Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

AMLO se manifiesta en contra de la posible fusión Disney-Fox

El presidente dijo que hay un conflicto de interés, pues un exfuncionario del IFT ahora trabaja para una de las empresas interesadas.

CIUDAD DE MÉXICO- El presidente Andrés Manuel López Obrador se manifestó este viernes en contra de una posible fusión de las empresas Disney y Fox, toda vez que observa un posible conflicto de interés en el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

"Hay conflicto de intereses porque un funcionario que estaba en el Instituto Federal de Telecomunicación (sic) ahora está contratado por una de estas empresas para hacer el trámite", expuso durante su conferencia matutina, aunque no dio más detalles.

Lee: La fusión Disney-Fox puede 'golear' a la afición mexicana al futbol

El Ejecutivo dijo que le preocupa que se afecte a los aficionados al futbol en México:

"Lo que más me preocupa es que se cobre por ver el futbol, ya ven que no es mi deporte favorito, pero sí mucha gente ve el futbol. No se vaya a dar una autorización que afecte a los consumidores".

Sin embargo actualmente cuatro clubes de futbol mexicano ya transmiten sus partidos por canales de televisión restringida y 18 por los canales abiertos de Televisa y TV Azteca, los cuales pueden transmitir los partidos de TV de paga en abierto usando los derechos de must offer y must carry.

Publicidad

El must carry es la obligación de los concesionarios de televisión restringida de retransmitir la señal de televisión abierta en sus sistemas, mientras que el must offer es la obligación de los concesionarios de servicios de televisión abierta de poner sus señales a disposición de los concesionarios de televisión de paga para que sean difundidas.

El presidente afirmó que organismos autónomos como el IFT no son infalibles, por lo que pidió transparencia.

López Obrador aseguró que la fusión de dichas empresas no fue aprobada en la Unión Europea y en Estados Unidos. Sin embargo, en noviembre de 2018, la Comisión Europea aprobó que Disney comprara los activos de entretenimiento de Fox, sujeto a que Disney vendiera intereses en canales de televisión factual (entretenimiento basado en hechos reales) en Europa.

Estados Unidos aprobó la fusión en junio bajo la condición de vender 22 cadenas de deportes regionales de Fox. En el vecino país del norte, la televisión de paga domina en casi el 100% de la población que usa este servicio.

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) confirmó esta semana la aprobación de la fusión , sin embargo la operación en México aún requiere el visto bueno del regulador en telecomunicaciones, que, de acuerdo a fuentes, se realizará en los próximos días.

Si se aprueba la fusión en los términos actuales, el 73% del total de los canales deportivos de la televisión de paga en México estarían en manos de una sola empresa, indicó Federico González Luna, integrante del Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (IDET).

Pero la audiencia de los canales deportivos de Disney y Fox en televisión de paga es mucho menor a la de los canales de las dos mayores televisoras. Por ejemplo, la preferencia de la audiencia de los canales deportivos de Fox alcanza 8%, mientras que los de Televisa es de 59%, y la de TV Azteca, según la más reciente encuesta de audiencias del IFT.

Esta semana, Reporte Índigo expuso un posible conflicto de interés detrás de la potencial fusión de las firmas en México.

El medio reportó que la Jefa de la Unidad de Competencia Económica del IFT, Georgina Santiago, quien es la encargada de analizar las implicaciones y dar el visto bueno al acuerdo, ha sido colaboradora directa de los representantes legales de Disney y Fox, el excomisionado del IFT, Ernesto Estrada y el expresidente de la Comisión Federal de Competencia, Eduardo Pérez Motta.

Según Reporte Índigo, los nombres de Ernesto Estrada y Eduardo Pérez aparecen en las acreditaciones como representantes legales de Disney ante el IFT, quienes presuntamente se reunieron el 24 de enero. En la reunión asistieron funcionarios, entre ellos, Georgina Santiago, a pesar del evidente conflicto de interés.

La relación entre los tres inició en 2004, cuando colaboraban en la desaparecida Comisión Federal de Competencia (el regulado en esta materia ahora es la Cofece) con Eduardo Pérez como presidente, Ernesto Estrada como titular de la dirección general de Regulación Internacional y Georgina Santiago como directora de área.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad