Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El regulador antimonopolios recomienda abrir aeropuertos a servicios tipo Uber

La Cofece recuerda que el modelo de permisos para los sitios de taxis ha derivado en prácticas monopólicas que la propia Comisión ha sancionado.
mié 30 octubre 2019 12:47 PM

La regulación para el acceso de servicios de transporte de pasajeros a los aeropuertos en México ha elevado los costos para los usuarios y restringido de manera artificial el servicio, lo que no sólo ha dañado a los consumidores sino a los propios taxistas que trabajan de manera exclusiva para estos servicios, dice la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

El modelo restringido para permitir los servicios de transporte desde el aeropuerto ha derivado en múltiples investigaciones y sanciones por parte del regulador antimonopolios, por lo que las autoridades deben analizar si funciona para fomentar tanto la competencia como mejores precios a lo usuarios.

Publicidad

“Actualmente en el mercado de servicios de taxi en los aeropuertos, la normativa otorga a los administradores aeroportuarios la capacidad de restringir artificialmente la oferta por dos vías. La primera, al solicitar que los permisionarios cuenten con contratos con los aeropuertos para brindar el servicio; y la segunda, al establecer como uno de los requisitos en la obtención del permiso otorgado por la SCT, la opinión emitida por el aeropuerto”, dice la Cofece en una nota publicada este mes.

Si bien la normatividad actual exige contar con un permiso especial por parte de la SCT para dar el servicio de taxi en el aeropuerto, en la práctica cada entidad se ha mostrada más o menos laxa con esta prohibición. En el caso de la Ciudad de México, a pesar de las fricciones, sobre todo en los primeros meses de introducción del servicio, los usuarios pueden subir a un auto que use alguna de estas plataformas de transporte bajo demanda.

Pero el gobierno ha pedido a la Guardia Nacional apoyar a la Secretaría de Trasporte y Comunicaciones (SCT) en la vigilancia de que los servicios de transporte de pasajeros basados en la economía compartida como Uber, Cabify, Beat o Didi, luego de presiones de los gremios de taxistas para frenar el acceso de este tipo de plataformas a los aeropuertos, según un comunicado emitido por la Secretaría de Gobernación.

El regulador antimonopolios ha emitido opiniones a favor de modificar estas regulaciones para abrir el mercado tanto a dar más permisos, como a permitir que puedan usarse otros servicios como los basados en la economía compartida.

Publicidad

“Es necesario eliminar todo tipo de barreras a la entrada generadas por la normativa existente, así como identificar y eliminar posibles cláusulas que limiten la competencia en los contratos entre los aeropuertos y las agrupaciones de taxi, establecer procesos de licitación para asignación de nuevos contratos para incrementar el número de competidores y definir criterios claros en la obtención de los permisos”, dice la Cofece en el documento Servicios de taxi en los aeropuertos de México.

La Comisión recuerda tres casos en los que este tipo de restricciones los ha llevado a multar a sitios de taxis en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y en el Aeropuerto Internacional de Cancún (AIC).

La Cofece multó al AICM con 63 millones de pesos (mdp) derivado de una investigación donde determinó que el aeropuerto estableció cláusulas discriminatorias para impedir el acceso a nuevos sitios de taxis a sus instalaciones .

En 2017 la autoridad multó con 23.6 mdp a cinco agrupaciones de taxis y cuatro personas físicas por coordinarse en el cobro de sus tarifas a los pasajeros, al contratar a una consultora para que modelar una estructura de tarifas que todos debían seguir hasta 2021. Esto derivó en un daño hacia los usuarios de 772 mdp que usaron sus servicios entre 2011 y 2015.

En 2019 la Cofece impuso una multa de 72 mdp al aeropuerto de Cancún debido a que se negó a dar acceso a tres nuevos participantes a sus instalaciones.

La Comisión añade que este tipo de restricciones también afecta a los sitios de taxi porque les impide tomar pasaje una vez que completa su servicio, lo que implica regresar vacíos a sus respectivos aeropuertos.

“Adicionalmente, el otorgamiento de permisos de autotransporte de pasajeros desde los aeropuertos se ve afectado por una decisión discrecional por parte de los administradores aeroportuarios, debido a que la norma no establece los supuestos que se deben considerar para emitir opinión favorable”, dice la Cofece.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad