Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué produce Pemex Fertilizantes? Una pérdida de 27,000 mdp en 4 años

Las plantas deberían ganar más de 2,000 mdp al año para pagar lo que se ha invertido en ellas, pero arrastran deudas y fallas que impiden su pleno arranque.
lun 24 febrero 2020 05:02 AM
(Obligatorio)
La petrolera estatal ha aportado a capital 28,086 mdp en estos cuatro años, sin que lograran revertir la situación de los tres complejos de Pemex Fertilizantes.

La apuesta de la administración de Enrique Peña Nieto para que Pemex regresara al mercado de fertilizantes y se redujeran las importaciones de estos productos ha causado cerca de 27,000 millones de pesos (mdp) en pérdidas netas para la petrolera estatal que, durante la dirección de Emilio Lozoya Austin, realizó las polémicas compras de las plantas Fertinal y Agronitrogenados. Y que aún arrastran deudas y fallas que las tienen produciendo, antes que fertilizantes, pérdidas.

Publicidad

Pemex Fertilizantes (PFERT), que agrupa a estos dos complejos junto con el de Cosoleacaque, acumula una pérdida neta de 27,158 mdp entre 2014 y 2018, los ejercicios analizados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la tercera entrega de su Cuenta Pública 2018.

Lee: La ASF pone en duda la pronta reactivación de la ‘planta chatarra’ de Pemex

La subsidiaria de Pemex pierde este dinero porque no ha logrado poner en marcha su plan inicial de integrar una cadena de producción que involucraba que sus tres plantas funcionaran.

La historia más conocida hasta ahora es la de Agronitrogenados, bautizada como Pro-Agroindustria, cuando Pemex la compró por un monto de 624 millones de dólares en 2014. Las plantas que integraban a este complejo que pertenecía a la acerera regiomontana AMHSA, de Alonso Ancira, tenían una antigüedad de 30 años, y arrastraban un desuso de 14 años cuando se dio la operación (ahora suma casi 19 años).

Así que Pemex ha tenido que realizar fuertes inversiones para recuperar al menos las dos plantas de elaboración de Urea, lo que lograron a principios de 2018, según el reporte de la ASF. A pesar del multimillonario rescate de 443 mdd en trabajos de rehabilitación, la puesta en marcha del Pro-Agro está frenada porque requiere del amoniaco y CO2 que produce la planta de Cosoleacaque, que arrastra sus propios problemas técnicos y financieros, según otro informe presentado por ASF durante esta tercera entrega.

Publicidad

Lee: ¿Por qué han detenido a Emilio Lozoya?

Fertinal (Pemex Fertilizantes Pacífico) sí elabora varios fertilizantes gracias a que depende de una mina en Baja California que extrae la roca fosfórica en Baja California Sur, y ha logrado importaciones desde Marruecos de este insumo, incluso a menores precios, según la ASF. Pero su aportación resulta insuficiente para cambiar la perspectiva negativa de Pemex Fertilizantes, debido a las deudas que arrastran, y a las fallas que aún presentan.

“PFERT ha perdido el 99.2% de su patrimonio, debido a los efectos negativos de las pérdidas provenientes tanto de la operación como las que se originaron por la remedición de pasivos laborales, deterioro por crédito mercantil de Fertinal, baja de activos ociosos de Pro-Agroindustria, y los deterioros anuales en las plantas de PFERT”, explica la Auditoría.

La compañía arrastra este impacto negativo a pesar de que Pemex le ha inyectado aportaciones de capital por un monto de 28,086 mdp en estos cuatro años, sin que lograran revertir la situación de los tres complejos.

El organismo que dirige David Colmenares estima que para recuperar este patrimonio aportado, Pemex Fertilizantes debe obtener una utilidad neta de 2,754 mdp por los próximos ocho años.

“Como resultado de este ejercicio, resalta el elevado costo que la adquisición de Fertinal y ProAgro ha impuesto sobre las finanzas de Pemex, derivado de las valuaciones y procesos de due dilligence que se les practicaron a estas empresas para la toma de la decisión de su adquisición, en violación del artículo 134 constitucional, párrafo primero. A lo anterior, hay que adicionar la ineficiencia operativa de la misma EPS (empresa productiva subsidiaria) en la generación de utilidades, por lo que en los próximos años estas empresas serán una carga financiera para Petróleos Mexicanos”, dice la ASF.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha comprometido a poner en marcha las actividades en estas plantas para la producción de fertilizantes para su distribución y venta en México, y aportar a la meta de la autosuficiencia alimentaria que tiene su administración.

Publicidad
Publicidad
Publicidad