Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los pasivos de Pemex crecen en 2019 y tocan los 3.88 billones de pesos

Las deudas con proveedores a corto plazo crecieron 23.3% y los pasivos laborales se dispararon 34.8%.
jue 27 febrero 2020 01:00 PM
XPA_WEB_CORPORATIVO_PEMEX_005.jpg
Los 20 campos prioritarios aportaron a la fecha 50,000 barriles promedio diario a la extracción total de la compañía, y llegarán a los 256,000 barriles.

Los pasivos de la petrolera estatal Pemex crecieron en 2019 para tocar los 3.88 billones de pesos, debido en parte al incremento de 23.3% en las deudas de corto plazo a sus proveedores y a un brinco de 34.8% en el pasivo laboral de la compañía.

Publicidad

Lee: Pemex duplica sus pérdidas en 2019 y llegan a los 346,000 mdp

La deuda financiera a largo plazo tuvo una mejora al reducirse en 8.1% para cerrar en 1.74 billones de pesos, gracias a las inyecciones de capital realizadas por el gobierno durante 2019 . Pero esta caída no logró compensar el alza en otros rubros que llevaron a los pasivos totales de la compañía que dirige Octavio Romero Oropeza.

Los pasivos de la compañía aumentaron 10% a diciembre de 2019 respecto a los 3.53 billones de pesos de 2018, viendo un alza tanto en las deudas que tiene que liquidar en el corto plazo, como en los compromisos de la empresa a largo plazo, según cifras de su reporte financiero al cuarto trimestre de 2019.

La deuda a corto plazo con proveedores sumó 184,817 millones de pesos (mdp), un incremento de 23.3%. La cifra se da en medio de reclamos de contratistas de Pemex por la falta de pagos de trabajos realizados el año pasado.

La deuda financiera a corto plazo se incrementó en 27.7%, aunque la compañía realizó operaciones financieras en enero y febrero para reducir estos montos durante 2020, y que no se ven reflejados en este reporte financiero, dijeron directivos de la empresa en una conferencia con analistas este jueves.

El pasivo a corto plazo de Pemex creció 18.7% para cerrar en 531,316 mdp en 2019.

Los pasivos a largo plazo subieron 8.7% para cerrar en 3.35 billones de pesos, debido a un incremento de 34.8% en los pasivos laborales de la compañía, que llegaron a los 1.45 billones de pesos.

El gobierno anterior absorbió parte de estos pasivos de la petrolera estatal debido a los costos crecientes que iban suponiendo dentro de sus resultados financieros cada trimestre, al tener que hacer frente a los pagos de una cantidad cada vez más grande de trabajadores que se jubilaban. Esto logró contener la masa de pasivos laborales por unos años, aunque han vuelto a subir en los últimos trimestres.

El costo neto por los beneficios a empelados, que se refiere a los pagos que tiene que erogar Pemex en cada trimestre por jubilaciones y pensiones, creció 1.3% en 2019 frente a 2018, al llegar a los 116,156 mdp, mientras que en el cuarto trimestre cayó en 0.7%.

Este rubro se aceleró 6.1% entre 2017 y 2018, y había disminuido en 2016, luego de la inyección de capital del gobierno en 2015 que frenó el alza en este indicador.

Publicidad
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad