar el entorno regulatorio. “Lo que vemos es microcréditos, capacitación, hacer más eficiente el presupuesto y hasta ahí”, indica Corral. “Tenemos preocupaciones y dudas, pero también estamos expectantes de lo que puedan dar a conocer más adelante con las reglas de operación de esos programas”.

Al respecto, Expansión consultó al área de comunicación del Programa Nacional de Financiamiento a Microempresarios, que respondió que por el momento no harán algún comentario sobre el tema.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad