Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Miguel Quintana Pali, el hombre que construyó Xcaret vendiendo sus muebles

Después de 30 años de operar los parques en la Riviera Maya, el empresario comparte algunos secretos de su liderazgo y cómo ha consolidado su imperio.
vie 18 octubre 2019 12:51 PM
Miguel-Quintana-Xcaret
Para Miguel Quintana, CEO y fundador de Xcaret, garantizar la operación del parque está por encima de los dividendos a los socios.

Miguel Quintana es arquitecto e incursionó desde muy joven en el emprendimiento, vendiendo artículos decorativos y muebles en la Ciudad de México. Pero su verdadera vocación la encontró en un viaje a Quintana Roo. En sus manos tenía cinco hectáreas de terreno dentro del Rancho Xcaret, que iban a ser convertirse en una casa de campo hasta que tuvo una mejor idea: construir un parque de atracciones naturales y culturales.

Ese parque es Xcaret, que ha consolidado en materia de sustentabilidad y que, en 30 años (se inauguró en 1989), se ha convertido en un imperio del entretenimiento en la Riviera Maya.

Publicidad

El terreno inicial no era suficiente para mostrar el atractivo natural de la región, por ello acordó anexar 60 hectáreas más a su sueño. Y aquí entraron en escena los hermanos Óscar, Marcos y Carlos Constandse, quienes en tres décadas también han cimentado su negocio familiar en los parques de Xcaret.

“La transición a parquero fue un proceso de varios años", explica Quintana. "No solté las tiendas hasta que los parques funcionaran solitos, pero el ‘quemar mis naves’ en la Ciudad de México y brincarme a Quintana Roo fue una aventura con riesgo bien medido, aunque fue un cambio tanto de negocio como de vida personal, de la ciudad a Quintana Roo, de tendero a parquero”, señala.

Su negocio se transformó en pocos años, aunque la pasión por el emprendimiento siempre construyó su camino. Sus sucursales de muebles nacieron de préstamos bancarios y cuando se volvieron rentables comenzó a operar más. El mismo riesgo que Quintana corrió al abrir, después de Xcaret, los parques Xel há, Xplor, Xoximilco, Xenses, Xavage y, el próximo, Xibalbá.

Publicidad

“Yo era profesionista, no comerciante, y el día que decidí hacer mis tiendas comencé desde cero. Pedí un pequeño préstamo y abrí una tienda, esa creció y abrí otra. (Con los parques) fue el mismo riesgo, pero cuando decidí tomarlo ya tenía el sustento de las tiendas. El riesgo real fue cuando decidí deshacerme de las tiendas y vivir de los parques porque además era un negocio que estaba compartiendo con socios”, relata.

En estos años el empresario también comprendió que él y sus socios no solo operaban parques, sino que también se habían convertido en 'turisteros', pues además del entretenimiento dentro de sus instalaciones eran responsables de mostrar las bellezas naturales y sitios arqueológicos de la zona de Cancún. Así fue como su evolución se dio a la apertura del primer hotel de la marca bajo el sello all-fun inclusive, con el propósito de complementar la experiencia de visitas.

“Hace dos años nos dimos cuenta de que los visitantes no solo buscan hotel y playa, sino también convivir con nosotros y nuestras actividades, fue cuando decidimos hacer nuestro primer hotel porque ya teníamos el entretenimiento. Ese ha sido nuestro éxito porque somos la única empresa que puede brindar unas vacaciones integrales, tú solo debes llegar al destino y nosotros nos encargamos de divertirte”.

Publicidad

Poner a los parques por delante de los intereses personales es uno de los lemas de Miguel Quintana Pali, con lo que asegura que habrá más diversión en el futuro. Siete años atrás él y sus socios crearon un fideicomiso al que se destinan entre 13% y 18% de los ingresos anuales de los parques para el mantenimiento de los complejos, sobre todo en caso de desastres naturales.

“Primero se arregla la desgracia, antes de repartir utilidades a los socios. Los parques están por delante y con este fideicomiso garantizamos su supervivencia por muchos años por arriba de los intereses de nuestros sucesores", explica el empresario.

A la hora de hablar de la confianza para invertir en México, el empresario comenta que el país es un destino seguro para hacer, pues considera que el turismo a nivel mundial está creciendo. Xcaret, por su parte, busca continuar a la vanguardia y rejuvenecer sus conceptos. "Eso hace que los turistas que ya nos visitaron vuelvan a hacerlo. Una cuarta parte de los visitantes anuales ya lo había hecho anteriormente y regresan con nosotros”.

“Cada parque se ha hecho en el momento necesario, ha sido una evolución programada. A medida que se han construido nuevos hoteles y han llegado más visitantes hemos abierto parques, yo diría que uno cada tres o cuatro años. Hemos llenado la necesidad de entretenimiento en la zona y nuestro proyecto es seguir haciendo parques. Actualmente estamos trabajando en uno en Yucatán, de cenotes, que vamos a abrir al final del año que entra”, adelanta, sin querer ofrecer más detalles.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad