Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

El desplome del precio del crudo acelera la baja en la gasolina

La caída en los mercados energéticos se ve reflejada en lo que pagan los automovilistas en México, pero al final esto puede presionar las finanzas de Pemex.
mar 24 marzo 2020 05:00 AM
Fuel pump in a gas station.
El precio promedio de este lunes es además el más bajo desde el 23 de enero de 2018 cuando el litro de Magna promedió 16.89 pesos por litro, según cifras de la CRE.

La fuerte caída en los precios del petróleo se ha reflejado en una baja en el costo de ir a cargar gasolina en México, un efecto que se ha acelerado en los últimos 10 días, aunque las reducciones se han visto más acentuadas en algunos estados, según cifras de la consultora Petrointelligence.

Publicidad

Lee: Pemex, el peso y la falta de competencia frenan la bajada de la gasolina

El descenso que se vive ahora en las bombas despachadoras se debe a la caída en el precio internacional del petróleo, que se ubica en sus menores niveles en 18 años, debido a la guerra comercial abierta entre Arabia Saudita y Rusia por la falta de acuerdo para afrontar la caída de la demanda que se verá por las consecuencias de la pandemia del COVID-19.

Lee: La mezcla mexicana se derrumba 73% en lo que va de 2020

Los precios promedio de la Magna, el combustible más vendido en el país, registran una baja de 13.4% en lo que va del año, al promediar 16.90 pesos por litro a nivel nacional, según cifras de la consultora especializada en el seguimiento de precios de más de 11,000 estaciones en el país.

El precio promedio de este lunes es además el más bajo desde el 23 de enero de 2018 cuando el litro de Magna promedió 16.89 pesos por litro, según cifras de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

El gobierno había quitado los controles de fijación de precios en los combustibles que había mantenido por décadas sobre los costos que se ofrecían en las estaciones de servicio, y comenzó a usar el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) para modular el alza y baja de los precios de las gasolinas al público.

Lee: ¿Pemex pasará la tijera a su plan para sobrevivir a la caída de los precios ?

La baja en los precios de las gasolinas en México se han dado a pesar de que el gobierno mantiene el cobro del IEPS en su máximo nivel, es decir, sin los estímulos fiscales que usa la Secretaría de Hacienda en otras ocasiones para mitigar los aumentos en el mercado internacional.

El costo promedio para los automovilistas aceleró su caída entre el 18 y 21 de marzo, con bajas diarias que rondaron entre 1.72% y 2.44%, los mayores descensos desde que se liberaron los precios de la gasolina, según cálculos de Expansión con cifras de PetroIntelligence.

Publicidad

Malas noticias para el negocio y para Pemex

El mercado estadounidense ha visto una mayor transferencia de estas caídas en el promedio nacional, aunque los costos por estado varían dependiendo del nivel de impuestos de cada gobierno. Los precios de la gasolina que se importa desde Estados Unidos también se encuentran en mínimos al menos desde 2017, y promedian 2.13 dólares por galón, lo que implica una baja de 18.8% en lo que va del año, y de 5.7% respecto a la semana pasada, según cifras de Gas Price AAA.

Pero esta caída en los precios del petróleo, que por lo general implican buenas noticias para el negocio de las gasolinas, puede generar complicaciones para el negocio de la refinación, dice Santiago Arroyo, experto en temas de refinación.

“Ahora con la baja sí hay un cierto beneficio para el consumidor final. Pero ya vemos noticias donde las refinerías de la Costa Este de Estados Unidos piensan cerrar plantas ante los bajos márgenes que se esperan para este negocio, debido a la caída en el precio de la gasolina”, explica el analista.

Los precios de los futuros de la gasolina que se usa para su venta al mayoreo cerraron en 41 centavos de dólar por galón este lunes, la cifra más baja jamás registrada, cuando a inicios de este mes se ubicaban en 1.38 dólares por galón, según datos del portal Investing.com.

Publicidad

Esta reducción implica que las utilidades de los refinadores se acortan a pesar de las fuertes caídas en los barriles de petróleo, y al final presiona a toda la cadena de importadores, almacenistas, comercializadores y estaciones de servicio, dice Arroyo.

“Pemex va a ser el más afectado por este efecto, y en algún momento puede intentar compensar la caída en estos precios aumentando otros costos como los de logística, para frenar en algo la pérdida que está viviendo tanto en la importación como en la refinación de su propia gasolina”, dice el analista.

El negocio de Pemex también puede tener efectos negativos derivado de un menor consumo que se espera por las consecuencias de las medidas que las autoridades han tomado para frenar los contagios del virus.

México importa cerca de 70% de los combustibles que se consumen, mientras que Pemex llega a tener márgenes de refinación negativos, es decir, pierde dinero por cada barril que procesa.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad