Publicidad
Publicidad

¿Es viable que México sea autosuficiente en el cultivo del maíz amarillo?

El cultivo de maíz apenas cubre hoy el 25% de la demanda nacional. Sin embargo, la cosecha se podría triplicar a 1.5 millones de toneladas, afirman las empresas.
Más maíz.
Nestlé, Kellog’s y Bimbo tienen como meta cultivar el 100% del maíz que utilizan en el país; mientras que el Cimmyt han realizado programas para aumentar la productividad del cultivo.

El proyecto de autosuficiencia alimentaria de Andrés Manuel López Obrador para reducir la dependencia de las importaciones de alimentos básicos del exterior, como el maíz amarillo que hoy procede de Estados Unidos, es posible. Al menos, así lo afirma la industria.

En la actualidad, el país produce el 25% de la demanda nacional de maíz amarillo, sobre todo de la mano de grandes compañías de alimentos, junto con la colaboración del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (Cimmyt). Sin embargo, con las iniciativas del gobierno, la cosecha se puede triplicar, asegura Bram Govaerts, representante regional del Cimmyt en América Latina.

“Hoy hay un compromiso de poco más de 400,000 toneladas para cultivar maíz amarillo en México. El objetivo puede ser más grande con la nueva visión del gobierno, ya que podemos llegar a 1.5 millones de toneladas fácilmente de tres a cinco años, siempre que se invierta en la disponibilidad del conocimiento para el productor”, comenta el especialista.

Empresas como Kellogg’s, Nestlé y Bimbo se han fijado metas, en colaboración con el Cimmyt, para que en los próximos tres a cinco años puedan llegar a producir el 100% del maíz amarillo en México, y dejar de importarlo de Estados Unidos y Latinoamérica.

“Kellogg’s estima sembrar más de 2,200 hectáreas para este año, de las cuales, 1,000 ya están implementando prácticas sustentables. Las otras estarían incorporándose a estas prácticas para que en un futuro se esté generando más grano de manera sustentable”, agrega Govaerts. La meta de Kellogg's para el próximo año es reducir cerca del 50% de la importación del grano.

Lee: Kellogg's producirá maíz amarillo en Sinaloa

Publicidad

Gran parte de la preocupación del Cimmyt es que en un futuro habrá más demanda de maíz amarillo. Por ello, de no realizar prácticas sustentables para comenzar a ser autosuficientes en el cultivo, la cifra del 25% que hoy se produce internamente se reduciría a un 20%, de acuerdo con Govaerts.

Entre las soluciones para llegar a ser autosuficientes en los próximos años, está el uso de semillas adecuadas para responder a la necesidad de los mercados, que el productor aplique prácticas de cultivo inteligente con innovación, y la vinculación de los productores al mercado, con programas de ayuda como uno que implantó Kellogg's.

“Con prácticas sustentables, los productores pueden ahorrar 4,500 pesos en costos de producción. También usamos sensores para que utilicen menos fertilizante, y los resultados indican que pueden aplicar hasta 170 kg menos de fertilizante, lo que indica menos costos de producción y menos contaminación. También estamos trabajando para que utilicen 50% menos de agua, porque es agricultura de riego, y 66% menos insecticidas con Kellogg's’”, comenta Govaerts.

Desde la raíz

Por su parte, Ricardo García de Alba, líder para la zona Mesoandina de Corteva, la firma agrícola del gigante DowDupont, asegura que la compañía está alineada con muchas de las políticas que el gobierno entrante ha anunciado.

Publicidad

“Creemos que el potencial de productividad de México todavía tiene mucha área de oportunidad. Podemos explotar y aumentar la productividad de forma sustancial, y el caso de maíz es un ejemplo muy claro: actualmente tenemos 8 millones de hectáreas en México cultivada de maíz, de la cuales 2 millones son con semillas híbridas, pero otros 6 millones son maíces que no son de alta productividad”, comenta De Alba. Corteva se dedica, sobre todo, al desarrollo y comercialización de semillas híbridas.

Recomendamos: Esta empresa ya desarolla una agricultura del futuro

La compañía ha tenido acercamientos directamente con el gobierno entrante y a través de asociaciones y cámaras, en las que ha platicado sobre cómo continuar una buena alianza público-privada para mejorar la productividad en la región del sur sureste.

"Lo que buscamos es generar híbridos de semillas para el maíz amarillo con enfoque pecuario e industrial, para hacer más competitivo al agricultor con mercados internacionales, y aumentar la producción en México", destaca el directivo.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad