Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Airbus, Siemens, BMW y Nissan, en la línea de fuego del 'brexit'

Muchas empresas han puesto en pausa las inversiones por temor a que el Reino Unido salga de la Unión Europea con un acuerdo tan vago que no dé claridad sobre si enfrentarán nuevas regulaciones.

LONDRES (CNNMoney) - Las empresas ya están lo suficientemente preocupadas por la salida atropellada de Gran Bretaña de la Unión Europea. Ahora tienen una nueva pesadilla: un brexit ciego que podría extender la incertidumbre en términos de comercio durante años.

Están surgiendo temores de que el Reino Unido salga de la Unión Europea en marzo de 2019 con un acuerdo tan vago que no dé a las empresas e inversores una mayor claridad sobre el futuro que la que había en junio de 2016, cuando los votantes respaldaron el brexit en un referéndum.

Lee: Theresa May pide propuesta por el 'brexit' y la libra cae

La presión política aumentó el jueves cuando la única propuesta firme para el brexit fue criticada por un líder clave de la UE, y cuando el presidente francés, Emmanuel Macron, describió a las personas que dijeron que abandonar el bloque sería fácil como “mentirosos”.

“La perspectiva de un brexit impreciso, con solo una esbelta declaración política sobre la futura relación UE-Reino Unido publicada junto con un acuerdo de retiro jurídicamente vinculante, está ganando terreno”, dijo Mujtaba Rahman de la consultora de riesgo político Eurasia Group.

Un brexit ciego podría ser incluso peor para algunas compañías que un escenario en el que el Reino Unido se retire en marzo sin un acuerdo sobre el acceso preferencial a los vastos mercados de Europa. Eso generaría una gran conmoción, pero los ejecutivos al menos sabrían con qué están lidiando.

Publicidad

Recomendamos: Theresa May califica de inaceptable el rechazo de la UE a su plan de 'brexit'

Stephen Phipson, CEO del grupo de comercio manufacturero EEF, dijo que los años posteriores de incertidumbre serían más perjudiciales para los grandes fabricantes extranjeros con complicadas cadenas de suministro que atraviesan fronteras.

Inversiones en pausa

Compañías globales como Airbus, Siemens, BMW y Nissan están en la línea de fuego.

“Un fabricante de automóviles que tiene tres plantas aquí y una en Europa del Este, va a poner su inversión allá”, dijo Phipson. “Los consejos no liberarán capital para invertir porque no están seguros del entorno”.

Lee: May ve más fácil que Reino Unido gane un Mundial a que regrese a la UE

Muchas empresas han puesto en pausa las inversiones tras la votación de brexit porque no saben si enfrentarán nuevas regulaciones, aranceles o controles aduaneros en las fronteras. Tampoco está claro si podrán trasladar personal entre la Unión Europea y Reino Unido, o si se verán obligados a pagar nuevos impuestos.

BMW dijo el martes que cerraría su fábrica de Mini en Inglaterra durante un mes por mantenimiento inmediatamente después del brexit porque no tiene la seguridad de obtener las piezas que necesita. Jaguar citó la incertidumbre sobre el brexit como una de las razones para colocar a 1,000 trabajadores en una semana laboral de tres días hasta Navidad.

Algunos ejecutivos han puesto sus esperanzas en una propuesta desarrollada por la primera ministra británica Theresa May que mantendría estrechos lazos comerciales en bienes y productos agrícolas e incluiría un periodo de transición de casi dos años.

Recomendamos: Reino Unido y la UE están cerca de pactar un Brexit ordenado, dice Theresa May

Pero el principal líder político de la Unión Europea, Donald Tusk, tomó una línea dura sobre el plan, conocido como Chequers, después de una reunión de líderes de la UE en Salzburgo el jueves, al decir que la propuesta no funcionaría porque corre el riesgo de socavar el mercado único del bloque en bienes y servicios.

'Muy poco atractivo'

May insistió en que su plan es el único camino a seguir. Aun así, podría verse obligada a volver a diseñarlo a causa de la presión de la Unión Europea, de su propio partido o de la oposición.

Pero incluso un brexit ciego tendría oponentes, incluidos algunos que argumentan que Gran Bretaña estaría renunciando a su as para negociar: el dinero que le debe a la Unión Europea.

Lee: El plan de 'brexit' de Theresa May recibe cada vez más presión

“Los de línea dura contraatacarán diciendo que Reino Unido está arrojando su mejor tarjeta —el pago del divorcio a la UE por 39,000 millones de libras—, a cambio de palabras vagas y cálidas sobre la relación futura, y por lo tanto tendría poca o ninguna influencia durante las conversaciones sobre el tema durante el fase de transición”, dijo Rahman.

Cuando se le preguntó acerca de un escenario en el que un brexit ciego fuera seguido por un eventual colapso de Gran Bretaña en su salida del bloque sin un acuerdo final sobre el comercio, Phipson fue inequívoco.

“Eso suena muy poco atractivo”, dijo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad