Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Movimiento de mujeres_banner desktop Home Política_2
Movimiento de mujeres_Galería desktop Home Política
Publicidad

Nuestras Historias

#UnDíaSinNosotras: Así se vivió el día en las zonas empresariales de la CDMX

En las zonas de Reforma y Santa Fe había pocas mujeres trabajando, y la mayoría de quienes tuvieron que hacerlo llevaban una prenda morada, en apoyo al paro nacional de mujeres.
lun 09 marzo 2020 04:16 PM
Un día sin mujeres
Muchas oficinas sólo tuvieron presencia masculina.
Publicidad

Esta ausencia se reflejó en las recepciones de edificios clave para la actividad empresarial de la ciudad, como la Torre Mayor. “El ingreso ha sido muy rápido, con mucha menos gente. Pensé que sí iban a venir más mujeres”, dice personal de vigilancia del edificio, que también alberga al exclusivo Club 51. Apenas ocupa dos de las ocho filas de registro que tiene, pero eso sí, con dos chicas atendiendo.

Este es también el caso de la Torre BBVA, una empresa que dio a sus trabajadores la libertad de ausentarse hoy, una prestación que no se hizo extensiva a todos los huéspedes del inmueble. “Se les dio el día a las trabajadoras, pero las recepcionistas son de una empresa privada y tuvieron que venir”, explica personal del edificio.

Crónica| Mujeres unen voz y cimbran México con reclamo de alto a la violencia

Los destellos de mujeres en sus actividades diarias apenas se asoman en otros lugares. Una mujer revisa el celular con una mano mientras con la otra apoya su rostro en el mostrador de un establecimiento vacío de Santa Clara. Unos locales después, tres mujeres atienden apresuradamente un flujo cotidiano de clientes en un Starbucks, de la operadora Alsea, donde las colaboradoras no pudieron faltar.

“Todas las baristas son mujeres, imagínate. Aquí no cerramos ni en emergencias. Ayer que fue la marcha, abrimos”, comenta una de las trabajadoras, mientras mira en dirección al Ángel de la Independencia, donde pueden leerse desde consignas como “Aquí no pasa nada”, hasta otras como “Las cuerpas en resistencia” y “Consciencia colectiva”.

El monumento no dejó de recibir visitantes hoy. Junto a él, la activista Julia Klug encabeza una guardia que ondea banderas con la paloma de la paz frente a la columna. Está en contra del paro de mujeres.

Un día sin mujeres
En muchos negocios de belleza, la ausencia de mujeres se noto particularmente.

Publicidad

"No se me hace que deje ningún beneficio. Ayer marché, llevaba un niño con hojas en brazos porque me han intentado matar. Mi forma de exigir nuestros derechos es a través de la paz”, dice.

Del otro lado de la avenida, en la Torre del Ángel, una mujer con un gafete de acceso en la cintura y cigarro en mano observa la avenida con sentimientos encontrados.

–No estoy de acuerdo (con el paro). Creo que todos somos iguales.

–¿Les dieron libertades para ausentarse hoy?

–No, nos dijeron que nos lo descontarían de las vacaciones...

En otros lugares, el paro hizo la diferencia en establecimientos como la tienda de maquillaje y cosméticos MAC. En el centro comercial Reforma 222, tres hombres platican mientras el día pasa en un local donde normalmente se cuentan ocho colaboradores, y que quedó abandonado no sólo ante la falta de cinco mujeres, sino también de consumidoras. “Hemos tenido como un 10% de menos afluencia”, explica uno de los trabajadores.

Un día sin mujeres
Las mujeres de la Ibero hicieron sentir su ausencia este 9 de marzo.

Publicidad

Sin embargo, en los restaurantes, el personal femenino prevalecía en cadenas como Vips y Sanborns. "Las cocineras sí faltaron, pero las meseras no podemos porque dejamos de cobrar propinas”, dice una de las trabajadoras en la Zona Rosa de la cadena propiedad del magnate Carlos Slim.

Galería: Así estuvo la Ciudad de México en #UnDíaSinNosotras

En este cuadro de la alcaldía Cuauhtémoc, la ausencia de las mujeres particularmente se notaba en negocios del segmento de belleza. En la calle Hamburgo está Ricardo, por ejemplo, un trabajador de un salón de belleza que hoy corre a su cargo, cuando normalmente las tijeras y las secadoras se hacen oír en manos de otras cinco trabajadoras. “No podía cerrar, pero apenas vino el segundo cliente. Normalmente, con las citas ya era para que hubieran venido unas cinco, seis personas”, señala al filo de la una de la tarde, mientras espera que termine la jornada para retomar el ritmo. “Lo bueno es que no es de siempre, ¿verdad?”.

Paseo de la Reforma
En la principal avenida de la ciudad, apenas se veían mujeres que acudieron a las oficinas.

Y en Santa Fe...

En otra zona de negocios de la capital, en Santa Fe, las calles vacías, la ausencia de embotellamientos en calles y avenidas, el transporte público 'semiabandonado' reflejaron la falta de mujeres que acudieron a trabajar.

La sensación era extraña: salir a la calle y no ver a ninguna mujer; abordar el transporte público, y notar que solo hay ocho pasajeras; recorrer las calles de la zona de corporativos de Santa Fe, y apenas cruzarse con trabajadoras caminando por las calles... Pocas mujeres fueron a las oficinas, y la mayoría de las que estaban laborando o caminando por la calle llevaban una prenda morada, en apoyo al paro nacional de mujeres.

Un día sin mujeres

Después de unos minutos recorriendo las calles, en el interior de la Universidad Iberoamericana también había muy pocas estudiantes y los estacionamientos estaban con pocos vehículos, algo poco usual. Los pasillos solo eran transitados en su mayoría por hombres. No había maestras en las aulas. Casi no había mujeres, en una institución donde más del 50% de su matrícula estudiantil es de alumnas.

Si el objetivo del paro era hacer notar la importancia de las mujeres en la economía y las instituciones educativas, en este lugar el mensaje se recibió alto y claro.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad