Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

De las apps de movilidad al súper (solo) en línea

Ricardo Weder cambió la presidencia de Cabify por un emprendimiento de retail, Jüsto, con el que quiere cambiar las reglas de la industria.
mar 24 septiembre 2019 05:00 AM
Jüsto_Caja.jpg
Jüsto es el primer supermercado sin tiendas físicas en México que apuesta por reducir desperdicios y uso de plásticos.

Desde la preparatoria, Ricardo Weder tenía como meta emprender. Creó una plataforma de venta de muebles en línea y también un restaurante, pero su visión era crear un negocio con una idea disruptiva y con impacto social. Su apuesta fue por una de las industrias más grandes y más recelosas a la entrada de competidores, los supermercados. Jüsto nació como el primer supermercado en línea en México. Con él, Weder planea ponerse al tú por tú con firmas como Walmart.

Publicidad

Antes de apostar por su emprendimiento y tras volver de su maestría en Europa, Weder empezó a trabajar en Rocket Internet, de donde salto primero a Easy Taxi y luego a Cabify, logrando crecer la empresa en México y a escala global hasta una valuación de 1,400 millones de dólares (mdd). Dejar Cabify no fue sencillo, admite, pero tomó los conocimientos para echar a andar su emprendimiento.

Lee: Este supermercado mexicano no tiene tiendas físicas

“Ambas son empresas de tecnología, pero también tengo el conocimiento de haber liderado el crecimiento de Cabify. Tengo la certeza que con el talento que tenemos y si traemos al talento correcto podemos tener una historia de éxito similar. La clave está en entender la agilidad y procesos mentales del equipo para ir aprendiendo y adaptando la propuesta de valor”, comenta el emprendedor, que formó parte de la generación 2018 de Las 30 Promesas de Expansión .

Jüsto empezó a operar en julio de 2019 como el primer supermercado mexicano exclusivamente en línea, sin tiendas físicas, y con entregas en la Ciudad de México. Por ahora, las compras son mediante su página de internet, donde tienen disponibles 2,000 productos de artículos de limpieza, no perecederos y frutas y verduras, que a decir de Weder, son su carta fuerte. “Es una industria de márgenes bajos, con activos muy altos, que en el tema de frescos, por exhibición, tiene una merma de 35%. Imagínate el área de oportunidad ahí”.

Publicidad

Para revolucionar la industria, dice Weder, Jüsto se apalanca en la tecnología y la recopilación de datos, primero, para dar un mejor servicio, mejores márgenes y menos desperdicios, pero también para poder tener una cadena de valor más justa en la que los proveedores tengan acuerdos justos y pagos a tiempo. Ahora, la empresa trabaja con 200 proveedores y el objetivo es sumar más para que la firma sea una plataforma para pequeñas y medianas empresas que no han podido entrar a los grandes supermercados.

Lee: Esta es la estrategia de Walmart para liderar las ventas en línea

Las ventas en línea en México vieron su mayor revuelo cuando Amazon entro al mercado. Fue a partir de entonces que los gigantes como Walmart comenzaron a invertir en tecnología y estrategias omnicanal. Sin embargo, a la fecha, la cadena de supermercados vende menos del 5% de sus ventas totales en línea. Una de las apuestas con las ventas en línea para los supermercados es la prontitud, dice Marisol Huerta, analista de Ve por Más, algo a lo que apuesta Walmart y otros minoristas.

“La competencia se va a poner mucho más fuerte en el futuro. Walmart ahora toma ventaja de su penetración de mercado y la rapidez con que puede entregar sus productos. Pero aún se trata de un mercado poco maduro en que los consumidores aún son recelosos de hacer pagos en línea”, explica la especialista. Para que los nuevos competidores puedan dar batalla a estas empresas, dice, deben apostar no solo por rapidez en entrega, también por una buena logística y calidad de los productos, el siguiente elemento en la cadena.

Publicidad

A Weder lo consideraban loco por querer competir con Walmart, y no deja de lado que es una empresa pequeña. “Competimos con las cadenas más grandes del país en una de las industrias más grandes. El principal reto es cambiar de paradigma y acabar con las barreras de entrada en la industria. Si nos enfocamos en nuestra propuesta de valor, podemos volvernos una empresa muy grande”, menciona.

Lee: De Tepotzotlán a tu casa, crónica de una caja de Amazon

Otro de sus objetivos al juntar a exempleados de Rappi, de supermercados y hasta de Cabify, fue detonar otros emprendimientos similares.

Y varios empendedores están entrando al segmento, como Jericoo, otra plataforma en línea para adquirir alimentos y productos a granel.

El CEO y cofundador de Jericoo, Killian Maillet, ve un gran potencial en la venta en línea de productos a granel ante el gran interés de la gente por cuidar el ambiente, reducir desperdicios y generar menor basura. “Era urgente crear una plataforma sin residuos para democratizar los intercambios eco-responsables en América Latina”, dice. Sus operaciones inician en la Ciudad de México, pero prevé crecer a otras ciudades del país y luego a Sudamérica.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad