Publicidad
Publicidad

China hace sufrir a General Motors y Volkswagen

Para empresas como General Motors y Volkswagen, China genera más ingresos que Estados Unidos o Europa, por lo que la desaceleración de las ventas les ha golpeado.
Driving Electric Car
Quejas La guerra comercial con Estados Unidos ha causado una "marcada incertidumbre general entre los consumidores" que los hace reacios a gastar en los autos nuevos, asegura VW.

Daniel Shane

HONG KONG - Las ventas en el mercado automovilístico más grande del mundo están cayendo, causando grandes problemas para las principales marcas mundiales que dependen de él para gran parte de su crecimiento.

China ha sido una fuente de ventas exitosas para los principales fabricantes de automóviles durante años, ya que el rápido crecimiento económico dio a millones de consumidores el dinero para gastar en símbolos de estatus de clase media. Para empresas como General Motors y Volkswagen, China genera más ingresos que Estados Unidos o Europa.

Lee: La firma de India Bajaj se alía con Surman para ensamblar motos en México .

Pero esas empresas ahora están enfrentando dificultades. El mercado chino se ha vuelto mucho más difícil este año ya que la economía en general ha perdido impulso y la guerra comercial con Estados Unidos ha aumentado.

VW dijo el martes que sus ventas en China cayeron casi un 11% el mes pasado. Un día antes, GM dijo que sus ventas en el país cayeron un 15% en el tercer trimestre. Jaguar Land Rover está cerrando una de sus fábricas británicas durante dos semanas después de que sus ventas en China cayeran un 46% en septiembre. Las ventas de Ford en el país han estado disminuyendo durante meses.

Publicidad

"Después de años de crecimiento astronómico, el mercado automotriz de China finalmente está regresando a la Tierra", dijo en una nota la firma de asesoría Trivium con sede en Beijing. Las ventas de automóviles en China cayeron en julio y agosto, según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles.

Lee: El Model 3 de Tesla rebasa a Audi Q5, Lexus y otras marcas de lujo en EU .

La guerra comercial con Estados Unidos ha causado una "marcada incertidumbre general entre los consumidores" que los hace reacios a gastar en los autos nuevos, dijo VW.

La caída en el mercado bursátil chino ha agravado los problemas, según Yale Zhang, director gerente de Automotive Foresight, con sede en Shanghái. Ha eliminado grandes cantidades de riqueza de los hogares, lo que dificulta justificar el gasto en compras de alto precio.

Y, según Trivium, los nuevos estándares de emisiones que entrarán en vigencia el próximo año hacen que algunos consumidores retrasen las compras.

Lee: Urus Lamborghini, súperdeportivo en el cuerpo de un SUV .

Publicidad

Marcas extranjeras en la línea de fuego

Las marcas extranjeras parecen ser las más afectadas por el desplome. Las ventas de modelos estadounidenses cayeron 20% en agosto en comparación con el año anterior, más del doble de la caída sufrida por sus rivales chinos, según datos de la asociación de fabricantes.

Algunos fabricantes internacionales de automóviles enfrentan desafíos particulares debido a su alineación de modelos. Compañías como Jaguar Land Rover y GM son conocidas en China por fabricar SUV con alto consumo de gasolina y otros autos más grandes, lo que hace que sus vehículos sean menos atractivos después de un reciente aumento en los precios del combustible.

"Los precios de la gasolina definitivamente tendrán un efecto en las ventas", dijo Tu Le, jefe de la consultora Sino Auto Insights con sede en Shanghái.

Lee: Los 15 autos estacionados más robados en México .

Publicidad

Otras marcas, como Ford y BMW, pueden estar sufriendo debido a que se han tardado en presentar sus últimos modelos, lo que hace que los consumidores estén más dispuestos a esperar hasta que algo más nuevo llegue al mercado.

La guerra comercial está haciendo sufrir

Muchos fabricantes occidentales de automóviles han establecido la fabricación en China con socios locales para vender automóviles directamente en el mercado chino y evitar fuertes aranceles de importación. Pero algunas marcas de alto nivel todavía importan modelos más caros desde el extranjero y se han visto afectadas por la guerra comercial.

Daimler, la empresa matriz de Mercedes Benz, advirtió en junio que los nuevos aranceles chinos en sus SUV de fabricación estadounidense perjudicarían sus ganancias. BMW dijo en julio que aumentaría los precios en China para los SUV que exporta desde Estados Unidos, hogar de su mayor planta de producción.

Lee: GM y Honda se alían para desarrollar un vehículo autónomo .

Publicidad

BMW siguió con una advertencia de ganancias en septiembre, culpando en parte a "la persistencia de los conflictos comerciales internacionales".

Los compradores chinos pueden preferir cambiar estas marcas por alternativas más baratas hechas por compañías japonesas y surcoreanas, según Le.

En términos más generales, los días de crecimiento vertiginoso para las marcas internacionales de automóviles en China pueden estar en el pasado. A medida que el mercado chino madura, los fabricantes de automóviles dependen cada vez más de la venta de automóviles menos rentables a consumidores más ahorradores fuera de las ciudades grandes y ricas como Shanghái y Beijing.

"El crecimiento más lento probablemente esté aquí para quedarse", dijo Le.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad