Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los productores de tomate: “Es lo mejor que pudimos hacer para nuestro país”

Los representantes de los exportadores de tomate mexicano explican que la negociación para llegar a un nuevo acuerdo tardó un año y medio y estuvo repleta de dificultades.
jue 22 agosto 2019 04:03 PM
Jitomate
Acuerdo quinquenal. El Acuerdo será revisado de manera obligatoria en el siguiente Sunset Review que deberá ocurrir en Septiembre del 2024.

Los productores de tomate mexicanos por fin celebran victoria, ya que después de un año y medio de negociaciones con el Departamento de Comercio de Estados Unidos lograron llegar a un nuevo acuerdo para exportar sin pagar aranceles. Fue un triunfo no tan dulce, aunque reconocen que el mejor que pudieron lograr.

Publicidad

“Fue muy complicado con el Departamento de Comercio, una negociación muy difícil. Sobre todo, estos últimos 10 días que estuvimos en Washington, porque todos los días nos cambiaban la propuesta y cuando sentían que había entrado fácil, a la hora o dos la retiraban y nos ponían una más complicada”, explica Salvador García Valdez, presidente del Consejo Agrícola de Baja California. “Fue hasta el último día, este martes, a diez minutos de la medianoche, que logramos cerrarlo antes de que se venciera el plazo”, agrega.

Lee: Estados Unidos elimina el arancel a los productores de tomate

El acuerdo tendrá que ser ratificado el próximo 19 de septiembre. Hasta ese día, los productores mexicanos –unos 750 exportadores— seguirán pagando el arancel de 17.50%, que será devuelto a partir de que entre vigor este nuevo acuerdo y tendrán un mes para recibirlo.

“Se abre un periodo de 30 días para comenzar el nuevo acuerdo periodo en el que agricultores, distribuidores, comercializadores o compradores tienen derecho a quejarse o proponer un cambio ante el Departamento del Comercio, que va a valorar los comentarios para hacer cambios, mejorar o empeorar. Es su derecho”, señala García, quien considera que existe un 90% de probabilidad de que el acuerdo se quede como esta.

 

Las tres condiciones, ¿les favorece o les entorpece?

Una de las condiciones que tienen que cumplir será la inspección de cada camión de tomate mexicano que entre a los Estados Unidos –México envía 120,000 al año—. Cada uno tendría que pagar entre 175 y 200 dólares por inspección. Sin embargo, este costo no les genera pérdidas, pues cada camión tiene un valor de 15,000 a 20,000 dólares en mercancía.

“No es un impedimento, no esta tan mala esta propuesta, porque es incrementar la calidad que tenemos para ser mejor de lo que somos. Lo fuerte para nosotros es el tiempo de espera en la frontera, pero el gobierno de Estados Unidos se comprometió a tardarse hasta un máximo de 24 horas para la inspección y no las 72 horas que mencionaban antes”, detalla Rosario Antonio Beltrán, presidente de Sistema Producto Tomate.

Recomendamos: Los productores de tomate están a 3 condiciones de llegar a un acuerdo con EU

 

Además, el gobierno estadounidense da la opción de realizar la inspección en la frontera o después del cruce, en alguna de las bodegas de los distribuidores. “Esto aparentemente va a facilitar las cosas, porque hay una facilidad. Depende del volumen que tengas como distribuidor en San Diego, Nogales o McAllen puedes contratar a un inspector. Hay que buscar los mecanismos para que, con sistemas automatizados, puedan hacerse las inspecciones de manera más rápida”, añade García.

Incremento en precios de especialidad

La segunda condición es el precio. El de los tomates orgánicos aumentará 40%. Sin embargo, los productores mexicanos quedan satisfechos porque fue una propuesta que ellos realizaron. Señalan que refleja bien el mercado y les dará solidez en Estados Unidos.

Además, los tomateros lograron un precio anualizado. “En el pasado acuerdo de 2013 había una diferenciación de precio de verano, que era menor porque hay mucha producción tanto en México como en Estados Unidos, y en invierno era mayor de precio de referencia. Ese precio de verano se elimina y ahora queda un precio anualizado, el mismo de invierno de 2013”, explica García.

 

Ajuste de precio de referencia

Los compradores estadounidenses podrán solo exigir la devolución del flete y el costo de la inspección en frontera, cuando antes descontaban del costo final otros factores. Esta fue una propuesta de los productores mexicanos.

“Una vez que cruza el tomate y llega al distribuidor americano, que lo vende a WalMart o cualquier otro cliente, la propuesta es que no iba a haber ajustes por debajo del precio de referencia y eso provocaba que se hiciera 'transa'. El precio mínimo era de 8.30 dólares por una caja de tomate tipo roma de 25 libras y aplicaban descuentos en el flete, empaque, y terminaban pagando menos. Con esta propuesta, no hay ajustes”, añade García.

Lee: Seade señala que no se aceptará la inspección del 100% del tomate en frontera

¿Una victoria para los mexicanos?

Los productores se sienten triunfantes, pues lo más complicado que ven es la implementación del sistema de inspecciones en frontera.

“Definitivamente, porque las fronteras van a estar libres, con ciertos bemoles. Es lo que mejor pudimos hacer para nuestro país. Estuvimos negociando por año y medio, una negociación muy difícil, muy parcial, con carácter político muy fuerte. Es un triunfo, fue algo bueno”, afirma Rosario Antonio Beltrán, presidente del Sistema Producto Tomate.


Publicidad
Publicidad