Publicidad
Header
Publicidad

Nuestras Historias

La CFE destinará 34,310 mdp para resucitar sus plantas más contaminantes

La eléctrica nacional destinará 34,310 mdp para rescatar plantas que generan electricidad con combustóleo, carbón o diésel. El presupuesto también contempla impulsar las hidroeléctricas.

El impulso en el gasto destinado a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que propone el Presupuesto de 2019, irá dirigido a repotenciar plantas que ahora se consideran como contaminantes, y que estaban en la fila para salir de circulación.

La eléctrica nacional, que dirige Manuel Bartlett, tiene proyectado un presupuesto total de 434,700 millones de pesos (mdp), un incremento del 8% respecto al aprobado para el año pasado, según datos del proyecto enviado al Congreso este sábado.

Lee: El gobierno de AMLO prevé que la economía mexicana crezca hasta 2.5% en 2019

La distribución de los recursos va en línea con lo prometido por López Obrador: repotenciar las plantas hidroeléctricas del país y rescatar del ostracismo a otras como las termoeléctricas, como eje del para generar más energía en los próximos años. “Se buscará abarcar la mayor cantidad de centrales sin afectar el suministro del fluido eléctrico, así como las modernizaciones, reconversiones de combustóleo a gas y las repotenciaciones que, en el corto y mediano plazo, atiendan la creciente demanda de servicio eléctrico, destinando para este propósito 34,310.3 millones de pesos (mdp)”, explica el proyecto de presupuesto para CFE.

La CFE logra resultados positivos gracias al dinero estatal

Este dinero se repartirá en 15,361.4 mdp para las termoelétricas de ciclo combinado, 10,416.7 mdp para plantas de carbón, 7,040.0 mdp a centrales vapor convencional, 171.1mdp en centrales a diésel, 980.5 mdp a plantas geotermoeléctricas y 340.6 mdp destinados a la rehabilitación de centrales hidroeléctricas.

Publicidad

Esto supone un cambio de timón con respecto a la política eléctrica de la pasada administración saliente, que apostó por la inversión privada a través de las llamadas subastas de largo plazo, para construir nuevas plantas de energías como la solar y eólica, y que planeaba retirar de la circulación algunas de estas plantas más contaminantes, como las que emplean combustóleo.

Pero el nuevo gobierno ha detenido las siguientes subastas, y ha propuesto enfocarse en revivir este tipo de centrales, como las termoelétricas que, si bien pueden transformarse a utilizar gas natural, usan en su origen combustóleo, un derivado del petróleo más caro y contaminante que el gas.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad