Publicidad
Publicidad

Nuestras Historias

GE, el pisoteado conglomerado tiene un camino para resucitar

Años de malas decisiones dejaron a General Electric siendo una cáscara de lo que fue, pero el analista de JPMorgan que predijo su debacle detalla una serie de medidas que ayudarían a su recuperación.
GE Stephen Tusa
Acciones. Luego de que Tusa elevara a neutral la calificación de GE, sus acciones se dispararon el jueves 10%.

NUEVA YORK (CNN) - El crítico más influyente de General Electric en Wall Street finalmente ve un atisbo de esperanza.

Las acciones de GE se dispararon 10% el jueves después de que JPMorgan Chase elevó su calificación de las acciones a “neutral”, y detalló un camino para resucitar al pisoteado conglomerado.

Esto marca un hito importante debido a que el analista de JPMorgan C. Stephen Tusa, Jr. es fácilmente el mayor bajista de GE. Y tiene gran influencia.

Tusa fue clarividentemente negativo acerca de GE en mayo de 2016, cuando las acciones se cotizaban a 30 dólares. Desde entonces, GE ha perdido tres cuartas partes de su valor debido a la disminución del flujo de efectivo y a la creciente deuda.

Lee: ¿El nuevo CEO de General Electric logrará acabar con el caos?

Pero este profeta de la ruina de GE ahora cree que la relación riesgo-recompensa de la acción es más equilibrada. El hundimiento de las acciones de GE indica que los inversores han reflejado en el precio muchas de las malas noticias que preocuparon a Tusa durante años.

Publicidad

“Es posible que la compañía pueda ejecutar su camino a través de una prolongada solución que limite los declives en el corto plazo”, escribió Tusa a sus clientes el jueves.

Años de malas decisiones han dejado a GE siendo una cáscara de lo que fue. El otrora gran conglomerado registraba una baja de 62% en lo que va del año al cierre del miércoles. No solo es el peor desempeño en todo el S&P 500, sino que sobrepasa el colapso visto en el año de crisis de 2008.

Los inversores están muy preocupados por el balance general cargado de deuda de GE, y toda la especulación acerca de la recesión no está ayudando.

Incluso teniendo en cuenta el repunte del jueves a 7.35 dólares, las acciones de GE se negocian en el mismo nivel en que estaban en marzo de 1993. Las acciones esencialmente no han avanzado nada durante un cuarto de siglo.

Lee: ¿Podrá el nuevo CEO de General Electric enderezar el barco?

Al enfrentar una grave crisis, GE reemplazó al CEO John Flannery el 1 de octubre con Larry Culp, un ejecutivo de manufactura ampliamente respetado. Culp se movió rápidamente para recortar el dividendo de GE a un centavo, vender una parte del gigante de petróleo y gas Baker Hughes y recaudar 1,500 millones de dólares mediante la venta de una cartera de arrendamientos y préstamos de equipos de salud de GE Capital.

Cómo podría aliviar GE los temores de una recesión

Tusa no está pidiendo un cambio rápido. Aunque JPMorgan eliminó a GE de su lista negra, Tusa mantuvo un precio objetivo de 6 dólares sobre las acciones hasta fines de 2019.

Y GE aún podría enfrentar más problemas a futuro. Tusa advirtió que GE aún debe rebajar sus metas financieras a largo plazo, un “evento negativo que aún está por venir” y que es necesario para que las acciones “toquen fondo”.

Además, Tusa pidió a GE que tome una medida audaz para reparar su balance general lleno de deudas: recaudar 25,000 millones de dólares mediante la venta de acciones. GE no ha hecho un levantamiento de capital desde la crisis financiera de 2008, cuando Warren Buffett y otros inversionistas acudieron al rescate.

Tusa dijo que un aumento de capital de 25,000 millones de dólares ayudará a resolver la debacle de la deuda de GE y apuntalará su enorme déficit de pensiones. Los fondos también podrían usarse para cubrir otros agujeros, como las pérdidas en el negocio de seguros de salud a largo plazo de GE Capital.

LEe: John Flannery deja la dirección de General Electric

Recaudar dinero también podría aliviar las preocupaciones de que GE tenga problemas importantes para navegar la próxima recesión, que podría producirse en los próximos dos años. Un aumento de capital “ayudaría a mitigar el riesgo principal que vemos en una desaceleración, es decir, el balance general”, escribió Tusa.

Apuestas digitales

Mientras tanto, Culp continúa reorganizando el vasto imperio empresarial de GE en un intento por posicionar a la compañía para volver al crecimiento.

GE anunció el jueves sus planes para lanzar una compañía de software de Internet de las cosas que será operada de manera independiente. La nueva unidad, con 1,200 millones de dólares en ingresos anuales en software, combinará los productos industriales de Internet de las cosas existentes de GE Digital, como la plataforma Predix, con los negocios de software digital y de red de GE Power.

GE espera capitalizar la creciente demanda de tecnología que permite que las fábricas y las centrales eléctricas sean más productivas. Estos productos tecnológicos incluyen inteligencia artificial y análisis avanzados que ayudan a las empresas industriales a reducir costos y operar de manera más eficiente.

LEe: GE vende su negocio ferroviario de más de 110 años de antigüedad a su rival

GE dijo que ha lanzado una búsqueda de candidatos internos y externos para liderar el nuevo negocio de Internet de las cosas. La compañía anunció que el CEO de GE Digital, Bill Ruh, decidió abandonar la empresa para buscar otras oportunidades.

Al mismo tiempo, GE está reduciendo su presencia en por lo menos un negocio digital. La compañía llegó a un acuerdo para vender una participación del 90% en ServiceMax a la firma de capital de riesgo Silver Lake. ServiceMax, adquirida en 2016, vende herramientas de productividad de software basadas en la nube utilizadas por técnicos de mantenimiento.

GE, que mantendrá una participación del 10% en ServiceMax, se negó a revelar los términos de la venta a Silver Lake.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad