Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La planta 'chatarra' de AHMSA tiene un primo hermano incómodo en Pemex

A la compra de la planta que ha llevado a la detención del dueño de Altos Hornos, se le unió la adquisición de un complejo para fertilizantes. Las inversiones, que suman 1,500 mdd, siguen sin encajar.
jue 30 mayo 2019 05:00 AM

El futuro de Emilio Lozoya está a punto de cambiar y la culpa la tiene Agro Nitrogenados, una planta que llevaba 14 años sin operar y por la que bajo su dirección, en 2014, Pemex pagó 275 millones de dólares (mdd). Pero este complejo productor de urea tiene un primo hermano que también recibió críticas por su alto costo y que poco encajaba en una cadena que pretendía ofrecer fertilizantes a mejores precios, y que hoy está parada.

En total, Pemex lleva cerca de 1,500 mdd invertidos en los últimos cinco años en un plan para relanzar la producción de fertilizantes en el país y que incluye la segunda compra, la de la planta Fertinal. ¿El saldo hasta ahora? Gastos, sospechas y la primera gran investigación judicial de la actual administración de Andrés Manuel López Obrador. Por ahora, Alonso Ancira, presidente de Altos Hornos de México (AHMSA) está detenido y sobre Lozoya pesa una orden de detención.

Publicidad
Secretaría de Hacienda explica los elementos del caso Emilio Lozoya, Pemex y Altos Hornos

No solo la Auditoría Superior de la Federación (ASF) criticó la compra de la planta Agro Nitrogenados (rebautizada Pro-Agroindustria al pasar a la estructura de la petrolera). La última dirección de Pemex en el pasado sexenio, encabezada por Carlos Treviño, alzó la voz en contra.

¿Qué ha dicho la ASF sobre Pemex Fertilizantes?

La Auditoría lleva al menos desde 2015 con la lupa puesta sobre las compras de Agro Nitrogenados y Grupo Fertinal. Esto es lo que ha dicho sobre la compra de Pro-agroindustria, realizada en 2014.

- El estudio original de la compra lo realizó Pemex Comercio Internacional (PMI), quien presentó al Consejo de Administración de Pemex la propuesta para adquirir Agro Nitrogenados por 275 mdd, además de una inversión de 200 mdd para su rehabilitación y puesta en marcha. La ASF cuestionó que fuera PMI y no Pemex Petroquímica quien presentará el caso.

- El consejo de PMI recibió la evaluación de la consultora Booz & Co. (que ahora forma parte de PwC) sobre el proyecto: “(…) la probabilidad de destruir valor económico es alta”, advertía la opinión.

Publicidad

- Pemex se dio cuenta del alza en los precios de los trabajos para la rehabilitación de la planta, por lo que el presupuesto final de la adquisición pasó de 475 mdd a 760 mdd.

Publicidad

Lee: La planta chatarra que Pemex compró a AHMSA…y que o produce nada.

- La Auditoría también identificó que los consejeros de PMI pidieron explicaciones después de la compra para entender por qué no se sabía del deterioro del equipo. La respuesta de un funcionario, que no está identificado en las actas, fue que “el vendedor se opuso, ya que de hacerlo se perdería la garantía de los mismos”.

¿Y sobre Grupo Fertinal?

Pemex estudiaba comprar Grupo Fertinal como complemento a su idea de tener completa la cadena de producción de fertilizantes desde el metano (gas natural), amoniaco (en el complejo de Cosoleacaque) y urea (con Pro-Agroindustria).

Pero la ASF también tuvo trabajo con esta operación:

- Un consejero de Pemex cuestionó la adquisición de Fertinal, al considerarlo un activo que no era sostenible, según datos del acta de la sesión extraordinaria 890 del Consejo de Administración de Pemex, del 22 de mayo de 2015.

- La consultora Strategy &, de PwC (que compró a Booz & Co) identificó que “esa unidad de negocios, antes de ser adquirida, presentaba Rendimiento sobre capital (ROE) en niveles mínimos o por debajo de los comparables, situación que se debía a la baja rentabilidad de la empresa en los últimos años”.

- Pemex oficializa la compra a inicios de 2016 por 635 mdd, pero la compañía a inyectado al menos 120 mdd al proyecto para hacerlo viable.

¿Y qué ha dicho Pemex?

La administración de Carlos Treviño, la última del sexenio de Enrique Peña Nieto, aceptó que recibió a esta parte del negocio con una grave decadencia. Pemex, en uno de sus Libros Blancos de 2018 señaló que había recibido una planta con 30 años de antigüedad, 14 de ellos inactivos, y con un equipo en “extremo deterioro, que requería una gran inversión para su rehabilitación y puesta en marcha”.

Los trabajos de la firma Avianza, que se había encargado de la rehabilitación de la planta, no habían concluido en 2016. “Esta planta recibió una fuerte inversión entre 2013 y 2015, y en 2016 se entregó inconclusa a la presente administración y sin claridad sobre los trabajos e inversiones necesarios para culminarla”, dice la compañía.

Pemex intentó echarla a andar el 10 de mayo de 2018, pero tuvo que interrumpir actividades por la falta de insumos provenientes del complejo de Cosoleacaque, que no ha producido amoniaco desde mediados del año pasado por falta de suministro gas natural por parte de Pemex.

Tampoco le fue bien con Grupo Fertinal. La pretrolera admite, abiertamente, que recibió esta empresa en quiebra. “En diciembre de 2015, cuando Pemex adquirió la empresa, ésta presentaba pérdidas en su flujo mensual por 12 mdd. Fertinal técnicamente estaba en quiebra. Asimismo, la empresa se entregó a Pemex con capital de trabajo negativo”, agrega el Libro Blanco.

La compañía tuvo que inyectarle 120 mdd para reponer su capital de trabajo y hacer inversiones. Ahora, Fertinal tiene la capacidad para cubrir el pago de una parte de su deuda de 425.8 mdd, pero no genera lo suficiente para cubrir el restante 209.2 mdd.

¿Qué va a pasar con Pemex Fertilizante?

El gobierno de López Obrador tiene el objetivo de sacar adelante la cadena de fertilizantes invirtiendo en la planta de Cosoleacaque, el complejo inaugurado en 1968 que produce el amoniaco. Sin embargo, lleva casi un año sin producir debido a la falta de gas natural por parte de Pemex Exploración y Producción.

“Si no se eleva la producción de gas natural, nada de esto va a funcionar”, apunta Adrián Duhalt, investigador del Instituto Baker de la Universidad de Rice.

El especialista recuerda que Pemex no se encargaba de la producción de urea, sino que las plantas formaban parte de Fertimex, una empresa estatal que formó parte de la privatización de firmas de los años 90.

De hecho, Grupo Fertinal también formaba parte de Fertimex, que al ser privatizada en 1992, pasó a manos del político priista Rogelio Montemayor Seguy.

Duhalt agrega que aún puede resultar una buena decisión apostar por revitalizar el mercado de fertilizantes en el país, pero será necesaria inversión y, sobre todo, elevar la disponibilidad de gas natural para alimentar las plantas.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad