Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La venta de autos cae menos de lo esperado: desciende 64.5% en abril

A principios de mes, los distribuidores estimaron una caída superior al 90%. El resultado no fue tan desastroso, pero tampoco es alentador.
mié 06 mayo 2020 10:11 AM
Venta de autos
Las ventas de vehículos en abril fueron superiores a las 7,800 pronosticadas a inicios de mes.

Durante abril, el primer mes completo que México vivió bajo la Jornada de Sana Distancia, se vendieron 34,903 vehículos: cuatro veces más que los 7,832 pronosticados a principios de mes, pero menos de la mitad de los que las marcas proyectaban vender antes del COVID-19.

Publicidad

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) atribuyó la caída de 64.5%, respecto a abril de 2019, al impacto negativo que ha generado la pandemia COVID-19 en la economía del país: las medidas de aislamiento social decretadas por las autoridades sanitarias para hacer frente a los contagios, el cierre de los pisos de venta de vehículos, la desconfianza e incertidumbre generada entre los consumidores y el deterioro de las condiciones económicas de la llamada clase media redujeron drásticamente la demanda de vehículos durante abril.

“A pesar de ello la comercialización de vehículos ligeros fue menos mala a lo estimado por AMDA al iniciar el mes”, dice Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

El directivo del organismo, que representa unos 3,000 puntos de venta, explicó que la disparidad entre el pronóstico lanzado a principios de abril con la cifra alcanzada se debe a que en el cálculo inicial no se incluyó la venta de flotillas, tanto del sector público como privado.

La necesidad de más ambulancias, de pickups para el movimiento de equipo médico y despensas y de vehículos para realizar el reparto de los pedidos a domicilio impulsó la venta de unidades durante abril.

Esto se refleja en los resultados obtenidos por cada marca: aquellas que en su portafolio cuentan con pickups, vanes y con versiones 'flotilleras' de sus modelos subcompactos y compactos amortiguaron mejor la caída que aquellas que no cuentan con una oferta de este tipo.

Por ejemplo, General Motors, Ford y Fiat Chrysler, que cuentan con una oferta robusta de pickups, registraron caídas de 60%; mientras que Nissan, que ha posicionado a su pickup NP300 como la líder del segmento y que cuenta con exitosos modelos flotilleros como el antiguo Versa y March, reportó una disminución de 62% en sus ventas, comparado con abril de 2019.

Las ventas de Renault, que tiene en su portafolio a la van de carga Kangoo, y de Volkswagen, que cuenta con el modelo flotillero Vento, con la pickup compacta Saveiro y con una oferta de vanes, cayeron 65%. Toyota, que en su portafolio tiene las pickups Tacoma y Hilux, así como los modelo Hiace y Avanza, registró una caída de 53%.

Publicidad

Estos resultados, que en un contexto prepandémico parecerían desastrosos, hoy no lo son tanto si se comparan con los obtenidos por algunas marcas premium, como Jaguar o Acura cuyas ventas bajaron 90%, y con los de otras marcas de volumen cuya estrategia comercial no apunta a las flotillas, como Hyundai, Kia, Honda y Peugeot, que registraron descensos superiores al 70%.

Las ventas de Mazda, que en los últimos años ha reenfocado su estrategia comercial para posicionarse como una marca premium dentro del segmento de volumen y que no tiene una oferta flotillera, cayeron 55%. Una muestra de que el mercado también recompra una marca que ofrece un buen servicio posventa.

Entre todas las marcas, JAC fue la que registró la menor caída: durante abril comercializó 137 unidades, 43.2% menos que en abril de 2019 cuando vendió 241. Esta marca, que llegó a México en marzo de 2017 de la mano de Inbursa y de Giant Motors, ha impulsado una estrategia basada en modelos ensamblados en México, muy equipados y con precios bajos. El crossover Sei 2 cuesta menos de 300,000 pesos.

Rosales resalta que, en general, las marcas pudieron aprovechar y atender las nuevas necesidades del mercado gracias a que, en el último año, se enfocaron en mejorar la capacidad de ejecución de las ventas a distancia, utilizando las tecnologías de la información y encontrando una mayor confianza de los consumidores para solicitar el financiamiento vía remota.

Un ejemplo de ello es Lincoln, la marca premium de Ford, que desde principios de mes diseñó una estrategia para poder vender sus modelos de forma remota que incluía videollamadas de demostración, pruebas de manejo a domicilio y la posibilidad de empezar a pagar en julio. Gracias a esto, las ventas de la marca solo cayeron 57.8% en abril.

El sector acumula en el primer cuatrimestre del año la venta de 331,580 unidades, lo que representa una disminución de 23.12% en comparación al primer cuatrimestre de 2019, cuando se registró la venta de 431,346 unidades.

Ante ello, la AMDA ha solicitado la inclusión del sector automotriz dentro de las actividades esenciales para poder reanudar operaciones en los pisos de venta. “La venta de vehículos puede reanudarse con un bajo riesgo sanitario. El gremio se encuentra preparado para adoptar los protocolos sanitarios más adecuados”, dijo Rosales.

Publicidad
Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad