Síguenos en nuestras redes sociales:

El porqué de las cosas / header desktop Home Expansión
El porqué de las cosas / galería desktop Home Expansión
Publicidad

¿Por qué se hace fracking en México si el gobierno rechaza su uso?

Esta técnica es uno de los temas más polémicos dentro del sector petrolero pero, más allá de sus pros y contras, Pemex y el país tienen su propia historia acerca del tema.
mar 10 septiembre 2019 05:04 PM
fracking mexico
Ruptura. Pemex lleva años practicando la fractura hidráluica o fracking para extrar crudo y gas natural de sus pozos petroleros.

El tema del uso del llamado fracking para extraer petróleo y gas natural es una conversación que se ha extendido a todo el mundo, sobre todo, en los países que tienen un gran potencial para su extracción.

La fractura hidráulica o estimulación hidráulica, como se conoce más entre el sector petrolero, se ha vuelto aún más relevante por las implicaciones económicas que ha tenido en Estados Unidos, donde la producción de hidrocarburos por esta técnica supera los 8 millones de barriles promedio diario de petróleo proveniente del shale. México produce cerca de 1.7 millones de barriles de crudo en total.

Publicidad

¿Por qué México no hace fracking si ve el éxito en Estados Unidos? La pregunta tiene su truco porque, más allá de las constantes críticas por parte de algunos grupos ecologistas por las implicaciones que tiene su uso en el medio ambiente, la respuesta puede llevar a mayor confusión: en México se hace fractura hidráulica desde hace 50 años de la mano de la petrolera nacional Pemex.

Lee: El fracking viene a México ¿qué ventajas y riesgos tiene?

Justo es lo que organizaciones como la Alianza contra el Fracking han argumentado desde hace años, aunque los datos y la magnitud de su uso no ha sido tan visibles hasta hace unos meses, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no iba a permitir su uso en el país.

Así que vamos a explicarte por partes lo que sabemos sobre el uso de fracking en México para que, a partir de estos datos, al menos tengas más información al hablar sobre el futuro de esta técnica en el país.

Publicidad

¿Qué es el fracking?

La fractura hidráulica es una técnica para extraer petróleo o gas natural de rocas con poca permeabilidad. Hay algunos tipos de rocas que, por sus características, en algún momento de su existencia atraparon pequeñas cantidades de estos hidrocarburos en su interior, y formaron extensas placas. Como si fueran barras de cereal, pero muy bien apretadas.

Las petroleras perforan pozos en vertical hasta llegar a estas barras, para luego escarbar a lo largo de estas formaciones a través de los llamados pozos horizontales. A estos tubos que navegan a lo largo de estas formaciones se les inyectan a mucha presión agua, arena y químicos para romper a nivel microscópico las entrañas de estas rocas, y así liberar el gas y petróleo que contienen.

Los grupos ambientalistas acusan que estas tareas ponen en riesgo de contaminación a los mantos acuíferos que fluyen en el subsuelo y critican el uso intensivo de agua que requiere en zonas donde a veces hay escasez de agua potable, además de la contaminación que genera la maquinaria para su extracción. Mientras, la industria defiende que la técnica se ha refinado luego de tantas décadas de uso en Estados Unidos y en otras partes del mundo como Argentina, gracias a un mejor recubrimiento de los pozos.

Publicidad

¿Se hace fracking en México?

La respuesta lisa y llana es que sí. Como te explicábamos, la fractura hidráulica sirve para sacar el hidrocarburo de las rocas de baja permeabilidad y la más famosas de éstas es la lutita o shale en inglés.

En Estados Unidos, el gran uso del fracking sirve para romper estas rocas que se encuentran en el sur del país vecino, justo con la frontera con México. Pero no sólo sirve para romper este tipo de rocas, que entran dentro de la categoría de los yacimiento no convencionales (las aguas profundas también entran aquí, y no involucran a las lutitas). Pemex lleva décadas usando el fracking para lograr sacar más hidrocarburos de sus yacimientos convencionales, explica Ramses Pech, experto en el sector, y que ha trabajado para Pemex y otras compañías en este tipo de tareas desde los años 90.

“La fractura hidráulica de hecho nace para extraer hidrocarburos en los pozos convencionales, mucho antes del éxito del shale en Estados Unidos”, dice Pech.

Así que el fracking lleva bastante historia en el país.

“Se ha identificado que 8,457 pozos terrestres han tenido actividad de fracturamiento hidráulico en su historia, lo que representa 43% del total de pozos terrestres. Sólo 27 de estos pozos han sido perforados con objetivos no convencionales”, dice la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), el regulador que vigila y tiene los datos de todo lo que ha pasado en la historia del sector petrolero en el país.

Como viste, la gran mayoría de las tareas de fracking se han empleado en campos en tierra y, casi en su totalidad, en zonas con recursos convencionales. Sólo 27 se han destinado para buscar hidrocarburos en no convencionales, en específico, en zonas aledañas a las cuencas donde Estados Unidos produce petróleo y gas natural provenientes del shale.

¿Producimos petróleo y gas con fracking?

Sí, pero antes de darte la cifra te adelantamos que, de esos 27 pozos de los que te platicamos arriba, ninguno ha tenido éxito comercial, así que México no produce shale oil ni shale gas como lo hacen en Estados Unidos. Pero hay otros 115 bloques petroleros en el país, con recursos convencionales, que producen 195,000 barriles promedio diario en la actualidad, y que usan esta técnica para complementar sus tareas de extracción.

“A la fecha, estos 8,457 pozos han recuperado 1,476 millones de barriles de aceite y 12,038 millones de pies cúbicos, equivalentes a 3,884 millones de barriles de petróleo crudo equivalente. Esta producción representa 7% de la producción histórica en el país”, explica la CNH. La Comisión aclara aquí que estas cifras de extracción no implican que todo el crudo o gas que se extrajo se dio gracias a esta técnica, sino que su uso estuvo involucrado dentro de estos pozos.

¿Dónde se hace fracking en México?

El 80% de los pozos que usan o han usado esta técnica se ubican en Tamaulipas (2,734), Veracruz (2,270) y Nuevo León (1,776). Los datos más exactos los tiene Pemex, aunque el regulador ha dicho que trabaja en un listado más a profundidad para que puedan ubicarse dentro de su catálogo en línea.

¿El fracking es ilegal en México?

No. Esta técnica no es ni ha sido prohibida en el país. Sólo no ha estado del todo regulada. Durante el sexenio pasado, y ante el deseo de la pasada administración de abrir las puertas para que privados pudieran explorar las áreas donde se cree existen grandes reservas de shale en México, se crearon legislaciones en materia de hidrocarburos, ambientales y de protección del agua, para vigilar su uso. Las leyes siguen vigentes y la actual administración no las ha derogado.

¿Sólo Pemex hace fracking?

Parece ser que no. Si bien sabemos que la petrolera ha sido por años la única que ha usado esta técnica, 31 bloques que perdió tras la reforma energética y que se licitaron durante la pasada administración contenían 695 pozos donde se había usado esta técnica. Así que es probable que los privados continuaran con su uso, dice Pech. Además, Pemex subcontrata este tipo de trabajos con fractura hidráulica a firmas internacionales desde hace años, agrega el especialista.

¿Entonces Pemex no ha frenado el fracking?

El gobierno dio a entender que la compañía iba a dejar estas tareas. Además se había unido una propuesta por parte de integrantes de la bancada de Morena, el partido en el gobierno, donde sí se tenían la intensión de prohibir el uso de la fractura hidráulica.

Pero todo apunta a que Pemex sigue usando o interesado en el fracking. El regulador aprobó en febrero trabajos en otras áreas que iban a usar esta técnica (AE-0381-2M-Pitepec, AE-0382-2M-Amatitlán, AE- 0385-2M-Soledad y AE-0386-2M-Miahuapán). La CNH ha apuntado que se producen 195,000 barriles diarios de hidrocarburos de pozos con intervención de la fractura hidráulica.

¿Más interés? Bueno, Pemex quiere destinar 5,200 millones de pesos (mdp) para 2020 al proyecto donde justo ha realizado los 27 pozos en formaciones no convencionales, un incremento del 47%, en términos reales, respecto al año pasado. Así que, sí, el fracking vive en México.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad