Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La Bolsa, en riesgo de cerrar el sexenio en números rojos

De los últimos cuatro periodos presidenciales, el de Peña Nieto es el único que está a punto de registrar una caída en la Bolsa Mexicana de Valores
vie 30 noviembre 2018 11:20 AM
En números rojos.
En el sexenio de Peña Nieto, el principal índice de la BMV acumula una caída de 5%.

El desempeño del mercado bursátil sirve como termómetro para medir cómo se encuentra un país, ante los ojos de los inversionistas. Y el sexenio de Enrique Peña Nieto, de los últimos cuatro periodos presidenciales, es el único que está a punto de cerrar con una caída. Aunque los factores no le pertenecen sólo a su gobierno, sino también al que asume este sábado el poder.

En seis años pasó de todo en el mercado, pero hubo factores que fueron clave en el desempeño del principal índice de la BMV, el IPC.

Lee: Estas son las firmas que más ganaron (y perdieron) en la BMV

“México tuvo su momentum cuando se aprobaron las reformas estructurales, pero se esperaba que dieran más y no se logró, y también hubo otros factores que tampoco ayudaron, como un mayor nivel de endeudamiento que es algo que no gusta al mercado”, dijo Gerardo Copca, analista de Metanalisis.

Publicidad

Las expectativas positivas del ‘mexican moment’ se desinflaron con la caída de los precios del petróleo en 2014 y 2015, que pasaron de más de 100 dólares por barril a 50 dólares, comentó Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex. Eso hundó las finanzas de Pemex.

Además, el desempeño de la economía del país fue bastante bajo, señaló Copca, con crecimientos anuales del PIB por debajo del 3%. “Es un nivel muy bajo, sobre todo si se compara con el sexenio de Calderón, donde tuvimos la recesión económica global en 2008 y 2009”. Esto también influyó en el ánimo de los inversionistas.

Recomendamos: El Presupuesto de 2019 de AMLO, clave para calmar (o no) a los mercados

También hubo factores externos que presionaron al mercado. “Tuvimos el tema relacionado con Grecia, con la desaceleración de China, el Brexit, y otros relacionados principalmente con Estados Unidos: el incremento de las tasas de interés y el triunfo de Donald Trump, que puso en entredicho el tratado comercial”, señaló González.

Pese a todo esto, hubo momentos buenos: en julio de 2017, el IPC alcanzó su máximo histórico, de 51,713 puntos. De acuerdo con González, esos niveles se alcanzaron porque hubo un poco más de tranquilidad con respecto a las políticas de Trump, una recuperación en el precio del petróleo y finanzas públicas mejores a lo que se esperaba.

A partir de entonces, sin embargo, la situación se volvió a torcer.

Así recibe el mercado el cambio de gobierno

En los tiempos modernos, el país ha vivido tres cambios de partido: el primero con Vicente Fox, del PA-, en el año 2000; el segundo, con Enrique Peña Nieto y el regreso del PRI a la presidencia; y el tercero con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador con el partido Morena.

En dos de las tres ocasiones que ha habido transición, el IPC ha reaccionado a la baja. Pero este último cambio es el que más ha resentido el mercado.

También lee: Las mineras tiemblan ante los posibles cambios en la Ley Minera

La caída responde principalmente a las iniciativas que algunos funcionarios de Morena han presentado, como reforma a la ley minera, que propone una mayor regulación a las actividades de la industria, y la posibilidad de cancelar concesiones en zonas inviables de explotación o en conflicto por un impacto social negativo. Otra de las propuestas es prohibir o reducir algunas comisiones que las instituciones financieras cobran a sus clientes, una iniciativa que arrastró el precio de las acciones de bancos como Banorte e Inbursa.

Por todo esto, a finales de noviembre, la Bolsa mexicana se desplomó a niveles no vistos desde 2014 y está a punto de cerrar el sexenio por debajo de donde lo empezó.

Publicidad
Publicidad