Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los mezcaleros, a favor de que se revise la denominación de origen

El Consejo Regulador del Mezcal y varios mezcaleros de distintas regiones del país afirman que la denominación de origen tiene fallas en su diseño, por lo que es buen momento para revisarla.
Denominación más técnica.
Algunos productores de mezcal piden que en la revisión de los requisitos de la denominación de origen intervengan expertos.

La industria mezcalera vive uno de los momentos más difíciles, pues en medio del boom nacional e internacional que vive la bebida, aún quedan ‘huecos’ que resolver en las reglas de la denominación de origen.

La semana pasada, algunos productores de mezcal, mayoritariamente de Oaxaca, junto con el gobernador de ese estado, Alejandro Murat, protestaron contra el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) para impedir la inclusión de Morelos, el Estado de México y Aguascalientes en la denominación de origen del mezcal.

Para que una entidad pueda formar parte de la denominación, debe demostrar que posee un maguey endémico (de manera nativa); la ancestralidad en la producción (que desde al menos hace décadas producían mezcal artesanal); y persistencia cultural, que indica que en la actualidad aún existen productores de esta bebida.

Lee: La disputa del mezcal que pone en riesgo el futuro de más de 300 familias

“No estamos en contra de que se incorporen pueblos mezcaleros a la denominación de origen, lo que exigimos es que se realice a través de un proceso imparcial y estrictamente técnico”, comenta Hipócrates Nolasco, presidente del Consejo Regulador del Mezcal (CRM), que agrupa a más de 1,300 empresas mezcaleras.

El organismo aseguró este lunes, en un comunicado, que tenía conocimiento de que otros ocho estados estaban en vías de que les otorgarán la denominación, que indica que un producto es de una zona geográfica por una serie de características definidas.

Publicidad

“Lo que aspiramos, con la revolución del mezcal, es que México se ponga a hacer un trabajo legislativo más serio sobre las denominaciones de origen. Hoy hay debilidades, como no demostrar el origen, que un funcionario lo apruebe desde el escritorio, sin confirmar si hay vestigios de mezcal en el pueblo, o incluir a todo un estado cuando solo un municipio alberga el agave. Tampoco quieren apoyarse de instituciones técnicas”, dice Nolasco, en entrevista telefónica.

Recomendamos: Oaxaca busca frenar inclusión más estados en la denominación del origen del mezcal

Hasta ahora, esta denominación abarca Guerrero, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas, Oaxaca, Tamaulipas, Michoacán y Guanajuato.

Por el momento, el IMPI no emitirá las ampliaciones a Morelos, el Estado de México y Aguascalientes hasta que el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, se reúna el próximo 20 de septiembre con la industria.

Los mezcaleros se unen a la petición

Por su parte, Emilio Vyera, director general del mezcal San Mateo de Michoacán, comenta que, desde que inicio, el proceso para elaborar la denominación de origen del mezcal, en 1994, ha sido un tema más político que técnico, pues siempre son los gobiernos gubernamentales quienes solicitan está inclusión.

“Creo que desde un inicio se hubiera podido hacer un proyecto nacional, un estudio nacional para delimitar las áreas y las regiones, no lo que tenemos ahorita, una denominación de origen que de cierta forma no es tan creíble”, agrega Vyera, que pertenece a la sexta generación de una familia productores de mezcal.

“Desde que nació la denominación de origen, ha nacido deficiente, mal hecha, y creo que el tema se ha estado agraviando. En el caso de Michoacán, nos tomó siete años lograrlo, y aunque cumplíamos con los requisitos que marcaba la ley, nunca ha habido una grupo multidisciplinario, como la Comisión Nacional de para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad o la UNAM, que revise a fondo estos requerimientos”, detalla Vyera, quien elabora 22,000 litros anuales y exporta el 25%.

Lee: El mezcal y sus múltiples usos para hacer negocios

En Michoacán el mezcal se elabora desde hace 400 años y es el cuarto estado productor, después de Oaxaca, Guerrero y Zacatecas.

Jorge Guajardo, fundador del mezcal Jaral de Berrio en Guanajuato, añade que, cuando nació la norma, el IMPI no delimitó zonas geográficas. “¿Dónde está el pueblo que se llama mezcal? Para el tequila existe un pueblo que se llama Tequila, para el champán existe la región francesa... La denominación de origen sale con una serie de defectos: primero no había un origen real, pues la palabra mezcal también la usaban las tequileras", señala Guajardo, que lleva más de 25 años en la industria con sus marcas Jaral del Berrio y El Marques, que exporta a Canadá, Estados Unidos e Inglaterra.

Sin embargo, para Luis Niño de Rivera, fundador del mezcal Amores —que elabora en Oaxaca, Guerrero y Durango—, la ampliación de la denominación de origen a otros estados confirma la existencia de más agaves y es bénefico para la indsutria.

¿Por qué el futuro de más de 30,000 familias productoras de mezcal está en riesgo?

“Más del hecho de ampliar, es defender lo que existe realmente. Hoy tenemos 500 hectáreas de denominación de origen, y realmente no se está aprovechando ni el 1%. Con 500 hectáreas, estamos desarrollando la categoría actualmente, si tuviéramos 2,000 hectáreas sería otra cosa”, comenta Niño de Rivera, que hoy exporta a 18 países el 30% de su producción total, que asciende a los 21,000 litros.

"No nos afecta, a lo mejor a algunos les molesta que vayan a tener más competencia, pero si lo vemos desde el punto de vista en el que va a haber más producción para la alta demanda, a nosotros nos favorece ese aspecto y favorece a la industria", comenta Jorge Álvarez, socio de Mexicat, una marca que elaboran en Zacatecas.

La denominación de origen del mezcal es la más grande del mundo y algunos mezcaleros consideran que debería de ser más chica para ser más exclusiva. "El mezcal se está volviendo genérico como los vinos", comenta Guajardo, de Jaral de Berrio.

"Nuestro interés es que no se politice el asunto, tenemos que pensar en el bien de México y más por que es un producto que se exporta más de lo que se consume, y tiene una oportunidad de exportación muy importante, tenemos que asegurar que los temas en casa se resuelvan positivamente", comenta Erik Seierse, director general de Diageo México, dueño del mezcal Pierde Almas y quien distribuye el mezcal Unión.

El año pasado, la industria mezcalera produjo 5 millones de litros, de los cuales 2 millones fueron para consumo nacional y el resto para el extranjero.

Sin embargo, Niño de Rivera comprende que los mezcaleros de Oaxaca estén preocupados, pues representan el 97% de la categoría y son los que más han impulsado la bebida en los últimos años.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad