Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Una empresa estatal para conectar México? En estos 3 países tuvo éxito

Las empresas de gobierno que brindan telecomunicaciones han sido exitosas en otras latitudes, aunque en México pueden usarse otros modelos.
internet
Más conectividad. Una empresa del estado significa gasto pero no tendrá ganancias y será subsidiada por el gobierno, advierten especialistas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha experimentado la falta de conectividad en varios de los municipios visitados en sus giras de trabajo. Una realidad que le ha llevado a poner sobre la mesa la creación de una empresa estatal que provea conectividad en servicios de telecomunicaciones. En México, según el IFT y el Inegi, 52.9% de los hogares están conectados, aunque López Obrador ha rebajado en sus discursos a 20%.

“Qué les vamos a decir –con mucho respeto- a las empresas que han pedido las concesiones y que no han comunicado al país, ‘háganse a un lado’, porque ahora el gobierno va a tener su empresa para comunicar con internet a todos los mexicanos”, dijo López Obrador durante una gira de trabajo en El Nayar, Nayarit el 11 de mayo.

La realidad es que en México, el servicio móvil de internet representa 88.2 millones de líneas, con una penetración de 71 líneas por cada 100 personas, mientras que el servicio fijo de internet cuenta con 18.5 millones de accesos, con una penetración de 54 accesos por cada 100 hogares, es decir, 18.3 millones de hogares en el país tienen servicio fijo de internet y representan el 52.9% del total de hogares en México, de acuerdo con datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y el Inegi.

Lee: Tres alternativas a la empresa estatal para garantizar la conectividad

Los especialistas señalan que hay margen de maniobra para mejorar la conectividad sin necesidad de crear una empresa estatal. Sin embargo, hay varios ejemplos exitosos.

- China: en el país operan tres empresas estatales de telecomunicaciones, China Mobile, China Telecom y China Unicom, que han aumentado sus ventas –según sus reportes financieros- y lanzaron este año servicios en la red de quinta generación (5G) a nivel comercial, que es 20 veces más rápida que la tecnología que actualmente se usa en México, la 4G.

Publicidad

- Costa Rica: En Latinoamérica hay dos ejemplos de empresas estatales que han funcionado. Una de ellas es Grupo ICE, en Costa Rica, que originalmente daba solo servicio eléctrico.

“El ICE nace en el año 1949 para darle solución, en un principio, al tema eléctrico porque las empresas privadas se focalizaban en el centro del país. Logró una penetración de 99.4% aproximadamente, es de envidia a nivel Latinoamericano y mundial. Dado el éxito en la parte eléctrica, una ley en 1963 pide que haga lo mismo en telecomunicaciones. Entonces, tenemos un acceso al teléfono del 99% en este país”, explica Jaime Palermo, director corporativo de Telecomunicaciones de Grupo ICE.

Lee: México festeja a medias el Día del Internet

En Costa Rica se abrió el mercado a la competencia a petición de Estados Unidos, el gobierno local aceptó y hoy la penetración es de 179%, es decir, cada habitante tiene 1.79 líneas telefónicas.

Uruguay: Antel lanzó este año el servicio de 5G con el soporte de Nokia, dando el servicio en Maldonado, al este de Montevideo. “Muy orgullosamente junto a la empresa Antel de Uruguay, prácticamente somos las dos únicas empresas estatales que sobreviven a estos ambientes de competencia, a nivel del hemisferio americano y seguimos con esa constante preparación”, agrega Palermo.

Los ‘peros’ en México

La preocupación para algunos especialistas en México parte del hecho de que el país ya tuvo empresa estatal de telefonía y no tuvo éxito: Teléfonos de México, ahora ya como privada,Telmex, parte de América Móvil, que se ha convertido en la más grande del mercado nacional con 57.6% de los 20.5 millones de líneas que hay en México.

Carlos Slim y sus socios lograron comprar la empresa pagando 17% más de lo que valía en ese entonces . Ahora, pensar en la creación de una estatal de conectividad a internet significa que el gobierno aportará todo el dinero y no verá ganancias. “Sería una manera de subsidiar la llegada de internet a estas poblaciones (pequeñas y apartadas) lo cual tendrá un costo importante. No va a ser rentable, probablemente tendría perdidas pero al final de cuentas también es una política pública importante conectar al país”, reconoce Miguel Flores Bernés, especialista en competencia económica en telecomunicaciones.

Y antes que lanzar una empresa estatal, en México ya se ha puesto en marcha el modelo de asociaciones público-privadas, donde el Estado aporta recursos como el espectro radioeléctrico –el principal insumo de las telecomunicaciones móviles- para que una empresa privada realice la inversión en despliegue de infraestructura para aprovechar ese recurso.

“Crear una estatal en México es muy poco creativo. El margen de acción es muy limitado y realmente lo que estamos buscando es la siguiente ola de las telecomunicaciones son las asociaciones público privadas para construir fibra, la Red Compartida y proyectos conjuntos que ya operan en otros países como la First Net, que AT&T opera en Estados Unidos con el gobierno”, señala Jesús Romo, analista de Telconomia.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad