Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Continental, la empresa que pasó de hacer llantas a diseñar vehículos autónomos

La compañía ha incursionado en la fabricación de otros componentes automotrices, una transformación en la que México juega un papel clave.
Continental
El vehículo CUbE (Continental Urban mobility Experience) es uno de los prototipos de robo taxi que la compañía está probando en Frankfurt, Alemania.

Para Continental, el negocio dejó de tratarse sólo de neumáticos hace mucho tiempo. Aunque el segmento de llantas todavía representa más de un cuarto de sus ventas, la multinacional alemana ha incursionado en negocios variados, desde hule para mangueras industriales y tenis Adidas —una alianza que lleva más de una década—, hasta diseño de software para soluciones de movilidad autónoma.

Marco Galluzzi, vicepresidente de Recursos Humanos de la empresa, explica que la compañía actualmente tiene cinco divisiones: neumáticos —que representa 26% de las ventas—; chasis y seguridad, en el que desarrolla frenos, cinturones y software (22% del negocio); interiores, dedicado a productos de conectividad, control y de operación de vehículos (21%); powertrain, que se dedica a soluciones de electrificación, así como optimización de gasolina y diesel (17%); y ContiTech (14%), que investiga el desarrollo de tecnologías de automatización.

Una de las estrategias de la compañía para expandirse ha consistido en la compra de negocios de menor tamaño, pero de alta especialización. La más reciente fue la adquisición de Kathrein Automotive, un fabricante alemán de antenas y satélites, que le permitirá desarrollar antenas inteligentes para nuevas soluciones de movilidad.

Recomendamos: Fiat Chrysler anuncia inversión de 4,500 mdd en EU

Para el desarrollo de estos segmentos, Continental ha apostado por una amplia presencia en México. De hecho, el país cuenta con la mayor plantilla de colaboradores de la compañía fuera de Alemania, con 26,000 empleados de un total de 244,000 en todo el mundo.

En el territorio nacional tiene 21 plantas y dos centros de investigación y desarrollo, y recientemente anunció la construcción de una nueva planta en Aguascalientes, con una inversión de más de 52 millones de euros que generará 1,000 empleos en los primeros cinco años.

Publicidad

Esto, más allá de ser indicador de México como una potencia en el sector manufacturero, también habla de la importancia de un mercado como el norteamericano, que es el más importante no sólo para la compañía, sino para el sector automotriz. Estados Unidos y Canadá son, en términos de exportaciones, el primer y segundo mayor cliente del país, lo que se potencia debido a la interconectividad que hay mediante acuerdos como el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), considera Galluzzi.

Recomendamos: ¿Por qué RAM Heavy Duty se va de México?

Sin embargo, esta interdependencia también ha representado un desafío, particularmente por un 2018 en el que la producción de vehículos disminuyó en Estados Unidos, lo que implicó una menor demanda de insumos y presionó a las firmas de autopartes, como la compañía alemana. De ahí que, en el corto plazo, Continental se centrará en su planta de Aguascalientes, en México, con contrataciones que comenzarán el próximo año.

A nivel mundial, las cifras preliminares de la compañía indican un crecimiento 3% en las ventas anuales y un flujo operativo (EBITDA) con un alza de 9.2% durante 2018, mientras que para este año se prevé un margen similar, de 8% a 9%.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad