Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Siria busca una segunda oportunidad para reactivar el turismo a su país

Desde 2010, el flujo de turistas al país se ha desplomado, pero con nuevas inversiones tiene una esperanza de recuperarse, cuenta a Expansión Gaith Al Farah, su viceministro de turismo.
sáb 25 enero 2020 11:57 AM
FILE PHOTO: A general view of the Marjeh Square in Damascus
Antes de 2010, el turismo aportaba 14% del PIB sirio, lo que la convertía en la industria que más contribuía a la economía sólo por detrás de la petrolera.

Madrid, España. Las consecuencias de la guerra para el turismo sirio han sido devastadoras. En una década, el conflicto —que comenzó como un levantamiento contra el presidente Bashar Al Asad y derivó en una guerra civil entre varias facciones, dejando cerca de 400,000 muertos y millones de desplazados— le ha costado al país una contracción en su flujo de visitantes de 6 millones en 2010, a aproximadamente 480,000 registrados en 2019.

Pero Siria ya vislumbra una luz al final del túnel con nuevas inversiones en puerta, según cuenta a Expansión Gaith Al Farah, el viceministro de turismo.

Publicidad

La labor para recuperar la confianza de turistas y empresas ha sido contracorriente, afirma, principalmente por el tema de la inseguridad, que es el principal freno actual para la recepción de visitantes.

“El turismo, por lo general, está vinculado a la situación de la estabilidad y la seguridad en cualquier país. Ahora, el turismo en Siria tenía un rol muy importante. Hay planes para reactivar ese rol del turismo en todo el país, en las zonas controladas y liberadas”, dice en entrevista en el marco de la 40 edición de la Feria Internacional de Turismo que se celebra en Madrid.

Recomendamos: Así cambió Siria con las últimas decisiones de Trump, Putin y Erdogan

A la fecha, las autoridades aseguran que 90% del país tiene estabilidad, producto del avance del ejército árabe sirio. Sin embargo, algunos de los grandes emisores de turistas en el mundo, como Estados Unidos, mantienen una alerta para evitar visitar el país desde 2011.

Las últimas estimaciones disponibles de la Organización Mundial del Turismo refieren que, en 2010, Siria percibió 8.5 millones de visitantes, de los cuales, según datos del gobierno, 6 millones eran turistas, quienes realizaron en aquel momento un gasto de 6,308 millones de dólares. Ahora, la ambición del gobierno sirio es registrar nuevamente cifras similares a las de 2010.

Publicidad

Una parte de esta estrategia consiste en la rehabilitación de la infraestructura turística del país y de complejos hoteleros y restauranteros, que incentiven no sólo el regreso de los turistas, sino también la inversión privada, explica Al Farah.

“En 2019, el ministerio de turismo de Siria hizo un encuentro para inversión turística. Había proyectos para ofrecer terrenos o zonas fértiles, preparadas para la inversión turística. Empresas de Rusia, Irán, China, así como nuestros hermanos de Omán, van a participar en ese sector del país”, dice el viceministro, y agrega que actualmente hay 10 empresas interesadas en invertir activamente, como la cadena hotelera BlueBay.

Recomendamos: Así cambió Siria con las últimas decisiones de Trump, Putin y Erdogan

La presencia de las cadenas hoteleras se ha dado en el país desde la década de los 80, con firmas internacionales como Sheraton y Le Meridien, una tendencia que pretende retomarse con eventos como encuentros de promoción de inversiones realizados en Siria.

"Todos son bienvenidos"

Históricamente, el turismo sirio se ha dividido en tres categorías: el cultural, con visitantes provenientes principalmente de Europa y América Latina; el religioso, con turistas cristianos y musulmanes; y el de vacaciones, cuya mayoría proviene de países del Golfo Pérsico y Rusia.

Publicidad

Recomendamos: ¿Quiénes son los kurdos y cuál es su papel en la guerra de Siria?

Sin embargo, desde el conflicto interno del país, un segmento importante de turistas occidentales está conformado por periodistas. “Vienen para ver lo que realmente pasó en Siria, para trasladar este mensaje a su pueblo o país”.

Según datos de la ONU, alrededor de 5 millones de sirios han abandonado el país desde el estallido del conflicto, y se necesitarían 3,200 millones de dólares para ayudar a 13.5 millones de personas que permanecen en el país, por lo que las necesidades de la región son significativas. “Puede venir cualquier persona de cualquier país. Todos son bienvenidos”, concluye el viceministro.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad